Tendencias

Home

Política

Artículo

Eelecciones regionales
- Foto: Prensa campaña Alex Char, Prensa Partido de la U, SEMANA y prensa Pacto Histórico

política

Elecciones regionales: las movidas de los partidos en medio del ‘todo vale’

A la hora de conquistar el poder local, las colectividades no tienen problema en hacer alianzas con otros movimientos, por más ideológicamente opuestos que sean.

La puja por las elecciones de 2023 ya calienta motores. A pesar de que falta más de un año para que los colombianos vuelvan a las urnas a elegir gobernadores, alcaldes, diputados y concejales, los partidos ya empezaron sus movidas.

En las elecciones locales, la lógica es distinta a lo que ocurre a nivel nacional. Para elegir un alcalde o gobernador, los partidos no tienen problema en hacer alianzas con otros movimientos por más ideológicamente opuestos que sean. En la puja por el poder regional es normal ver que una colectividad, que es de la coalición de Gustavo Petro, lleve una candidatura conjunta con una de oposición al Gobierno. Todo vale.

Así ocurrirá, por ejemplo, con el Centro Democrático, un partido que busca renacer en las elecciones de 2023, después del duro golpe recibido este año. Y para ello se plantean tres movidas fundamentales.

La primera será hacer alianzas con los partidos tradicionales para hacer contrapeso al Pacto Histórico en varias regiones del país. Pero también la idea es hacer valer el peso que el partido históricamente ha tenido en Antioquia para enfrentar a los llamados sectores alternativos, que estarán representados en el departamento por el movimiento Independientes, del alcalde Daniel Quintero, y el Pacto Histórico.

Por esto se ha venido barajando para la alcaldía de la capital antioqueña el nombre de Simón Molina, exconcejal del Centro Democrático y cercano a la senadora Paola Holguín, que renunció a su curul y al partido para aspirar a la Alcaldía. Por otro lado, el excandidato y concejal Alfredo Ramos tampoco descarta su candidatura.

También podrían estar Andrés Tobón, exsecretario de Seguridad de Medellín, y Federico Hoyos, exrepresentante a la Cámara del Centro Democrático.

El movimiento Independientes contempla como posibles aspirantes a Andree Uribe, actual secretaria de Salud; Juan Pablo Ramírez, exsecretario de Inclusión Social, y a Esteban Restrepo, exsecretario de Gobierno.

Un aliado de Quintero que podría aspirar a la gobernación es Mauricio Tobón, candidato para ese cargo en la elección pasada. El senador liberal Iván Darío Agudelo, de la campaña de Gustavo Petro, también suena como un candidato cercano.

Otro jugador importante para la gobernación es el conservador Juan Diego Gómez, expresidente del Senado.

La segunda movida del uribismo es el regreso de las listas cerradas a concejos y asambleas, con el fin de que vuelva la cohesión al partido, después de las malas experiencias con las sucesivas renuncias de concejales, especialmente en Antioquia.

El tercer punto en la estrategia del Centro Democrático son los llamados foros regionales que empezó a hacer el partido, con el fin de hacerles contrapeso a los diálogos regionales que impulsa el gobierno de Gustavo Petro. Ambos escenarios, tanto el del uribismo como el del petrismo, por más de que se disfracen con otros objetivos y otros nombres, buscan lo mismo: ambientar las elecciones de 2023.

Otra de las plazas en las que el pulso se empezó a adelantar es la Costa Caribe. Según conoció SEMANA de primera mano, el cacique de Bolívar Vicente Blel, padre del gobernador de este departamento Vicente Antonio Blel y la senadora del Partido Conservador Nadia Blel, prepara una alianza con la poderosa casa Char, dueña de un importante caudal electoral en el Atlántico. La idea es poder impulsar candidaturas conjuntas con miras a cerrarle la puerta en el Caribe a la izquierda en los comicios regionales del próximo año.

La familia Blel es el grupo político más poderoso de Bolívar hoy: tiene asiento en la Gobernación, seis curules propias y en coalición en el Congreso y un miembro en la Supersolidaria. También aliados en el Concejo de Cartagena, la Asamblea de Bolívar y en varias alcaldías del departamento.

Por su parte, la casa Char ha demostrado su poder en el Atlántico, no solo tiene una amplia bancada propia en el Congreso, que salvó de la debacle a Cambio Radical, sino que lleva más de 12 años poniendo de manera sucesiva alcalde y gobernador.

El mayor temor es que el Pacto Histórico se les pueda crecer, por lo que desde ya preparan sus candidaturas, lo que llevará inevitablemente a una alianza entre los conservadores y Cambio Radical en esta zona del país. No se descarta, incluso, que el propio Álex Char se lance de nuevo en las regionales.

Valle del Cauca

  El Partido de la U, que lidera Dilian Francisca Toro, espera obtener mayor representatividad en el Congreso.
Dilian Francisca Toro, presidente de la U - Foto: guillermo torres reina-semana

Otro duro pulso es el que se dará en el Valle del Cauca, una región en la que la izquierda está enfilando baterías y planteando posibles alianzas con la U, por el poderío que tiene la directora de la colectividad, Dilian Francisca Toro, en esta región del país.

Según le confirmaron tres fuentes del Pacto Histórico a SEMANA, el senador Alexander López tiene en mente renunciar a su curul para ir por la gobernación del Valle. De hecho, el congresista tuvo especial figuración en los últimos días al pedir la renuncia del alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, por la supuesta malversación de fondos en Emcali.

Y justamente para la Alcaldía de la capital del Valle han sonado Danis Rentería, quien fue secretario de Paz y renunció para hacerle campaña a Petro. La exconcejala Diana Rojas, que ha sido una de las que más ha hecho oposición y veeduría a Ospina, se lanzaría también a la Alcaldía.

Estas movidas, no obstante, pasarán también por lo que decida el grupo político de Dilian Francisca Toro, quien hoy tiene la gobernación del Valle.

En el uribismo se habla de una posible candidatura de Gabriel Velasco. El concejal Roberto Ortiz, conocido como ‘Chontico’, también sería candidato. Tiene un caudal importante porque quedó de segundo en el 2019.

Por los lados de Santander, el panorama estaría más claro a favor del hoy senador Rodolfo Hernández, quien confirmó que renunciará a su curul para ir por la gobernación del departamento, donde tiene su fortín electoral.

Si bien algunos cercanos suyos han afirmado que ya no tendría el poder que tuvo en mayo y junio de este año, cuando fue candidato presidencial, está claro que Hernández es hoy el que tiene mayor visibilidad en esta zona del país.

En medio de estas movidas, los partidos también esperan cómo le va al presidente Gustavo Petro de aquí a octubre del próximo año. Un revés del gobierno actual complicaría las aspiraciones de la izquierda.

Noticias relacionadas