cápsulas

Este año se acabará el cementerio de llantas más grande de Bogotá


La Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos - UAESP - y CEMEX Colombia comenzaron las labores para recuperar alrededor de 25.000 llantas usadas, ubicadas en el que se considera como el cementerio de este tipo de residuos más grande de la capital.

El predio, ubicado en la vereda El Uval de la localidad de Usme, fue utilizado durante más de diez años como lugar de almacenamiento de las llantas, lo que ha generado problemáticas medioambientales para los habitantes de esta zona, por cuenta de la generación de vectores (moscas, zancudos y ratas), el riesgo de incendios y la afectación a la estructura ecológica rural de esta zona de Bogotá.

Este esfuerzo entre la UAESP, 4R y CEMEX no solo evita que las llantas sigan siendo un riesgo para el medio ambiente y la salud de los habitantes de la zona, sino que permite que un residuo de difícil gestión sea tratado y convertido en un combustible industrial, que se consume durante el proceso de producción de cemento, lo que constituye un claro ejemplo de economía circular.

Según Luz Amanda Camacho, directora de la UAESP, “cada día desde la UAESP estamos recogiendo un promedio de 83 llantas abandonadas en el espacio público, lo que sin duda no debería suceder si todos los actores de esta cadena hiciéramos nuestra parte. Por eso el llamado es para que todas aquellas personas que cambian las llantas de su vehículo acudan a los puntos dispuestos por la Secretaría de Ambiente o acudan a las ‘Llantatones’ realizadas por la UAESP con el fin de deshacerse correctamente de este residuo y evitar problemas como el que estamos solucionando en Usme”.

Por su parte, Alejandro Ramírez, presidente de CEMEX Colombia y Perú, afirmó que “reducir las emisiones de CO2 para enfrenar el reto del cambio climático, es una de las prioridades de CEMEX a nivel global. Iniciativas como estas permiten que gradualmente podamos sustituir combustibles fósiles por energías provenientes de residuos, que se consumen en el proceso de combustión para la fabricación de cemento y así dejan de ocupar espacio a cielo abierto”.

Las llantas están siendo recuperadas con la ayuda del Batallón de Artillería del Ejercito Nacional y posteriormente son trituradas por la empresa 4R. El material resultante es usado en la Planta Caracolito de CEMEX, en Ibagué (Tolima), para ser integrado a la estrategia de coprocesamiento, convirtiéndose en combustible ambientalmente sostenible y seguro para el proceso industrial.

La UAESP hace un llamado a los ciudadanos para que dispongan responsablemente estos residuos a través de los programas posconsumo de los diferentes comerciantes especializados en estos elementos, o por medio de las jornadas de ‘Llantatón’ impulsadas por la entidad en las diferentes localidades de la ciudad y las cuales han permitido en 2022, recuperar más de 15.000 llantas que habían sido abandonadas en el espacio público.