Home

Política

Artículo

Roy Barreras presidente del Senado Pacto Historico
Bogota julio 26 del 2022
Foto Guillermo Torres Reina / Semana
Roy Barreras, presidente del Senado - Foto: Guillermo Torres /Semana

política

Este es el tipo de cáncer que le fue diagnosticado a Roy Barreras

El presidente de Congreso de la República dijo estar dispuesto a someterse al tratamiento necesario para vencer esa enfermedad.

La Fundación Santa Fe informó este lunes que al presidente del Senado, Roy Barreras, le fue diagnosticado un cáncer en el tracto digestivo, durante un chequeo de rutina.

“La Fundación Santa Fe, previa solicitud y autorización del presidente del Congreso, senador Roy Barreras Montealegre, informa a la opinión pública que en chequeo de rutina realizado la semana pasada le fue encontrada una lesión que ha sido confirmada por estudios de patología como un adenocarcinoma de vías digestivas bajas, por lo cual se requiere un tratamiento multidisciplinario. El equipo médico de la Fundación Santa Fe de Bogotá, a petición del presidente del Congreso, se hará cargo del tratamiento integral”, sostuvo el centro médico, durante las últimas horas.

Tras el anunció de la Fundación Santa Fe, el senador publicó en Twitter un video en el que se mostró optimista y explicó que se trata de un “pequeño cáncer de colon”.

“Este pequeño cáncer de colon, en la parte digestiva baja, tiene cura si uno es juicioso (...). A las familias colombianas, a mi familia, les comparto dos cosas que son útiles: siempre es bueno hacerse chequeos de rutina; gracias a ese chequeo yo he cogido esto en una etapa temprana. La otra cosa, es que el cáncer es curable; si tienen un familiar que esté pasando por estas circunstancias, tranquilos, hay tratamiento hoy en día”, dijo el congresista.

A propósito, el cáncer de colon comienza en el intestino grueso y suele afectar a los adultos mayores, aunque puede ocurrir a cualquier edad, de acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

La entidad también explicó en meses pasados que los médicos no saben exactamente qué provoca la mayoría de los cánceres de colon, pero que en general, comienza cuando las células sanas del colon desarrollan cambios (mutaciones) en su ADN. El ADN de una célula contiene instrucciones que le indican a la célula qué funciones realizar.

Las células sanas crecen y se dividen de manera ordenada para mantener el funcionamiento normal del cuerpo. Pero cuando el ADN de una célula se daña y se vuelve canceroso, las células continúan dividiéndose, incluso cuando no se necesitan nuevas células. A medida que las células se acumulan, forman un tumor”, señalaron desde Mayo Clinic.

Entre tanto, la Sociedad Americana Contra el Cáncer explicó en su momento que un pólipo -crecimiento de tejido anormal en una membrana mucosa- puede tomar entre diez a 15 años para que se convierta en cáncer colorrectal y con las pruebas de detección, los médicos pueden encontrar y extirpar los pólipos antes de que tengan la oportunidad de convertirse en cáncer.

Por su parte, Medline Plus, web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, aconseja que si una persona no tiene antecedentes familiares de este tipo de cáncer, debe comenzar a hacerse exámenes para descartar su aparición a partir de los 50 años.

En cuanto a las personas que sí tienen antecedentes familiares, lo mejor es comenzar este tipo de pruebas después de los 40. Dichas pruebas incluyen una colonoscopia y pruebas de sangre en las heces. Los tratamientos para el cáncer colorrectal incluyen cirugía, quimioterapia, radiación o una combinación de ellas.

Entre los síntomas a los que una persona se debe estar atenta sobre esta enfermedad están:

  • Cambios persistentes en los hábitos intestinales, es decir, que de un momento otro haya diarrea y, después, estreñimiento.
  • Cambios en la consistencia de las heces.
  • Sangrado rectal o en las heces.
  • Molestias abdominales frecuentes como gases, calambres o dolores.
  • Sensación que, al momento de la deposición, el intestino no se desocupa por completo.
  • Debilidad o fatiga.
  • Pérdida de peso sin ninguna causa.