Home

Política

Artículo

Salvatore Mancuso y el presidente Gustavo Petro
Salvatore Mancuso y el presidente Gustavo Petro - Foto: Foto de Juan Carlos Sierra, foto de la cuenta de Twitter del presidente Petro y foto Presidencia

política

“No tengo rabo de paja, no tengo miedo, no estoy persiguiendo propiedades”: Mancuso a Petro, pidiéndole ser gestor de paz

El presidente de la República, Gustavo Petro, compartió la carta en sus redes sociales.

El Gobierno nacional, en cabeza del presidente Gustavo Petro, le abrió la puerta a evaluar la posibilidad de nombrar gestor de paz al exjefe paramilitar de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) Salvatore Mancuso.

El mismo mandatario colombiano dijo “hablemos”, haciendo referencia a Mancuso.

El lunes de esta semana, el jefe de Estado compartió la carta que le envió Salvatore Mancuso, en la que este reitera su intención de apoyar la política de paz total del gobierno del Pacto Histórico y señala que “no tiene rabo de paja”, “no tiene miedo” y “no está persiguiendo propiedades”.

“Esta es la carta que he recibido de Salvatore Mancuso alrededor de la evaluación de su proceso de paz y nuestra propuesta de Paz total”, trinó el presidente Petro compartiendo la carta que le envió Mancuso.

En la misiva, Mancuso hace referencia a la entrega que hizo el presidente Petro el pasado fin de semana en Córdoba de la hacienda Támesis, que ocupó en su momento el exjefe máximo de las AUC, Carlos Castaño, a 50 familia campesinas, hecho que según el Jefe de Estado le daba luz verde a la reforma agraria.

“Que esa reforma agraria que libera su gobierno empiece en Córdoba y concretamente con la entrega de esos precios tiene un significado mayúsculo. No solo por el hecho de que sea en el departamento de Córdoba, azotado por tantas violencias, sino por el hecho de constatar que, tantos años después de haber dejado las armas, siguen muchos temas inconclusos que suenan, [como] resultado directo de varios factores que quebraron pendientes o fueron incumplidos en nuestra negociación y posteriores a la desmovilización”, dice uno de los apartes de la carta.

Hacienda Támesis de Carlos Castaño
Hacienda Támesis de Carlos Castaño - Foto: Presidencia

En otro extracto, Mancuso señala: “Debo decirle señor presidente que fuimos los primeros en denunciar el abandono de tierras y de proyectos productivos, el robo y saqueos de los bienes integrados en pleno rendimiento y que terminaron convertidos en un descarado detrimento patrimonial, encontré los intereses de las víctimas y su derecho a la reparación. Por todo ello saludo y reconozco el talante de su gobierno para resolver el problema de la distribución de la tierra en Colombia. Por el bien del país todos debemos dar un paso al frente, para resolver el problema de la tierra, garantizar los derechos del sector agrario en su conjunto y dignificar la vida de nuestra población campesina y rural”.

“Yo debo decirle con mucho respeto que toda mi actuación, desde que lideré la negociación con el Estado colombiano para la desmovilización de las autodefensas, ha sido con la verdad por delante, no tengo rabo de paja, ni mucho menos estoy persiguiendo propiedades; no tengo miedo alguno, lo que he tenido que decir lo he dicho a costa de mi seguridad y la de mi familia, y como cuenta de cobro vea usted dónde estoy y las retaliaciones, venganzas y persecuciones de las que hemos sido objeto”, detalló Mancuso.

“Hablemos”: presidente Petro a Mancuso

El pasado sábado 29 de octubre, el presidente de la República, Gustavo Petro, en una sorpresiva declaración desde el departamento de Córdoba, abrió la puerta para evaluar la propuesta que elevó el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso para ser gestor de paz. El mandatario colombiano dijo: “Hablemos”.

De la misma manera, en su intervención en Montería, en la hacienda Támesis, que era propiedad del exjefe máximo de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Carlos Castaño, el jefe de Estado señaló que no tiene temor de lo que pueda decir Mancuso.

“¿Qué Mancuso quiere ser gestor de paz? Hablemos, hablemos. Yo no tengo temor a que él hable, yo no sé quién tendrá temor a que él hable, pero debe haber verdad, que nos ayude aquí a que no haya guerra. ¿Que sus amigos entonces se quieren quedar con lo que creen que son sus propiedades?, entonces pónganse serios, o es paz o el engaño lo respondemos como toca, yo les propongo es la paz”, sostuvo Petro.