Tendencias

Home

Política

Artículo

Presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie y el senador, Gustavo Petro.
Presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie y el mandatario Gustavo Petro. - Foto: SEMANA

nación

Atención: presidente Petro llegó a un acuerdo, comprará 3 millones de hectáreas de tierra al gremio ganadero

El viernes de esta semana se formalizará el acuerdo en la Casa de Nariño.

El Gobierno nacional del Pacto Histórico llegó a un acuerdo con el gremio ganadero del país reunido en Fedegán, en el que se inicia el proceso de compra de 3 millones de hectáreas, que se sumarán al programa que diseñó el presidente Gustavo Petro para reactivar la producción agrícola del país.

En ese sentido, la ministra de Agricultura, Cecilia López, al término de una reunión de alto nivel con el presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), José Félix Lafaurie, indicó que el acuerdo que se logró sellar este jueves permitirá consolidar en el país una reforma agraria y la política de ‘paz total’.

“Hemos llegado a un acuerdo total con Fedegán y este es un acto histórico, empieza y arranca el tercer componente de la reforma agraria; ya teníamos el primero que era la titulación y lo estamos haciendo con un número significativo de hectáreas con más de 600.000 y está en proceso lo de la Asociación de Agricultores de Colombia (SAC), donde se arrendarán 125 hectáreas para organizaciones campesinas y hoy arranca la compra de tierras con Fedegán”, sostuvo López.

Ministra de Agricultura Cecilia López y Fedegán compra de tierras.
Ministra de Agricultura Cecilia López y Fedegán compra de tierras. - Foto: Presidencia

Y agregó la funcionaria del gabinete del Gobierno nacional en la declaración que dio en la Casa de Nariño: “El presidente de Fedegán ha hecho una labor extraordinaria y queremos reconocer que es una señal para ese sector que debe apoyar al Gobierno y ese sector es el que cree que la reforma agraria es una realidad”.

A su turno, el presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), José Félix Lafaurie, destacó el proceso que se logró con el Gobierno nacional, al señalar que el proceso tendrá una metodología de diálogo y concertación.

“Hemos avanzado muy rápidamente. En menos de un mes hemos logrado un gran acuerdo que va a traer mucha tranquilidad al sector rural y al mismo tiempo la posibilidad que el sector rural consolide una clase media que sea capaz de responder a los retos de un país, que tiene que ser necesariamente una potencia agroalimentaria para el mundo”, anotó el presidente gremial.

De acuerdo con altas fuentes del Gobierno nacional, el viernes de esta semana se formalizará el acuerdo sobre la compra de 3 millones de hectáreas de tierra en un evento que liderará el presidente Gustavo Petro en la Casa de Nariño.

Compra anunciada

El gobierno de Gustavo Petro ha sido claro en que uno de los énfasis será la llamada democratización de la tierra, que no es otra cosa que entregar predios improductivos a campesinos para que los pongan a producir.

Para ello, según indicó el jefe de Estado, hay dos caminos: poner impuestos elevados a las tierras improductivas para que los poseedores les den algún uso o que estos predios sean vendidos al Estado.

Presidente Gustavo Petro durante congreso de Naturgas.
Presidente Gustavo Petro - Foto: Naturgas

Sin embargo, hasta el momento no se ha detallado cómo pasaría esta tierra al Estado e incluso hay quienes han hablado de una supuesta expropiación masiva.

Para responder a las especulaciones, el presidente Petro entregó detalles de cómo será esta transacción.

“Lo que plantea el Gobierno no es hacerles caso a estos grupos extremistas, sino plantear incluso un diálogo con los actores poseedores de grandes extensiones de tierra fértil en Colombia sin producción que las compramos”, indicó Petro.

Y luego detalló: “Les vamos a comprar la tierra (con) títulos de deuda pública que pueden hacer exigibles en cualquier momento en el mercado secundario de títulos”.

El mandatario aclaró que esta compra será a precio comercial, es decir, que desde el punto de vista económico los dueños de estos predios no se verían tan perjudicados con el valor en el que venderían la tierra.

“Cinco millones de hectáreas serán compradas por el Estado para ser vendidas a menor precio a campesinos”, detalló Petro.

La reforma agraria que plantea el presidente, si bien puede significar una revolución para el campo, también implicará meterse la mano al bolsillo.

Noticias relacionadas