Home

Pereira

Artículo

La Alcaldía de Santa Rosa de Cabal hará un esfuerzo importante para adquirir un predio en el cual se podrán construir las viviendas
La ministra de Vivienda confirmó el apoyo del Gobierno Nacional para ejecutar el proyecto - Foto: Cortesía Gobernación de Risaralda

nación

Se construirán 101 casas para las familias damnificadas por las inundaciones en Santa Rosa de Cabal, Risaralda

Los recursos serán aportados por el Gobierno Nacional, la Gobernación de Risaralda y la Alcaldía municipal.

Una buena noticia fue entregada a los habitantes del barrio La Trinidad en Santa Rosa de Cabal, Risaralda, tras el anuncio de la construcción de 101 viviendas para la reubicación de las familias damnificadas por las inundaciones registradas durante la madrugada del martes 24 de mayo de este año.

De acuerdo con lo manifestado por el gobernador de Risaralda, Víctor Manuel Tamayo Vargas, la unión de esfuerzos entre la Alcaldía de Santa Rosa, la administración departamental y el Gobierno Nacional hicieron posible buscar una alternativa para alcanzar las soluciones que requiere la gente que resultó afectada por esta emergencia.

“La tragedia embargó de una gran tristeza a Santa Rosa y al departamento de Risaralda, Pero nos hemos juntado todos y por eso quiero destacar hoy la participación del Gobierno Nacional en cabeza del presidente Gustavo Petro, quien a través del Ministerio de Vivienda aporta una solución importante al problema de la comunidad” afirmó.

Explicó que la Alcaldía de Santa Rosa de Cabal hará un esfuerzo importante para adquirir un predio en el cual se podrán construir las viviendas, que estará rondando un valor cercano a los 1.000 millones de pesos; mientras que la Gobernación de Risaralda invertirá 2.000 millones más. Los recursos restantes para este proyecto serán aportados por el Gobierno Nacional a través del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio.

Durante este recorrido en la zona de la tragedia la comunidad manifestó sus inquietudes a los mandatarios y a la ministra de Vivienda, Catalina Velasco Campuzano, quien les manifestó el compromiso del presidente Gustavo Petro para sacar adelante este proyecto.

“La unión nos permite salir adelante y nada más verlos sentí la tristeza que sienten por perder sus casas y enseres. El presidente me encargó que visitara esta zona para conocer de primera mano lo que sucedió y por eso estamos trabajando para apoyar este proyecto de construcción de las viviendas y convertirlo en una realidad” precisó.

Dijo además que es consciente de las incomodidades que pasan las familias porque ahora mismo están viviendo donde algunos parientes de forma provisional o están pagando un arrendamiento, a la vez que manifestó su apoyo y comprensión hacia las mujeres afectadas porque no pueden preparar los alimentos y pasar el día con sus hijos y esposos en una vivienda de calidad.

En la madrugada del martes 24 de mayo se registró un taponamiento en el río San Eugenio que provocó de manera posterior un movimiento en masa de aproximadamente 15.000 metros cúbicos de tierra, el cual afectó a más de 100 viviendas del barrio La Trinidad, una de las zonas más vulnerables de Santa Rosa de Cabal, por lo que 300 familias quedaron sin hogar.

Los reportes que entrega el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, (IDEAM), no muestran un panorama muy favorable para el departamento; pues se declaró la alerta roja para los municipios de Apía, Balboa, La Celia, Pueblo Rico, Santa Rosa de Cabal y Santuario; debido a la alta probabilidad de que ocurran deslizamientos de tierra. Entre tanto, la alerta naranja se emitió para La Virginia, Mistrató y Pereira.

También se anunció que existe una posibilidad de que ocurran crecientes súbitas en los ríos Cauca y Otún, por lo que se declaró la alerta amarilla en las cuencas y afluentes a su paso por Dosquebradas, Marsella, Pereira, Belén de Umbría, Santa Rosa de Cabal, Balboa y Mistrató. La coordinadora de Gestión del Riesgo en Risaralda, Diana Carolina Ramírez Laverde, aseguró que es sumamente importante que los consejos locales en cada municipio estén coordinados con la ciudadanía para actuar de forma rápida y eficaz ante cualquier emergencia que pueda llegar a presentarse.