política

Este es el plan de la oposición a Gustavo Petro: el uribismo ya definió la estrategia política

El Centro Democrático definió una estrategia para controvertir las decisiones del presidente Gustavo Petro. Hay comités temáticos y responsables de dar línea.


Tan pronto Gustavo Petro ganó la presidencia, el uribismo entendió su papel minoritario en el Congreso. En el Senado, el Centro Democrático tiene 13 curules y en la Cámara, otras 15, una cifra mínima comparada con la aplanadora oficialista conformada por los partidos tradicionales. Pese a eso, esa colectividad tiene lista la estrategia para liderar la oposición al Gobierno.

El movimiento encabezado por el expresidente Álvaro Uribe organizó comités temáticos. Por ejemplo, en los asuntos de interior y defensa, el partido estará asesorado, eventualmente, por el general retirado Eduardo Zapateiro, excomandante del Ejército, además del exministro de Defensa Diego Molano. En la lista también aparece el exmagistrado Carlos Bernal. Ninguno está contratado y algunas de las figuras ni siquiera militan en el Centro Democrático, pero están dispuestas a opinar.

Diego Molano
Diego Molano - Foto: juan carlos sierra-semana

En Cancillería y temas de comercio exterior, el Centro Democrático cuenta con Luis Ernesto Araújo, hijo del exministro Fernando Araújo y hermano del exsenador del uribismo Nicolás Fernando Araújo. Él fue nombrado provisionalmente como ministro consejero de la Embajada de Colombia en Estados Unidos.

Quien opinará de forma externa sobre los temas de ciencia, tecnología y TIC es el excongresista Samuel Hoyos, presidente de Asomóvil. Por su parte, en los frentes ambientales, agrícolas y energéticos, habrá asesoría del excongresista Rubén Darío Molano, quien fue presidente de la Comisión Quinta de la Cámara y se encargó de la Ley de Tierras, la reforma a las CAR y el fracking, entre otros. Fabio Aristizábal, exsuperintendente de Salud en el Gobierno de Iván Duque, estará vigilante a la posible eliminación de las EPS que promete la nueva ministra Carolina Corcho. En esa tarea lo acompañará el excandidato a la Alcaldía de Valledupar Jaime González.

En los proyectos o acciones del Ministerio de Cultura, quien asesorará a los congresistas de la oposición es el exsenador John Harold Suárez; en transporte y vivienda, Gabriel Taboada; y en hacienda, planeación nacional y Dane, Felipe Gómez. Por último, el excongresista Gabriel Jaime Vallejo se ocupará del sector empresarial.

Álvaro Uribe
Álvaro Uribe - Foto: alexandra ruiz poveda-semana

SEMANA conoció que los asesores externos del uribismo serán consultados ante posibles decisiones del Gobierno Petro. La idea es que cada uno dé un lineamiento, que debe llevar a un plan en comunicación. En algunos casos se decidirá si habrá comunicados, trinos en Twitter, videos, pódcast, conferencias de prensa, fotos o memes, que se han vuelto usuales en las redes del Centro Democrático. El partido entendió que el activismo es fundamental y, por eso, aplicarán una estrategia parecida a la del petrismo en los últimos años.

Este jueves, el partido se burló en Twitter de la reforma tributaria de Petro. El meme muestra a dos mujeres: “Me dijiste que eras el cambio”. Al lado, se ve otra imagen de un gato sentado en un comedor diciendo: “El cambio más caro de la historia”.

La imagen fue acompañada de un texto que provino desde las directivas del partido: “Le prometieron la retórica del cambio al electorado colombiano hasta que la dignidad se hiciera costumbre. Ahora, ¿cómo les explican que este Gobierno aumentará el costo de vida?”.

El Centro Democrático no se quedará callado. Aunque acudirá a los argumentos, al respeto y a las formas, y no quiere hacer una oposición como la que el petrismo le hizo a Iván Duque, aprovechará cada papayazo de la nueva administración para cuestionarla. El lineamiento del expresidente Uribe es que la forma de ganarse la respetabilidad del país es a través del conocimiento y las bases argumentativas, más allá del populismo.

El 7 de agosto, cuando Petro asumió el poder, el grueso de la bancada de oposición asistió a la transmisión de mando. Aunque prometieron quedarse hasta el final, no fue así. Algunos legisladores se ofendieron ante el desafío del nuevo presidente y su insistencia por exhibir la espada de Simón Bolívar, que se robó el M-19 en 1974.El expresidente Uribe ha sido prudente. De hecho, gran parte de sus seguidores no esperaban un encuentro suyo con Petro, tal como ocurrió días después del triunfo del candidato del Pacto Histórico en la segunda vuelta. Sin embargo, Uribe ejercerá un rol clave en lo que viene. Los lunes, incluidos los festivos, a las siete de la noche se reunirá con su bancada de Senado y Cámara. Sin hacer mayores intervenciones y causar controversias, como ocurría en años anteriores, Uribe seguirá al frente del cañón y dirigirá la oposición.

El expresidente es consciente de que la izquierda, con una hábil estrategia mediática y en redes, le arrebató el discurso a la derecha y le impuso al país su narrativa frente al conflicto armado. Este coctel terminó jugando en contra, enturbió las buenas acciones y ejecutorias del Gobierno de Duque y, de paso, le auguró a Petro el triunfo en las urnas.

Por eso, Uribe es el mentor detrás de la idea de crear una cartilla que le hará contrapeso al informe sobre el conflicto armado de la Comisión de la Verdad, que, según el Centro Democrático, tiene una alta dosis de sesgo ideológico en favor de la izquierda. El proyecto ya está listo y busca salirle al paso a la propuesta del ministro de Educación, Alejandro Gaviria, de llevar el documento dirigido por el sacerdote Francisco de Roux a las aulas académicas. Allí recogen las investigaciones del excomisionado y general retirado Carlos Ospina, así como las de otras organizaciones de víctimas que no fueron tenidas en cuenta.

Los liderazgos no nacen, se hacen, y, mientras Uribe no vea en su bancada un verdadero sucesor, difícilmente desaparecerá del escenario político. Una de las figuras en proyección es la senadora María Fernanda Cabal, quien cada vez agudiza más su discurso contra Petro. Ella promete convertirse en el rostro de la oposición. De lo contrario, no está descartado que abra el camino a un partido político de extrema derecha similar a Vox, en España.

María Fernanda Cabal
María Fernanda Cabal - Foto: juan carlos sierra-semana

Los senadores Paloma Valencia y Miguel Uribe también compiten por el espacio con un tono más conciliador. Lo mismo que Paola Holguín, aunque con menos exposición. El Centro Democrático está solo en la oposición. El excandidato presidencial Rodolfo Hernández y su fórmula, Marelen Castillo, juntos en el Senado y la Cámara, son tímidos a la hora de oponerse a Petro. Aunque ambos hablaron de ir en contravía del nuevo presidente, fue más una estrategia electoral que les permitió obtener la personería jurídica de la Liga de Gobernantes Anticorrupción ante el Consejo Nacional Electoral.

Paloma valencia
Paloma valencia - Foto: alexandra ruiz poveda-semana

El uribismo solo cuenta en el Congreso con Miguel Polo Polo, aliado de las senadoras Cabal y Valencia. Por fuera, el excandidato Enrique Gómez Martínez es un aliado natural contra el petrismo y una voz sonante. La opinión pública aún espera una oposición aguerrida del excandidato presidencial Federico Gutiérrez. Sin embargo, él ha preferido darle un compás de espera al nuevo Gobierno e ir lanzando mensajes ocasionales contra Petro. El termómetro que medirá el trabajo político de los líderes de la derecha quedará reflejado en las elecciones regionales de 2023.

Enrique Gómez Martínez
Enrique Gómez Martínez - Foto: juan carlos sierra-semana