Home

Política

Artículo

irene vélez Ministra de Minas
Ministra de Minas y Energía del gobierno del presidente Gustavo Petro. - Foto: cesar carrion

política

Una tras otra: las salidas en falso de la ministra de Minas y Energía, Irene Vélez

La alta funcionaria ha sido criticada porque, según sus detractores, no tendría los conocimientos para ocupar esta cartera.

La ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, no la ha pasado bien en los últimos días por cuenta de algunos deslices que ha tenido y que han quedado registrados en los medios de comunicación.

La funcionaria del gobierno de Gustavo Petro ha sido cuestionada porque, según sus críticos, no tendría los conocimientos para manejar una cartera como la de Minas y Energía.

Y ahora vuelve a estar en el ojo de las críticas por cuenta de un llamado de atención que le hicieron en el Congreso.

Todo sucedió en el marco de un debate de control político en la Comisión Quinta del Senado, al que fue citada para responder por los altos precios de la energía, especialmente en la costa Caribe.

En medio de su intervención, la ministra empezó a leer los apuntes que tenía en unas hojas, en las que detallaba las acciones del Gobierno para responder a esta problemática.

Sin embargo, rápidamente fue interrumpida por el presidente de la corporación, el senador Inti Asprilla, quien le hizo saber que, por reglamento del Congreso, está prohibido que los congresistas y funcionarios que asistan a debate se pongan a leer. Si bien está permitido el uso de apoyos, no se puede llegar a solo leer.

“Hay que tener cuidado, señora ministra, para no dar la impresión de estar leyendo, eso está prohibido por la Ley Quinta (reglamento del Congreso)”, le explicó el senador Asprilla, quien pertenece al Pacto Histórico.

Ante el llamado de atención, la ministra solo atinó a decir que “no sabía” y siguió con su intervención.

Este fin de semana también se armó toda una polémica por cuenta de una declaración que dio Vélez en la que aseguró que el déficit del Fondo de Estabilización de Precios de la gasolina era de 10.000 billones de pesos, cuando en realidad es, según de los expertos, de diez billones.

Horas después de esta salida en falso, Vélez público un trino en el que asegura que “cualquiera se equivoca” y agregó que “la cifra real pendiente de pago del segundo trimestre 2022 asciende a 10,49 billones. Es decir, por ese periodo el Fondo de Estabilización de Precios de Combustibles FEPC acumuló esa deuda”.

Hace apenas una semana, la ministra había generado debate cuando planteó una polémica propuesta que ha despertado diversas reacciones entre sectores políticos y económicos del país: pedirles a los países más desarrollados que empiecen a decrecer en sus economías.

“Nosotros necesitamos exigirles también, en el marco de esta geopolítica global, a los otros países, que comiencen a decrecer en sus modelos económicos. De ese decrecimiento depende también que nosotros logremos un equilibrio mayor y que los impactos del cambio climático nos afecten menos”, manifestó la ministra durante su intervención.

Cambios al manual

Las polémicas de la ministra Vélez no solo se circunscriben a sus descaches en las declaraciones, sino también por las profundas modificaciones que hizo al Manual Específico de Funciones y Competencias Laborales de la cartera del Ministerio de Minas.

La ministra modificó los requisitos necesarios para 31 perfiles de funcionarios. Al comparar el manual anterior, resolución del 25 de octubre de 2018, con el nuevo, expedido el 19 de agosto de 2022, son evidentes los cambios en los requisitos para cargos clave dentro del Ministerio.

El senador Miguel Uribe Turbay expuso que, en un cargo como el del director del la Oficina de Asuntos Ambientales y Sociales, de grado 21 y con una remuneración de más de ocho millones de pesos, se ajustaron los requisitos, de tal manera que no se necesitan estudios específicos en la materia.

Anteriormente, se requería un título profesional en una disciplina académica del núcleo básico de conocimiento en ciencia política, relaciones internacionales, derecho, economía, ingenierías, incluida la ambiental y de minas, sociología o trabajo social.

Adicionalmente, se requería un título de maestría o especialización. De haber obtenido el primer título, se requerían 56 meses de experiencia profesional relacionada. Con especialización se necesitaban 68 meses y, en caso de no tener posgrado, 92 meses de experiencia.

Ahora, con los cambios hechos por la ministra, se puede aspirar con un título en las siguientes áreas: administración, antropología, artes liberales, arquitectura, biología, microbiología, ciencia política, relaciones internacionales, derecho, diseño, economía, filosofía, teología, geología, programas de ciencias naturales, ingenierías, matemáticas, estadística, psicología, trabajo social o sociología.

Estos cambios también aplicaron para los cargos de asesores del despacho de la ministra, admitiendo carreras poco relacionadas con la cartera de Minas y Energía.

Incluso, para asesores grado 18, con una remuneración de más de 12 millones de pesos, aplican quienes hayan estudiado bibliotecología o ingeniería de alimentos.

Para asesores grado 16, con remuneración de casi diez millones de pesos, se toman en cuenta licenciados en literatura o en artes.