Tendencias
Este miércoles 20 de abril, la Bolsa de Valores de Nueva York no tuvo una buena jornada.
La bolsa de Nueva York cierra tranquila por esta semana, en medio de un mercado muy agitado. - Foto: Getty Images

inversionistas

Wall Street: cifras de desempleo en EE. UU. salvaron el día y evitaron un cierre en rojo

Con estos resultados, mantiene la senda positiva en medio de un mercado muy agitado.

La bolsa de Nueva York terminó prácticamente estable este viernes, luego de cuatro jornadas consecutivas de alzas y en un día en que se publicaron datos sólidos de empleo en Estados Unidos.

Al cierre de operaciones, el Dow Jones perdió 0,14 % a 31.338,15 puntos, el tecnológico Nasdaq ganó 0,12 % a 11.635,30 unidades, y el S&P 500 cedió un marginal 0,08 % a 3.899,37.

La economía de Estados Unidos sumó muchos más empleos de lo esperado en junio y los salarios subieron, según datos oficiales divulgados el viernes, una buena noticia para el mercado laboral que, por otro lado, alimenta los temores de más inflación.

Estados Unidos generó 372.000 nuevos puestos en el mes, muchos más de los 250.000 esperados por los analistas, informó el Departamento de Trabajo. El salario promedio por hora aumentó 10 centavos, o 0,3 %, a 32,08 dólares, y 5,1 % en los últimos 12 meses, según el informe.

Los datos ofrecen poco consuelo a la Reserva Federal (Fed, banco central), que ha declarado la guerra a una inflación que se ubica en su mayor nivel en 40 años, con 8,6 % acumulado en 12 meses. El banco central ha aplicado importantes aumentos en las tasas de interés para tratar de enfriar la demanda.

Se trata de la recuperación más rápida y fuerte de puestos de trabajo en la historia de Estados Unidos”, dijo el presidente Joe Biden en una declaración.

Pero, con las empresas teniendo dificultades para llenar puestos de trabajo y muchos trabajadores al margen del mercado, los salarios tuvieron que subir, lo que presiona los precios al alza.

Sigue el desequilibrio

La economía ganó 2,74 millones de empleos en la primera mitad del año, más que la mayoría de los años completos desde 2000. La tasa de desempleo se mantiene, no obstante, estable en 3,6%, cerca de su históricamente bajo 3,5% de febrero de 2020, antes del estallido de la pandemia.

El presidente de la Fed de Atlanta, Raphael Bostic, dijo que un mercado laboral sólido es una buena cosa, al tiempo que destacó que apoya “completamente” otro aumento en las tasas de interés de referencia este mes, de 0,75 puntos porcentuales, como el decidido en junio.

Sin embargo, “estamos empezando a ver algunas señales de desaceleración (económica), que es lo que necesitamos, porque lo que tenemos ahora es un gran desequilibrio entre oferta y demanda que está empujando la inflación”, declaró Bostic a CNBC, donde reiteró que para controlar la inflación, ese desequilibrio debe corregirse.

El mercado teme que los esfuerzos de la Fed para contener el alza de precios lleve a la mayor economía mundial a una recesión.

Sin recesión

El empleo no agrícola total se mantiene ligeramente por debajo del nivel de febrero de 2020, previo a la pandemia de covid. Pero el sector privado se ha recuperado y cuenta con 140.000 empleos más, según el informe.

La mayor cantidad de contrataciones en el mes de junio se dio en los sectores de cuidado de la salud y ocio, mientras que el rubro de ventas minoristas se recuperó luego de una gran caída en mayo, según los datos oficiales. La industria manufacturera añadió 29.000 puestos.

Una fuerte demanda de los consumidores fue esencial para la recuperación pospandemia. Pero los economistas creen que la creación de puestos de trabajo comenzará a ceder. El reporte de junio “muestra que la expansión (económica) es sólida”, estimó Robert Frick, economista de Navy Federal Credit Union.

Los últimos datos “sostienen nuestra visión de que hablar de una economía en recesión ahora no tiene sustento”, concluyó de su lado Ian Shepherdson, de Pantheon Macroeconomics.

Con información de AFP.