divisas

Precio dólar comenzó la semana a la baja, cayó 54 pesos

Este resultado continúa la tendencia de las jornadas recientes y ayuda a mermar las presiones devaluacionistas.


La volatilidad del precio del petróleo, la inestabilidad de los mercados internacionales por cuenta de la inflación y la expectativa por lo que pueda pasar en Europa tras la reanudación de exportaciones ucranianas, en medio de la invasión que mantiene Rusia, siguen siendo los principales motores de la tasa de cambio peso dólar.

La divisa terminó la jornada del lunes primero de agosto en 4.275 pesos y promedió en 4.246,03, esto es, 54,27 pesos por debajo de la Tasa Representativa del Mercado (TRM) fijada para esta jornada por la Superintendencia Financiera en 4.300. Este resultado se suma a los descensos de la semana pasada, cuando la cotización de la divisa perdió 200 pesos.

Cabe recordar que el precio del dólar en Colombia también cerró a la baja el pasado viernes 29 de julio, lo que implica un alivio para todos aquellos afectados por la devaluación.

En particular, en la jornada del día de hoy el dólar arrancó con un precio de apertura de 4.280 pesos y pese a unos ligeros repuntes que lo impulsaron hasta los 4.290, sobre las 8:20 a.m. empezó a caer hasta llegar a mínimos de 4.220, para luego recuperar parte de las pérdidas y finalizar muy cerca de la apertura.

Getty creativo
El dólar sigue muy afectado ante la posibilidad de una recesión en Estados Unidos - Foto: Getty Images

El dólar no cerraba por debajo de los 4.300 pesos desde mediados de julio, luego de la fuerte alza del 12 de julio que la llevó a un precio récord de 4.625 pesos, impulsado por el pánico que había en el mercado ante la posibilidad de una recesión económica en Estados Unidos.

De acuerdo con los analistas, esta será una semana de expectativa para el mercado colombiano por cuenta del cambio de gobierno que se dará el próximo domingo y los anuncios que se concreten de parte de Gustavo Petro, especialmente en lo relacionado con la reforma tributaria.

Así mismo, algunos informes advierten que el país ya está empezando a sentir los impactos de la inflación, especialmente en el sector industrial, que está bajando su compra de materias primas y contratación de mano de obra.

Este lunes se conoció el Índice Davivienda de Gestión de Compras (PMI) para el sector industrial colombiano, el cual deja tres conclusiones claves que señalan que la producción y las ventas cayeron por primera vez en el año, mientras que aumentan las presiones inflacionarias y las empresas redujeron la compra de insumos y contratación de mano de obra.

Según esta radiografía de la industria nacional, la creación de puestos de trabajo se vio frenada y las empresas se mostraron menos optimistas en relación con el panorama futuro. Asimismo, la inflación del costo de los insumos volvió a repuntar, lo que se tradujo en un pronunciado incremento de los precios de venta. Estos dos factores están impactando con fuerza la confianza del sector.

Andrés Langebaek Rueda, director ejecutivo de Estudios Económicos de Davivienda, afirmó que los datos de julio informaron de un exceso de capacidad en el sector industrial colombiano, ya que los negocios pendientes cayeron por primera vez en 14 meses. Esta reducción de los trabajos pendientes también se asoció a menudo a la falta de proyectos entrantes y la finalización de los pedidos existentes.

“La economía colombiana creció a un buen ritmo durante la primera mitad del año -seguramente a uno de los mejores ritmos en la región- pero las vulnerabilidades macroeconómicas, en especial el amplio déficit en cuenta corriente, parecen estar pasando su factura: el peso colombiano durante julio fue una de las monedas más devaluadas entre los emergentes: no resulta extraño que nuestra moneda junto con el peso chileno -otro de los países de la región con gran déficit en la cuenta corriente- hayan sido las monedas más devaluadas”, explicó este experto.