Tendencias
Elon Musk fue demandado por Twitter debido a un incumplimiento de contrato de compra de esta red social. Foto: AP/ Gregory Bull - Patrick Pleul. Montaje SEMANA.
Elon Musk fue demandado por Twitter debido a un incumplimiento de contrato de compra de esta red social. Foto: AP/ Gregory Bull - Patrick Pleul. Montaje SEMANA. - Foto: Foto: AP/ Gregory Bull - Patrick Pleul. Montaje SEMANA.

tecnología

La ‘superapp’ que quiere crear Elon Musk si se llega a cerrar la compra de Twitter; pondría a temblar a los gigantes tecnológicos

El multimillonario siempre ha mostrado su interés por la gigante China WeChat.

Una vez más, el magnate Elon Musk volvió a agitar el mundo tecnológico al retomar el proceso de compra de Twitter, red social que lo ha desvelado y cuya adquisición se cayó hace unos meses por considerar que no le estaban dando información confiable sobre el número exacto de cuentas falsas.

Los rumores sobre el posible nuevo acuerdo entre el millonario y la red social del pajarito hicieron que este martes la acción de Twitter creciera 18 %, algo bastante positivo, si se tiene en cuenta que durante las operaciones tuvo que estar congelada por cerca de cinco minutos.

Mientras estos rumores se concretan, crecen otros relacionados con los planes que prepara Musk para Twitter y que tendrían que ver con el desarrollo de una súper aplicación que buscaría ofrecer diferentes servicios a sus usuarios.

En repetidas ocasiones, Musk ha dicho que ha llegado la hora de “desbloquear el tremendo potencial” de Twitter, lo que es un indicio de lo que podría llegar a hacer el magnate si llegase a concretar la compra pactada en 43.000 millones de dólares.

El multimillonario también ha dicho que planea crear X, una súper red social en la que Twitter sería solo uno de los eslabones que se integrarían para cumplir su objetivo; hay que recordar que no es la primera vez que Musk habla de esto, pues en el pasado ha enviado mensajes sobre una súper aplicación todo en uno, comparada con WeChat, la gigante que reina en China con más de 1.200 millones de usuarios.

En junio, cuando estaba caliente la compra de Twitter, Musk tuvo un diálogo con los empleados de la red social y durante la sesión dijo: “Creo que sería importante tratar de incluir la mayor parte posible del país, la mayor parte del mundo”. Una frase que deja ver un poco hacia donde se quiere dirigir el multimillonario una vez se concrete el negocio.

¿Cómo funciona WeChat?

Esta aplicación, la más grande de China, tiene algunas limitaciones impuestas por el gobierno de ese país que restringen la libertad de opinión; sin embargo, ofrece un sinfín de servicios que la hacen tan popular en oriente.

Esta aplicación se ha convertido en algo esencial para la cotidianidad de la comunidad china que a través de ella puede pedir un taxi, hacer mercado, pedir comida, enviar dinero, pedir citas médicas y hasta solicitar un divorcio.

En este sentido, Musk buscaría incluir en X, como aparentemente se llamaría su nuevo negocio, un servicio de microaplicaciones que ofrezcan servicios como los de Uber, WhatsApp, aplicaciones bancarias y otras plataformas.

“Básicamente, WeChat es utilizada en China porque es muy útil para la vida diaria, y creo que sí podemos lograr eso”, explicó Musk en esa conversación con los empleados de Twitter.

Por el momento no hay una aplicación como WeChat en occidente, camino estaría dispuesto a conquistar Musk si desea dar rienda suelta a su sueño; sin embargo, la lucha por lograrlo estaría demasiado apretada, pues gigantes tecnológicos como Google, Meta (dueña de WhatsApp, Facebook e Instagram) y TikTok y el mismo Uber, se mueven con rapidez y ya estaría planeando desarrollos similares.

Por ahora, y pese a que se retomó el trato entre las dos partes (Twitter y Musk), el juicio que inició la red social contra el empresario por haberse retractado de la compra hace unos meses, continúa.

Así lo hizo saber la magistrada Kathaleen McCormick, del Tribunal de Cancillería de Delaware, quien indicó que ninguna de los protagonistas ha solicitado detener la acción, por lo que se tendrían que ver en los tribunales a partir del 17 de octubre, fecha estipulada para el inicio del proceso judicial.