tecnología

Así funciona el gran avión no tripulado chino, con 500 kilos de capacidad de carga

La aeronave de origen chino cumplió con su vuelo inaugural.


El avión de carga no tripulado TP500 de China completó un exitoso vuelo inaugural el pasado 18 de junio, anunció la Corporación de la Industria de Aviación de China (AVIC).

El UAV (vehículo aéreo no tripulado por sus siglas en inglés) realizó un vuelo inaugural de 27 minutos y se desempeñó sin problemas durante todo el vuelo, dijo AVIC, citada por Xinhua.

Desarrollado por AVIC First Aircraft Institute, el TP500 es el primer gran avión de carga no tripulado chino producido bajo los requisitos del Reglamento de Aviación Civil de China.

TP500 es una plataforma de transporte no tripulada de propósito general con una gran carga. Su autonomía máxima es de 1.800 km y puede transportar una carga estándar de 500 kilos a 500 kilómetros de distancia.

Un video en la televisión estatal china muestra el UAV despegando de un aeródromo no especificado, así como un aterrizaje.

El TP500 tiene un diseño aerodinámico básico y está propulsado por un solo turbohélice con tres hélices. Además, cuenta con una parte trasera con bisagras que se abre para brindar acceso al compartimiento de carga.

Avión hipersónico que podrá viajar por todo el mundo en solo una hora

Los largos viajes en avión para trasladarse entre continentes podrían quedar en el pasado con el Stargazer, un avión hipersónico de pasajeros que está desarrollando la firma estadounidense Venus Aerospace y que podría ir a Mach 9, es decir, nueve veces la velocidad del sonido.

El equipo de ingeniería de la compañía lleva trabajando en el Stargazer desde 2020 y ha recibido inversiones por USD 33 millones (USD 1 millón provino de fondos gubernamentales) para avanzar con el diseño y la construcción del mismo.

Este avión hipersónico está siendo diseñado para albergar a solo 12 pasajeros, mientras viaja a una altitud de 170.000 pies. Se espera que el Stargazer lleve pasajeros de Tokio a Los Ángeles en solamente una hora, una clara mejora con respecto al vuelo de 11 horas en un avión comercial.

Aunque Venus Aerospace llama al Stargazer un “avión espacial”, el vehículo en realidad no se aventurará al espacio. El límite técnico del espacio sigue siendo 50 kilómetros más alto que la altitud máxima del Stargazer, por lo que el avión no viajará más allá de la línea Kármán, algo así como los globos espaciales que tampoco ingresan al espacio. Dicho esto, los pasajeros tendrán una gran vista, con la curvatura de la Tierra claramente visible.

Stargazer despegaría usando motores como un avión convencional, pero luego “haría la transición a cohetes una vez en altitud y lejos de la ciudad”, le dijo el CTO de Venus Aerospace, Andrew Duggleby, al portal Gizmodo.

Su primera prueba en tierra será hasta 2025 y habrá “no menos de cinco años de vuelos de prueba para garantizar la seguridad, la fiabilidad y el rendimiento”, agregó.

Idealmente, los tiquetes del Stargazer tendrían el mismo precio que uno de primera clase en un avión comercial, pero Duggleby dijo que es necesario resolver una serie de variables para precisar el precio.

El Stargazer no es el único avión de este tipo que actualmente se está construyendo en el mundo. En 2026 se espera que comience a operar el Global 8000 de Bombardier, que será capaz de llegar a Mach 1 y tendrá una capacidad para 19 pasajeros.

*Con información de Europa Press.