Computador
Realizar un mantenimiento periódico ayuda a mejorar el desempeño de los computadores. - Foto: Getty Images/ Luis Alvarez

tecnología

Siete tips de mantenimiento para que un PC funcione como si fuera nuevo

Los computadores suelen perder potencia con el paso del tiempo, pero es posible mantener su buen desempeño.

En la medida en que pasa el tiempo y se le da un mayor uso al computador que diariamente se emplea para trabajar, estudiar o jugar, este dispositivo se vuelve cada vez más lento e incluso puede comenzar a fallar, perdiendo toda eficiencia y rapidez.

Para evitar esto y lograr que un computador funcione óptimamente, es indispensable darle un mantenimiento adecuado, que ayude a garantizar su correcto funcionamiento, para que así trabaje con rapidez y eficiencia cuando se ejecuten diferentes programas o videojuegos.

SEMANA dialogó con expertos para conocer algunos consejos que ayuden a mantener un computador funcionando de manera adecuada y con un desempeño idóneo para un prolongado tiempo de uso.

Tips para lograr que un PC siga funcionando como si fuera nuevo

Limpiarlo con todos sus elementos

Es ideal que se realice una limpieza continua y exhaustiva de nuestro equipo, al menos una vez a la semana. Esto permitirá eliminar el polvo y así se previenen posibles daños por sobrecalentamiento. Para reducir estos inconvenientes es recomendable utilizar una toalla humedecida con alcohol y con ella hacer una limpieza del equipo (pantalla, teclado, cables) con sumo cuidado y sin ejercer tanta presión. Cabe agregar, que el equipo debe estar apagado.

Apagar y reiniciar el PC con regularidad

Es importante que se reinicie el computador diariamente; no es recomendable que este permanezca más de un día prendido, ya que puede causar fallas y generar que el equipo se vuelva lento y pierda su eficiencia.

Hacer una copia de seguridad

Frecuentemente, se debe generar una copia de seguridad con todos los archivos que el usuario considere de relevancia o prioridad. Esto ayudará a liberar memoria de almacenamiento, lo cual ayuda a evitar bloqueos o fallas de hardware que tienden a dañar la máquina. Es clave realizar ese proceso con frecuencia, de esta manera no habrá inconvenientes si se requiere restaurar los documentos o archivos guardados en el equipo.

Mantener debidamente actualizado el equipo

Actualizar constantemente el sistema operativo y los programas con últimas versiones de software y seguridad, será de gran ayuda para tener un sistema mucho más ágil y eficiente, además, se garantiza que el PC cuente con la protección adecuada ante amenazas generadas por cibercriminales.

Desfragmentar el disco duro

Si un computador funciona de forma lenta, es aconsejable desfragmentar el disco duro para ayudarle a reorganizar y compactar todos los archivos que están almacenados, y así, lograr que la máquina opere de forma ágil y rápida. Adicionalmente, es indispensable generar un ‘backup’ con los documentos más importantes y transferirlos a un segundo disco que será de respaldo.

La copia de seguridad también puede ser guardada en una memoria USB o un servicio de almacenamiento en la nube, Google Drive o Dropbox.

Actualizar los programas de antivirus

Sin duda alguna, los virus pueden ocasionar millones de dificultades en un computador, como problemas de rendimiento y pérdida total de datos. Para evitarlo, se debe instalar y actualizar los programas antivirus, los cuales permiten proteger los archivos, los datos y la información.

Eliminar los archivos que ya no se necesiten

La rapidez del computador puede verse afectada por el almacenamiento interno, por lo que es recomendable eliminar aplicaciones, archivos y documentos que ya no se utilicen. Esto también permitirá no llenar el disco duro y usar el espacio estratégicamente.

De acuerdo con lo anterior, se debe tener en cuenta que las fallas en el funcionamiento de un computador se pueden presentar permanentemente y por múltiples factores. Es por esto que fabricantes de computadores, como ASUS, recomiendan realizar o solicitar un mantenimiento adecuado del equipo con cierta regularidad, para así conservar el equipo en las mejores condiciones, dándole un óptimo rendimiento y asegurándole más tiempo de vida útil.