Home

Nación

Artículo

Federico Gutiérrez rechaza amenaza de la primera línea a un juez
Imágenes de archivo. Federico Gutiérrez rechaza amenaza de la primera línea a un juez. - Foto: SEMANA y captura redes sociales

nación

Federico Gutiérrez explotó por decisión del presidente Gustavo Petro de liberar a los integrantes de la primera línea presos: “Queda claro que este gobierno está del lado de quienes delinquen”

El excandidato aseguró que la liberación no sería por protestar, sino por generar terror.

El excandidato presidencial, Federico Gutiérrez, cuestionó la decisión que tomó el presidente Gustavo Petro frente a los miembros de la primera línea que se encuentran detenidos por delinquir en medio de las protestas sociales.

A través de su cuenta de Twitter sentenció que el Gobierno nacional estaría del lado de quienes violan la Constitución, pues las más de 200 personas que hoy están privadas de la libertad son señaladas de incurrir en faltas ilegales.

En un trino de cinco reglones empezó diciendo: “Queda claro que este Gobierno está del lado de quienes delinquen y no de los ciudadanos que cumplen la ley”, reprochó.

El malestar de Gutiérrez es que el presidente indicó este 3 de diciembre que nombrará gestores de paz a varios de los detenidos, eso implicaría su liberación. Sin embargo, no es una decisión que sorprenda, porque así lo informó en medio de la campaña.

En varios debates que sostuvieron en el camino para llegar a la Casa de Nariño, ambos presentaron los argumentos frente a la primera línea. Mientras que Gutiérrez insistía en la aplicación de la ley, Petro argumentaba que eran presos políticos.

Así las cosas, el excandidato presidencial asegura que ese beneficio se les otorgará “no por protestas, sino por generar terror. Les dan libertad”, concluyó el político de derecha en sus redes sociales tras la comunicación que emitió el presidente.

La posición de Federico Gutiérrez frente a la primera línea siempre ha sido de un mismo tono. Cuando estaba impulsando su nombre para las elecciones presidenciales, afirmó que este grupo tiene un propósito político y lo estaría gestionando a través de la violencia.

Con base en sus palabras, los integrantes estarían fomentando el odio hacia la institucionalidad: “Siga creyendo que la primera línea es inofensiva y defiende intereses nobles. Terminará siendo uno de los peores problemas de Colombia”, comentó.

En medio de los anuncios de la transformación del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía Nacional, sugirió que no se debería desmontar esta unidad sino a la primera línea ante los estragos que estaría protagonizando en el país.

Así también lo hizo saber por medio de una publicación en sus redes sociales: “En lugar de desmontar el Esmad, se debería desmontar la primera línea”.

La decisión de Petro

El presidente Gustavo Petro anunció en el marco del Diálogo con presidentes de Juntas de Acción Comunal, que se realizó en Pasto, que “centenares de jóvenes que fueron detenidos en las protestas en las que se registraron desmanes en diferentes departamentos de Colombia, serán liberados antes de la Noche Buena”.

“Tienen derecho a pasar Navidad con sus familias”, dijo el mandatario en el evento público.

El presidente comparó lo sucedido con los jóvenes de la Primera Línea con lo ocurrido en la dictadura en Chile, cuando mataron a decenas de jóvenes en los estadios tras el fallecimiento de Allende “en un estadio, así como este: frío y oscuro, mataron a Víctor Jara y decenas de jóvenes”.

En este sentido, comentó que la protesta es un derecho democrático y que los gobiernos que ordenan matar y torturar jóvenes no son democráticos “y este es el gobierno del cambio”, dijo.

Por esta razón, aseguró que los jóvenes detenidos serán gestores de paz, “este gobierno no colinda con líderes juveniles sociales que solo se expresaban manteniéndolos presos cuando tienen el derecho de pasar la navidad con sus familias”, concluyó el mandatario.

Vale la pena recordar que el 28 de abril de 2021, Colombia vivió un estallido social con decenas de protestas y marchas a lo largo del territorio nacional de colombianos que no estaban de acuerdo con las políticas del gobierno del entonces presidente Iván Duque.

El paro se extendió por cerca de dos meses y los actos de violencia fueron el pan de cada día de una Colombia que se vio sumida en el temor y en la represión violenta.