política

“Colombia es una potencia mundial de la vida”: Roy Barreras, presidente del Senado

El congresista explicó que los objetivos trazados en la nueva reforma tributaria deben ser alcanzables.


Por estos días, la ciudad de Cartagena está siendo escenario de la séptima edición del Congreso de Empresarios Colombianos, organizado por la Andi, el cual dentro de la nutrida agenda del primer día, contó con la participación del presidente del Senado, Roy Barreras.

En su intervención, habló acerca de los retos que enfrentará el país en los próximos cuatro años en materia de empresa, la transición productiva de Colombia y algunos puntos de la reforma tributaria. El congresista inició su discurso contando que ese día pudo presenciar a las “dos Colombias”, ya que horas antes se encontraba en la Cumbre del litoral Pacífico, donde en vez de empresarios, se reunió con alcaldes del territorio, los cuales expresaron sus necesidades al nuevo gobierno.

Barreras afirmó que el país tiene diferentes realidades y que espera que en este año siendo presidente del Senado se logren grandes cosas, sobre todo con la nueva reforma propuesta.

“Colombia tiene varios retos enormes, una brecha social que se ha expresado en las calles, en las urnas y que ha significado un reclamo por el hambre. Y el hambre hay que pagarlo, hay que garantizar que los colombianos que pagan los alimentos más caros de su historia, hoy lo sabe cada familia colombiana y sobre todo aquellos que comen una sola vez al día, que son cerca de 7 millones, tengan con qué comer, eso es una urgencia. La reforma tributaria es con ese fin.”, señaló.

Así mismo, explicó que los objetivos trazados en la nueva reforma tributaria deben ser alcanzables: Lo “lo hemos dicho hoy a los industriales, las reformas deben ser sensatas, deben ser viables, deben ser posibles, las reformas tienen que ser integrales, pensadas bajo la responsabilidad de los gobiernos.”

El presidente del Senado puso de ejemplo la reforma laboral que se tiene pensada ponerla a ejecutar en el primer semestre del año próximo, la cual tiene como objetivo ser integral.

“Creo que hay que tener paciencia y prudencia para elaborar una reforma que tenga todos los elementos que garanticen estabilidad económica, dignidad para los trabajadores colombianos, pero también generación de nuevos empleos.”, añadió.

Transición productiva de Colombia

Se sabe que una de las mayores apuestas del gobierno Petro es la transición energética; ante ello, Barreras manifestó que el tema de las transiciones, ya sean energéticas, del petróleo o la transición productiva, son cruciales para decidir como estado, ser potencia mundial agroindustrial y turística.

Nosotros no somos los tigres asiáticos, pero podemos darle de comer a los tigres asiáticos y sacarlos a pasear. Tenemos un país muy bello. Eso significa tomar la decisión de ser potencia agroindustrial, potencia turística, potencia de aire, agua y alimento, es decir, potencia mundial de la vida”, concluyó.

“El ‘fracking’ es una oportunidad y el país tendrá que decidir si se puede o no hacer”: Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol

A dos días del inicio del nuevo Gobierno nacional, la incertidumbre y expectativas sobre lo que traerá son cada vez más grandes. Uno de los sectores que más tensiones ha tenido luego de la elección de Gustavo Petro como presidente de la República es el de las industrias extractivas.

Para nadie es un secreto que uno de los ejes principales en sus propuestas de gobierno es la transición energética y recientemente se anunció que serán prohibidos los procesos de exploración y explotación de yacimientos no convencionales. Por ende, detendrán los proyectos piloto de fracking y el desarrollo de yacimientos costa afuera.

Además, no se otorgarán nuevas licencias para la exploración de hidrocarburos ni se permitirá la gran minería a cielo abierto. “Respetaremos las decisiones democráticas de las consultas populares”, dice el documento con el anuncio.

Apenas se conoció el triunfo de Petro, la compañía dedicada al petróleo en Colombia, Ecopetrol, encendió sus alarmas, ya que en tan solo una semana perdió en su capitalización bursátil, lo que corresponde a cerca de 25 billones de pesos.