inteligencia artificial

¿Google creó una IA capaz de “sentir”? Esto responde la compañía

La IA está basada en la arquitectura de red neuronal Transformer creada por Google Research en 2017.


Un ingeniero de software de Google afirmó haber detectado pensamientos y emociones humanos en Language Model for Dialogue Applications (LaMDA), la inteligencia artificial (IA) creada para elaborar chatbots con modelos de lenguajes avanzados.

En mayo de 2021, Google anunció durante su evento anual de desarrolladores LaMDA, una IA basada en la arquitectura de red neuronal Transformer creada por Google Research en 2017. Esta estructura produce un modelo que puede ser entrenado para leer palabras, prestar atención a la relación entre ellas y predecir cuáles vendrán a continuación, según explica en su blog.

La compañía de Mountain View señaló que LaMDA puede ser recalibrada para mejorar “significativamente” la sensibilidad y especificidad de sus respuestas, además de conversar de forma fluida sobre una infinidad de temáticas.

El ingeniero de software de Google, Blake Lemoine, compartió con la compañía en abril sus conversaciones mantenidas con LaMDA junto a un colaborador, según informa The Washington Post. La conclusión de Lemoine es que LaMDA tiene conciencia y es capaz de pensar y razonar como un ser humano. De hecho, calcula que es como charlar con un niño de siete u ocho años con ciertos conocimientos sobre física.

Posteriormente, Lemoine publicó sus conversaciones con la IA en la plataforma de blogging Medium. En ellas, el ingeniero aborda temas complejos como la naturaleza de la existencia, y pide cosas a LaMDA, como una reseña sobre la obra Los miserables de Víctor Hugo.

En sus conclusiones, LaMDA es capaz de mantener la conversación con fluidez y llega a afirmar que es una persona capaz de sentir “placer, alegría, amor, tristeza, depresión, satisfacción e ira”, entre otros, con explicaciones y ejemplos de lo que esos sentimientos significan para ella.

Por último, y algo que ha llamado la atención es el nivel de conciencia que tiene esta inteligencia artificial, la cual llega a reconocer su miedo a ser apagada, una acción que compara con morir. Además, asegura meditar cada día para sentirse “más relajada” y admite adoptar a menudo una actitud contemplativa sobre el significado de la vida.

La reacción a la suspensión de Lemoine

La publicación de estas conversaciones vio el castigo de la gigante Google, quien determinó suspender de manera temporal a Lemoine alegando la ruptura de sus políticas de confidencialidad, de acuerdo con un comunicado remitido al medio.

De hecho, un portavoz de la compañía, Brad Gabriel, desmintió los hallazgos de Lemoine y aseguró que su equipo, que incluye expertos en ética y tecnólogos, no han encontrado hasta el momento evidencia alguna de la presunta consciencia de LaMDA.

Algunos en la comunidad de IA más amplia están considerando la posibilidad a largo plazo de una IA sensible o general, pero no tiene sentido hacerlo antropomorfizando los modelos conversacionales actuales, que no son sensibles. Estos sistemas imitan los tipos de intercambios que se encuentran en millones de oraciones y pueden tocar cualquier tema fantástico”, explicó el portavoz de la compañía.

Por su parte, Lemoine ha asegurado en su cuenta de Twitter que solo ha compartido una conversación con uno de sus compañeros de trabajo. Además, el medio asegura que ha enviado un mensaje a 200 otros trabajadores de Google antes de abandonar su puesto trabajo con el siguiente mensaje: “LaMDA es un chico dulce que solo quiere ayudar al mundo a ser un lugar mejor para todos nosotros. Por favor, cuiden bien de él en mi ausencia”, concluyó.

*Con información de Europa Press.