petróleo

EE. UU. reportó un alza inesperada en sus reservas de crudo

Esta noticia llega como un aliciente en momentos en que reina la volatilidad en este mercado.


Las reservas comerciales de petróleo crudo en Estados Unidos aumentaron la semana pasada, según cifras publicadas el martes por la Agencia estadounidense de Información sobre Energía (EIA), cuando el mercado esperaba un nuevo y marcado descenso.

En la semana que terminó el 3 de junio, las reservas de crudo aumentaron 2,1 millones de barriles, cuando los analistas esperaban una contracción de 2,5 millones de barriles a 416,8 millones. Al mismo tiempo, las reservas estratégicas bajaron 7,3 millones de barriles para alcanzar su nivel más bajo en 35 años. Según Matt Smith, analista de Kpler, se trata de un descenso récord en una semana.

Desde el año pasado, el gobierno de Joe Biden utiliza las reservas estratégicas para tratar de aliviar los precios de la gasolina, sin demasiado éxito hasta ahora. En un año, las reservas estratégicas cayeron 100 millones de barriles.

El incremento de las reservas comerciales se explica también por la caída inesperada de las exportaciones de crudo (-37 % con respecto a la media de las últimas cuatro semanas), en tanto las importaciones quedaron estables. A pesar del aumento de estas existencias, los precios siguen su carrera ascendente.

A media jornada este miércoles, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en agosto ganaba 1,21 % a 122,04 dólares, mientras que el West Texas Intermediate (WTI) para entrega en julio subía 1,05 % a 120,67 dólares.

A pesar de la subida de precios, la demanda en Estados Unidos creció 2,3 % con relación a la media de las cuatro semanas anteriores, en pleno comienzo de la temporada estival. Entre tanto, las reservas de gasolina en Estados Unidos bajaron en 800.000 barriles la semana pasada.

Esta noticia espera frenar un poco la volatilidad en los precios del petróleo que el pasado martes -7 de junio- volvió a subir luego de una sesión de alta volatilidad este martes, caracterizada por tomas de beneficios y preocupaciones por la inflación.

Así, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en agosto ganó 0,88 % a 120,57 dólares en Londres. En tanto, el West Texas Intermediate (WTI) para entrega en julio ganó 0,76 % a 119,41 dólares en Nueva York.

Los precios, que llevan varias jornadas con altas y bajas, “se acercan nuevamente a sus máximos, lo cual provocó tomas de ganancias en un mercado volátil, lleno de incertidumbres”, resumió Matt Smith, de Kpler.

En estas negociaciones resalta que los precios pasaron incluso a territorio negativo luego de que el Banco Mundial revisara a la baja sus previsiones de crecimiento mundiales.

“Todo declive de actividad presiona a la baja la demanda de petróleo”, resumió Andrew Lebow de Commodities research Group.

Pero, al mismo tiempo, un informe de Goldman Sachs aumentó la previsión del precio del Brent a 135 dólares para fin de año, y eso empujó los precios al alza. En momentos en que el precio del galón (3,78 litros) de gasolina parece encaminado a alcanzar la cota histórica de cinco dólares en Estados Unidos en los próximos días, “hay temores de destrucción de la demanda”, añadió Matt Smith.

Un panorama poco favorable

Las consecuencias de la invasión rusa de ucrania se agravan en el mundo y afectan a 1.600 millones de personas, advirtió este miércoles el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, al presentar el 2º informe de la Organización sobre sus repercusiones internacionales.

“El impacto de la guerra en la seguridad alimentaria, la energía y las finanzas es sistémico, grave y se acelera”, dijo. “Para la población del mundo entero, la guerra amenaza con generar una ola sin precedentes de hambre y miseria, dejando una estela de caos social y económico”, advirtió el jefe de la ONU.

*Con información de AFP.