Home

Política

Artículo

La ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, tendrá una agitada semana en el Congreso.
La ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, a quien le negaron la moción de censura este martes, en el Congreso. La funcionaria podrá seguir en el cargo. - Foto: SEMANA

congreso

Atención: Cámara de Representantes niega moción de censura sobre ministra de Minas; Irene Vélez seguirá en el cargo

Votos de opositores e independientes no alcanzaron para aprobar el recurso. La funcionaria fue la primera del Gobierno del presidente Gustavo Petro en ser sometida a este instrumento.

Con 132 votos por el no y 24 por el sí, la plenaria de la Cámara de Representantes negó este martes la moción de censura sobre la ministra de Minas y Energía, Irene Vélez. Con este resultado, la funcionaria podrá seguir en su cargo.

La sesión en la que se negó el recurso comenzó hacia las 9:45 a. m., luego del debate que se realizó el miércoles de la semana pasada. En los primeros minutos se dieron unas constancias y luego comenzó la votación de la moción.

El pleno de la Cámara debía decidir si la funcionaria continuaba o no en su cargo luego de los cuestionamientos de sectores de oposición e independientes por algunas declaraciones de la ministra que, en su opinión, habrían generado afectaciones en la economía del país.

Los principales impulsores de la moción de censura sobre la Ministra de Minas fueron los representantes a la Cámara por el Centro Democrático Juan Espinel y Óscar Villamizar, a quienes acompañaron legisladores de otros partidos como, por ejemplo, la congresista por Cambio Radical Carolina Arbeláez.

En medio del debate de la moción de censura, la semana pasada, Arbeláez destapó un contrato firmado por Ecopetrol para recibir asesoría jurídica internacional en los futuros negocios de importación de gas desde Venezuela.

Según el documento, Ecopetrol firmó con la empresa Eversheds Sutherland un contrato para el servicio de asesoría jurídica internacional externa en aspectos legales, regulatorios y mercado Oil & Gas venezolano para negocios que puedan desarrollarse principalmente para la compra, importación y servicio de transporte de gas natural a Colombia, entre otros.

“Están hablando de importar gas desde Venezuela. ¿Será que ahora nos tocará volver a cocinar con leña? Ya se cocinó este contrato para importar desde Venezuela”, expresó la representante Arbeláez en el debate de moción de censura sobre la ministra.

Según explicó la congresista, “este contrato con una empresa española, con domicilio en Madrid, demuestra el negocio que se está cocinando para comprar, importar y distribuir gas desde Venezuela. Está en riesgo la soberanía y seguridad energética, pretenden hacer negocios con la riqueza de los colombianos”.

El contrato, firmado por 387 millones de pesos, cayó por sorpresa en la plenaria de la Cámara de Representantes, pues hasta el momento ni Ecopetrol ni el Gobierno nacional habían informado sobre esta asesoría.

Votación cantada

Pese a estas denuncias, la ministra salió victoriosa de la votación del recurso. Desde el Pacto Histórico, la Alianza Verde, La U y el Partido Liberal salieron a defender a la ministra y le aseguraron su respaldo en la votación de este martes, con lo que se decidió que Vélez sigue en su cargo.

“No hay elemento alguno válido para nosotros impulsar una moción de censura. Lo que estamos viendo es una propuesta alternativa. Estaremos atentos a acompañar la negativa de la moción de censura”, le dijo a SEMANA el representante de La U, Jorge Eliécer Tamayo, quien aseguró que esta era la posición de todo su partido.

Los únicos miembros de la coalición que, en esta oportunidad, se habrían apartado de la aplanadora habrían sido los conservadores, quienes se ausentaron del debate el pasado miércoles, porque consideran que el Gobierno les ha incumplido los compromisos políticos.

Sin embargo, según le confirmaron fuentes de la Casa de Nariño a esta revista, la rebeldía conservadora no generaba preocupación, pues en una moción de censura la idea no es lograr las mayorías, sino evitar que la oposición alcance la cifra mágica para sacar a la funcionaria.

Según el reglamento del Congreso, para sacar a Vélez se requería el voto positivo de la mitad más uno de los miembros de la corporación. Como la Cámara de Representantes está compuesta por 187 miembros, la cifra que debía alcanzar la oposición era de mínimo 94 votos. Y las cuentas no daban.