divisas

Se frenó la subida del precio del dólar: ¿cómo amaneció hoy 26 de julio?

Al momento, reporta fuertes caídas en sus indicadores.


El precio del dólar en Colombia frenó la escalada con la que comenzó esta semana en el país y para hoy martes, 26 de julio, registra una caída considerable, influenciada por el temor a lo que pueda pasar con las tasas de interés en los Estados Unidos.

De acuerdo con la Bolsa de Valores de Colombia, esta divisa arranca el día con un precio de apertura sobre 4.555 pesos, muy por encima de los 4.461 pesos con 63 centavos fijados para hoy como Tasa Representativa del Mercado, por la Superintendencia Financiera.

No obstante, pese a que creció, este valor se puede tomar como un crecimiento tímido por parte del dólar en Colombia, puesto que se mantiene menor al último registro de la jornada anterior ―25 de julio―, cuando quedó en 4,467 pesos con 80 centavos.

Así mismo, en sus primeras operaciones reporta una leve caída en sus valores, puesto que se descuelga a mínimos de 4.435 pesos con 70 centavos, 25 pesos por debajo de la TRM y 31 inferior al último precio de ayer.

La volatilidad de los precios del petróleo, que en sus últimos registros se disparó al alza, y el movimiento de commodities como el cobre, que dan buenos registros para el país, son algunos de los responsables de estos resultados.

Los precios del petróleo y el gas subieron el lunes en una jornada volátil, con el mercado temeroso del aprovisionamiento ruso. Luego de un nuevo anuncio del gigante ruso del gas Gazprom, de una disminución drástica de sus entregas de gas a Europa, la subida de precios se hizo marcada en este mercado.

El TTF holandés, referencia del gas natural en Europa, terminó al alza de 8,60 % a 176,45 euros el magawatthora (MWh). En tanto, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en setiembre ganó 1,88 % a 105,15 dólares en Londres.

El barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en igual mes subió 2,11 % a 96,70 dólares en Nueva York. Gazprom anunció el lunes que reduciría drásticamente desde el miércoles las entregas de gas a Europa por el gasoducto Nord Stream, por necesidad de mantenimiento de una turbina.

Sin embargo, la atención del momento está centrada en lo que pueda pasar esta semana con las tasas de interés en los Estados Unidos y las decisiones que se anuncien por parte de la Reserva Federal para frenar una inflación que se ubica en sus máximos históricos, de los últimos 40 años.

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed, banco central) se reúne esta semana para proceder a un nuevo incremento de tasas, con la mira puesta en enfriar la economía para contener la inflación y al mismo tiempo intentar evitar una recesión, un ejercicio de equilibrio delicado.

“Quieren lograr lo que llaman ‘un aterrizaje suave’, tratando de evitar una recesión”, explicó a la AFP Julie Smith, profesora de economía de la universidad Lafayette, de Pensilvania.

“La pregunta es si pueden lograrlo. Es difícil saberlo en este momento”, añadió. El comité monetario de la Fed se reunirá martes y miércoles y procederá a un nuevo incremento de tasas de interés de referencia. Actualmente, los tipos de interés se mantienen entre 1,50 y 1,75 % luego de dos años de tasas prácticamente en cero.

El organismo debe tratar de que una desaceleración voluntaria de la actividad económica no sea demasiado fuerte, para no golpear al mercado laboral, actualmente muy sólido.

El crecimiento del PIB de Estados Unidos en el segundo trimestre se conocerá el jueves y se espera una ligera alza, luego de un primer trimestre negativo (-1,6 % en proyección anual, la medición preferida en el país, que proyecta el crecimiento a 12 meses en las condiciones al momento de la medición).

Si se produjera una contracción, Estados Unidos estaría técnicamente en una recesión, al registrar dos trimestres en negativo. Pero para Yellen, una recesión “es una contracción generalizada de la economía. E incluso si el PIB del segundo trimestre muestra cifras negativas, no estaremos en recesión actualmente”, insistió.

Con información de AFP.