economía

Este es el “nuevo oro”, metal en el que un multimillonario recomienda invertir

Alisher Usmánov, uno de los hombres más ricos de Rusia, destaca que un metal en específico ha tenido un desequilibrio entre oferta y demanda durante los últimos años.


Tradicionalmente, dentro del listado de metales preciosos con mayor valor en el mercado los primeros que llegan a la mente suelen ser el oro y la plata. En esa línea, de acuerdo con Infomine, esta lista la completan el indio, el osmio, el rutenio, el platino, el renio, el paladio, el iridio y el rodio.

Sin embargo, existe otro metal que podría convertirse en el “nuevo oro”, según indicó recientemente el empresario Alisher Usmánov, uno de los hombres más ricos de Rusia.

Se trata del cobre, según menciona el multimillonario en un artículo titulado El proyecto Udokan: cómo la minería sostenible puede alimentar la tecnología limpia, publicado en el sitio web del Foro Económico Mundial de Davos, Weforum.org.

De acuerdo con Usmánov, en los últimos años ha habido un desequilibrio entre la oferta y la demanda de cobre en el mercado. Este detalle ha provocado numerosas oscilaciones en su precio bursátil (valor en la bolsa). De este modo, anota que entre mayo y octubre de 2021 el precio del cobre se estabilizó en cerca de 11.000 dólares por tonelada.

Teniendo en cuenta la evolución en el precio del cobre y su relación oferta-demanda, el multimillonario ruso pronosticó que, en los próximos años, “debido a lo indispensable de este metal en la economía baja en carbono y las industrias de alta tecnología como las telecomunicaciones, los vehículos eléctricos, los sistemas de energías renovables o los de captura y almacenamiento de carbono”, la oferta de cobre podría volverse insuficiente.

La Agencia Internacional de Energía ha informado que el grafito, el cobre y el níquel dominarán la demanda de minerales para 2040. Para ese año, la demanda de cobre de las tecnologías de energía limpia aumentará en 2,7 veces lo que era en 2020″, menciona el artículo citado.

Además, anota que el Banco de América estima que la tasa de crecimiento anual compuesta en el consumo de cobre solo de las tecnologías necesarias para alcanzar el cero neto será del 3,6 % para 2030.

Cobre, un elemento indispensable para las nuevas tecnologías

En su artículo, Alisher Usmánov puntualiza que los mercados que se aceleran rápidamente para los vehículos eléctricos y el almacenamiento de baterías dependen del cobre. En ese sentido, este metal se torna indispensable para las tecnologías de energía renovable, ya que su capacidad para conducir electricidad es mejor a la de otros metales.

Sin embargo, de cara al futuro, Usmánov pronostica un obstáculo relacionado con la explotación de este metal en las minas, las cuales estarían alcanzando su capacidad máxima. En ese sentido, anota que el tiempo de espera entre el descubrimiento y la producción “ha aumentado significativamente.

“A largo plazo, los fundamentos del cobre son sólidos y lo más probable es que la demanda supere a la oferta en los próximos años. Una mayor demanda de tecnologías de energía limpia también vendrá en conjunto con la creciente demanda de la construcción y la fabricación”, vaticinó el magnate en su artículo.

Basado en sus argumentos sobre la relevancia que está adquiriendo el cobre, Usmánov definió como “prometedora” la inversión realizada en Udokan, el tercer yacimiento de cobre sin explotar más grande del mundo y el más grande de Rusia.

Mina de cobre Udokan Rusia
Mina de cobre Udokan, en Rusia. (Photo by Yevgeny Yepanchintsev\TASS via Getty Images) - Foto: Yevgeny Yepanchintsev/TASS

El empresario Usmánov, además, compartió qué estrategias podrían contribuir a evitar un eventual déficit mundial de cobre en el futuro:

  • Invertir en proyectos de exploración y greenfield.
  • Desarrollar tecnologías para aumentar la extracción y la productividad.
  • Desarrollar y expandir tecnologías de reciclaje de chatarra de cobre para aumentar el suministro.

En Udokan, estamos abordando esas dos primeras estrategias de prevención: la inversión y el desarrollo tecnológico”, destacó el multimillonario Alisher Usmánov.