La senadora Sandra Ortiz, jefe de debate de mujeres de Gustavo Petro, ha tenido que salir a defenderse de sus enemigos políticos que le han resucitado, al menos en las redes sociales, una antigua demanda laboral de una empleada doméstica.

Ortiz, que forma parte de la Alianza Verde, fue demandada en 2017 por una mujer que la acompañó durante tres meses en las labores generales de su hogar en Bogotá. La demandante alegó en su momento que fue despedida sin justa causa y que no contó con los derechos laborales. Dijo, por ejemplo, que trabajaba 14 horas diarias de lunes a domingo y no le pagaban seguridad social.

Sin embargo, el enfado de la mujer obedeció a que su liquidación fue de 582.887 pesos por tres meses laborados, según la proyección que le realizó un contador público de la congresista.

La señora, según la senadora, se fue a la Oficina de Trabajo y le argumentaron que el precio liquidado debía ser menor al entregado por su exjefa, pero posteriormente ella decidió instaurar una acción judicial en un juzgado de pequeñas causas.

Ortiz decidió parar el tema pagando a la mujer más de dos millones de pesos, es decir, una cifra superior a la legal, según la congresista. Aún así, hoy en redes sociales volvieron a atacar a la dirigente.

La senadora Sandra Ortiz le manifestó a SEMANA que la demanda es de 2017, que hay más mentiras que verdad y que el tema judicial ya fue resuelto.

Insistió que la atacan porque pertenece a la campaña de Gustavo Petro ya que ni siquiera le habían sacado a relucir el tema en su campaña al Senado de 2018 y 2022.

2022-05-03

Otros Confidenciales

Vicky En Semana

“Los partidos han perdido coherencia”: Ómar Yepes estalla por apoyo a Petro sin condiciones desde el Partido Conservador

El expresidente de esa colectividad también destacó cuál es la importancia de la oposición en los sistemas democráticos.