Tendencias

Home

Política

Artículo

.
En la foto, el presidente del Senado de la República, Roy Barreras. - Foto: SEMANA

política

Roy Barreras le responde a Cambio Radical por retirarse del debate de reforma tributaria: “Obedecen a quienes ostentan privilegios”

En el proyecto de ley debatido en el Congreso se contemplan impuestos a las bebidas azucaradas y a los alimentos ultraprocesados.

Este 6 de octubre, los congresistas del partido político Cambio Radical se retiraron del debate de la reforma tributaria radicada en el Congreso por el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, discutida en las comisiones económicas de la Cámara de Representantes y el Senado.

Aunque algunos plantearon que el suceso dejaba en evidencia el retiro del apoyo de este movimiento al Gobierno de Gustavo Petro, otros plantearon que en realidad nunca existió.

El presidente del Senado, Roy Barreras, aseguró que lo ocurrido con los miembros de Cambio Radical no es noticia de última hora y planteó que el supuesto apoyo del partido, cuyo líder natural es Germán Vargas Lleras, candidato a la presidencia de Colombia en 2018, no existió.

En su cuenta en Twitter, Barreras, que además pidió incluir más impuestos para el tabaco en el proyecto de ley que pretende recaudar 22 billones de pesos el primer año, publicó: “Cambio Radical no ha retirado ningún apoyo a la reforma porque nunca se lo ha brindado. No es ninguna noticia de última hora. Hay partidos que obedecen el mandato de quienes ostentan privilegios y hay partidos que obedecen el mandato popular de hacer un país más justo”.

Acerca de la actuación de los congresistas de Cambio Radical, el senador Miguel Uribe Turbay, del Centro Democrático, sustentó que respeta sus puntos de vista, pero que la mejor manera de cuestionarla es en el Capitolio Nacional.

“Es una decisión respetable de ellos, pero evidentemente para hacer oposición y poder frenar, hay que estar aquí”, dijo el senador más votado en los más recientes comicios legislativos, el 13 de marzo, en el programa Vicky en Semana.

Valga recordar que, a lo largo de la primera semana de octubre, Uribe Turbay denunció que la intención del Pacto Histórico es aprobar el proyecto de ley de la reforma tributaria por ‘pupitrazo’.

El porqué del retiro de Cambio Radical

Mediante un comunicado de prensa, Cambio Radical afirmó que no apoya la actual reforma tributaria porque genera más inflación y desempleo, y no incentiva el crecimiento económico y destruye el aparato productivo de Colombia.

“Lo que Colombia necesita es una reforma que genere desarrollo, progreso, empleo y que proteja al empresariado. El proyecto del Gobierno es inequitativo y no es social”, manifestaron los congresistas del Partido.

Así mismo, afirmó que el pasado 1 de septiembre hizo llegar al Ministro de Hacienda una serie de propuestas distintas a las del Gobierno, que permitirían el recaudo requerido, mejorando el sistema impositivo sin afectar el crecimiento económico del país.

“Como Partido presentamos unas propuestas y ninguna fue tenida en cuenta por el Ministro de Hacienda”, explicaron los congresistas de Cambio Radical.

Por su parte, Germán Vargas Lleras aplaudió el retiro de las comisiones económicas de los congresistas, afirmando que la decisión de ellos, con el apoyo del resto de la bancada, fue “muy coherente”.

Entretanto, el director del partido, Germán Córdoba, aseguró que el Gobierno del presidente Petro quiere que sea aprobada en un solo día y no asumirán ese costo político: “Esa es una reforma que nos parece absolutamente inconveniente, es una reforma que va a generar más inflación, más desempleo, va a acabar con el aparato productivo”.

Estas son las razones por las que no apoyarán la reforma

• Castiga al sector productivo del país con impuestos que desincentivan la inversión.

• Aumenta el impuesto a la gasolina y los alimentos.

• Detiene la reactivación económica del sector turístico y hotelero, uno de los más afectados por la covid-19.

• Afecta el sector agropecuario, entre ellos los cafeteros.

• Pondrá más y nuevas cargas a trabajadores y pensionados.

• No plantea un control del gasto público, ni una lucha frontal contra la corrupción, y mucho menos contra la evasión de impuestos y el contrabando.

Noticias relacionadas