Tik Tok / logo / viral / redes sociales
El FBI considera que TikTok puede convertirse en un recurso que el gobierno chino puede usar en contra de EE. UU. - Foto: VCG via Getty Images

tecnología

TikTok y la razón por la que el FBI cree que es un “problema” para la seguridad nacional de EE. UU.

Existe una seria preocupación ante la posibilidad de que China tenga acceso a información de usuarios y otros elementos de la app.

Recientemente, el director del FBI, Christopher Wray, ha manifestado que su agencia está “extremadamente preocupada” ante las actividades de la compañía propietaria de TikTok (red social china) en Estados Unidos.

Wray, afirmó que su nerviosismo es causado ante la posibilidad de que alguna entidad del gobierno chino cuente con la capacidad de manipular el algoritmo que genera las recomendaciones que los usuarios ven en la aplicación, lo cual permitiría manipular los contenidos que aparecen en la red social.

En el marco de una conferencia ofrecida en la Facultad Gerald R. Ford de Políticas Públicas de la Universidad de Michigan, el director del FBI subrayó que existe un permanente riesgo de que la popular plataforma social caiga bajo el control del gobierno chino, al cual tiene una visión e interés diferentes a la sociedad norteamericana.

De manera que el Gobierno chino podría manipular el algoritmo de la plataforma social y usarlo como un recurso para, según Wray, “operaciones de influencia si así lo quisiesen”.

Cabe destacar que TikTok, propiedad de la compañía china ByteDance, es una plataforma que ha ganado una importante popularidad gracias a su formato de videos cortos y en Estados Unidos ya supera los 100 millones usuarios, por lo que también representa una amenaza para Instagram (red social de Meta).

Justamente por ello, a las consideraciones de Christopher Wray se suman las dudas de otros funcionarios del gobierno de Estados Unidos, quienes consideran un potencial peligro el hecho de que el gobierno de Xi Jinping tanga la posibilidad de recopilar información sobre los usuarios de la red social en EE. UU.

De igual manera, Christopher Wray sostiene que también existe el riesgo de que entidades del gobierno de China utilicen la red social para infiltrar software en los dispositivos de sus usuarios y extraer información de los dispositivos personales de millones de personas en Estados Unidos.

“Todas estas cosas están en manos de un gobierno que no comparte nuestros valores y que tiene una misión que está muy en desacuerdo con lo que es mejor para los intereses de Estados Unidos. Eso debería preocuparnos”, advirtió Wray.

Vale la pena recordar que meses atrás, Vanessa Pappas, directora de operaciones de TikTok, asistió a una audiencia ante el Senado de Estados Unidos en donde respondió a las preguntas formuladas por parlamentarios demócratas y republicanos. En dicho escenario Pappas aseguró que ByteDance tiene un riguroso sistema para la protección de los datos de los usuarios estadounidenses y por ello los funcionarios del gobierno chino no tiene la posibilidad de acceder a ellos.

“Nunca compartiremos datos, punto”, declaró Pappas para ese momento.

TikTok, una constante preocupación para EE. UU.

En 2017 la red social comenzó a tener un importante crecimiento de popularidad gracias a que ByteDance adquirió la compañía estadounidense Musical.ly y funcionó con TikTok.

Años después, la administración Donald Trump manifestó sus reparos ante la operación y de la compañía china a través de su red social y por ello trató de prohibir la aplicación en Estados Unidos, mientras presionaba a ByteDance para que vendiera la plataforma una compañía norteamericana.

Las acciones del gobierno del expresidente Trump fueron acompañadas por una serie de denuncias contra la propietaria de la red social, por presuntas violaciones de privacidad en usuarios menores de edad en Europa y otras zonas del mundo.

Pero ByteDance manejaba estas controversias indicando que su plataforma continuamente ha tenido mejoras en su servicio para así proteger la privacidad de todos sus usuarios, además, aseguró que TikTok no opera dentro de China y que en ese país opera una aplicación similar que es exclusiva para ese país.

Los funcionarios estadounidenses y la compañía están ahora en conversaciones sobre un posible acuerdo que resolvería las preocupaciones de seguridad estadounidenses, un proceso que, según Wray, se estaba llevando a cabo en todas las agencias gubernamentales de Estados Unidos.

Pese a los movimientos que ha realizado la red social de origen asiático para mostrar que hay una distancia entre ella y el actual gobierno chino, funcionarios las agencias de seguridad nacional de EE. UU. aún tienen serios reparos ante la plataforma digital, los cuales cobran más fuerza más a causa de su continuo crecimiento en la base de usuarios.