Tendencias

Home

Economía

Artículo

La alcaldesa Claudia López tiene la doble responsabilidad de gestionar los proyectos contratados y licitar los que aún necesita la ciudad.

infraestructura

Estas son las obras que prometen cambiarle la ‘cara’ a Colombia desde 2021

La ejecución del metro, el Regiotram de occidente, las troncales de la 68 y la avenida Cali, y la extensión de la avenida Caracas al sur serán parte del paisaje bogotano para el próximo año.

La capital de Colombia será la principal turbina de la economía del país en un año en el que se espera que despeguen varias actividades económicas.

La ejecución de diversos proyectos de los que se viene hablando hace décadas, pero que solo fueron adjudicados en 2019 –como la primera línea del metro de Bogotá o el primer tren de cercanías moderno de la nación, el Regiotram de occidente– se empezará a desarrollar en 2021.

Eso será clave para recuperar parte de los 885.000 empleos que se perdieron en la ciudad debido a la pandemia.

Cada iniciativa hará su aporte. En el caso de la primera línea del metro, se crearán 135.000 puestos de trabajo en los seis años de su construcción, siendo 2022 y 2023 los picos de obra y de creación de empleos.

El año entrante habrá movimientos de tierra muy grandes en el patio taller de Bosa, pero la obra más ambiciosa, el viaducto que soportará el tren, tendrá su pico en 2023 y 2024. La buena noticia es que este no es el único proyecto que está garantizado con contratos y presupuesto.

Cundinamarca tendrá el primer tren de cercanías moderno del país. El consorcio chino que ganó el contrato, enca a los diseños de detalles de las estaciones y está en la fase de contratación de los trenes. En 2021 se prevé levantar parte de la vieja y deteriorada línea férrea. El 2022 también será de mayor volumen de obra, aunque igualmente habrá intervenciones en el segundo semestre del año entrante.

Otras obras de infraestructura que moverán el mercado laboral y la economía de la ciudad son las troncales de TransMilenio contratadas a finales de 2019.

La más representativa será la construcción de la troncal de la avenida 68, la cual se activará e iniciará obras en el primer trimestre de 2021. El proyecto fue dividido en nueve contratos para agilizar la construcción y reducir los riesgos. En total, se invertirán 3,2 billones de pesos en este corredor, en el que se espera que operen buses eléctricos.

Así mismo, otros contratos claves que iniciarán en los próximos meses son: la extensión de la troncal de la Caracas hasta el Portal de Usme, ampliaciones del TransMilenio de Soacha y una primera fase de la troncal de la avenida Ciudad de Cali. Además, hay varios proyectos que serán adjudicados el próximo año, por lo que no tendrán obra en el corto plazo.

En ese listado está la ampliación de la autopista Norte entre la 170 y los cementerios y, en esa misma licitación, el mejoramiento y la extensión de la carrera Séptima entre la 170 y la salida de Bogotá. La clave estará en la gestión de cada contrato para evitar obras inconclusas o sobrecostos.

Medellín: sobre rieles

En 2021, la capital de Antioquia tiene como principal misión adelantar la licitación del metro ligero de la calle 80, proyecto que ya logró el acuerdo con la Nación para la cofinanciación del 70 por ciento. Esta línea del metro le permitirá a esta ciudad mejorar la conexión con el occidente y seguir ampliando la conectividad férrea en todo el Valle de Aburrá.

3,5 billones de pesos serán invertidos en el metro de la calle 80 de Medellín.

La Alcaldía también tiene previsto iniciar en 2021 los estudios de factibilidad de la primera línea del metro subterráneo del país. Sería un tramo del metro que inicia en Sabaneta y Envigado, pasa por Poblado, cruza por el centro de la ciudad, luego por Robledo y va hasta las comunas Doce de Octubre y Castilla.

Medellín tendrá que competir con otras iniciativas de gran inversión como la segunda línea de metro de Bogotá, que también necesita la cofinanciación del Estado. El punto a favor es que los estructuradores de grandes proyectos de infraestructura están encontrando nuevas modalidades de financiación.

Será necesario ver si eso es suficiente, teniendo en cuenta que el tren subterráneo suele tener más riesgos y costos.

Cali y Valle: el tren a Jamundí

Los vallecaucanos no se quieren quedar atrás con el boom de trenes eléctricos que vive el país. Las autoridades de la ciudad planean sacar adelante el tren de cercanías que conectará a Cali con Jamundí. El proyecto parece tener el visto bueno y el respaldo económico del Gobierno nacional. No obstante, en 2021 será necesario avanzar en los diseños y la factibilidad.

4,5 billones de pesos es la inversión prevista en la doble calzada entre Pasto y Popayán.

Otra iniciativa clave es la terminación de la doble calzada entre Buga y Buenaventura. El Ministerio de Transporte, en cabeza de la titular de la cartera, Ángela María Orozco (foto), incorporó los tramos faltantes en la quinta generación de concesiones, en un nuevo intento por contratar y terminar esta doble calzada.

También será determinante para esta parte del país la contratación de la doble calzada entre Popayán (Cauca) y Pasto (Nariño). La vía es fundamental para mejorar la conexión con Ecuador.

Región Caribe: aeropuertos para la costa

La región Caribe tendrá buenas noticias en 2021 en materia de transporte aéreo. En el caso de San Andrés, se espera que salga adelante la licitación para un nuevo terminal aéreo, una obra que vienen estructurando desde hace varios años.

2,9 billones de pesos es la inversión prevista para el aeropuerto de Bayunca.

Así mismo, hay planes en Santa Marta para ampliar la pista, aunque será necesario ocupar parte del mar, lo que representará un desafío para la ingeniería nacional.

Las otras inversiones grandes estarán en Cartagena. El nuevo aeropuerto de Bayunca, cerca del complejo urbano Serena del Mar, tiene un costo de 2,9 billones de pesos y podría ver la luz en 2021. También está previsto terminar las obras en el aeropuerto de Barranquilla. Así, la red de aeropuertos de la región Caribe parece ir volando.

Orinoquia: la vía del siglo XXI

La carretera que podría cambiar una buena parte de la actividad económica de Colombia requiere 25 billones de pesos y atravesaría el país desde Buenaventura hasta Puerto Carreño. El director del Invías, Juan Esteban Gil, anunció que la entidad adelantó los estudios en 2020, y en 2021 planea abrir las licitaciones de algunos sectores.

25 billones de pesos es la inversión calculada para la vía entre Buenaventura y Puerto Carreño.

El corredor vial necesitará de un gran esfuerzo de ingeniería en el trazado, pero uno de los desafíos más grandes será cruzar con eficiencia la cordillera Central. De los 1.490 kilómetros hay 268 kilómetros en ejecución, mientras que otros 373 kilómetros ya están construidos, es decir, cerca del 25 por ciento del total.

Sin embargo, el 57 por ciento del corredor, unos 850 kilómetros, están destapados o en trocha, por lo que requieren de una millonaria inversión. La construcción de esta supervía le permitirá a estas vastas zonas, con baja población pero con un gran potencial agrícola, mejorar la competitividad de los productos y servicios.

La recuperación

Estas obras contribuirán a aumentar la inversión y generar miles de empleos. Estos son los principales indiciadores detrás de su desarrollo:

  • 135.000 puestos de trabajo creará la construcción de la primera línea del metro de Bogotá.
  • 3,2 billones de pesos serán invertidos en la nueva troncal de TransMilenio de la avenida 68.
  • 4,5 billones de pesos es la inversión prevista en la PTAR Canoas, que saldría a licitación durante 2021.
  • 73 billones de pesos planea invertir el Distrito de acá a 2030. Entre las obras está la segunda línea del metro, una red de cables aéreos, al menos tres Regiotram, la PTAR-- Canoas y el nuevo corredor verde de la carrera Séptima. También se prevé mejorar los accesos viales de la ciudad, los cuales presentan un gran deterioro.