economía

Tasa de interés del Banco de la República podría llegar a 5,75 % este año, según BBVA Research

Para 2022 se espera que la economía colombiana crezca en un 4 % y para 2023, un 2,8 %.


Este jueves, el equipo de investigaciones económicas de BBVA Research dio a conocer las expectativas macroeconómicas que hay para Colombia en 2022.

La economía colombiana crecerá 4 % en 2022 y 2,8 % en 2023, con presiones de inflación que se moderarán gradualmente desde la segunda mitad de este año. La tasa de intervención del Banco de la República se volverá contractiva a mediados de 2022. El gran reto de la economía es aumentar el empleo formal y generar mayor ahorro”, agregó.

En ese sentido, la entidad financiera destacó que en 2022 y 2023 sigue el proceso de recuperación pero, como era de esperarse, a un ritmo más gradual. Se espera que el consumo pierda dinamismo y que la inversión en construcción, tanto de vivienda como de obras civiles, lo compense parcialmente.

El empleo seguirá siendo el gran reto no solo para este, sino que también para el otro año. Las cifras recientes muestran que su comportamiento sigue muy rezagado de la actividad y que aún faltan por recuperar más de un millón de empleos de los que teníamos antes de la pandemia.

La inflación seguirá alta en la primera parte del año y esperamos alcance su pico en el primer trimestre de 2022, para luego ceder gradualmente. Así, cerrará este año en 4,8 % y el año entrante en 3,6 %.

El banco central seguirá, según el BBVA, en su proceso de aumento de la tasa de intervención hasta llevarla a una postura contraccionista a mediados de 2022 y dejarla en ese nivel hasta, por lo menos, a finales de 2023. “Esperamos que la tasa llegue a 5,75%”.

El nuevo gobierno y su plan de desarrollo debe atender los retos estructurales del país, no solo las necesidades de corto plazo, para buscar un crecimiento sostenible en el mediano y largo plazo.

Colombia creció en 9,6 % en noviembre

La economía colombiana sigue con una velocidad impresionante, acercándose mes a mes a la proyección estimada para todo el año, la cual es cercana al 10 %.

En noviembre no fue distinto. Según el Indicador de Seguimiento a la Economía (ISE), de noviembre, que es algo así como el PIB (producto interno bruto) mensual, el cual fue presentado por el Dane en el pasado martes, la economía en el onceavo mes del año tuvo un comportamiento dinámico y logró una cifra de crecimiento de 9,6 %.

Comercio, transporte y alojamiento; industria manufacturera, y administración pública son los tres sectores que están impulsando el resultado en ese mes, en el cual, está reflejado el resultado de la jornada de Día sin IVA que tuvo lugar en esa mensualidad.

En general, esos sectores han sido claves para lo que será el resultado total del PIB, que será dado a conocer en la segunda semana de febrero, pero que con suma anticipación, los analistas, por consenso, han estimado cercano al 10 %.

De hecho, según el reporte presentado el martes por el Dane, en los 11 meses acumulados (hasta noviembre), ya el resultado así lo evidencia. En el año corrido, la economía creció 9,9 %, según el informe del ISE.

Unos meses han sido más eficientes que otros en términos económicos. Noviembre, en particular, fue muy positivo y aportará mucho al resultado final del año, según destacó el director del Dane, Juan Daniel Oviedo. Entre un mes y otro, es decir, comparando noviembre con octubre, el onceavo mes se destacó, con una variación intermensual de 1 %, lo que hace que supere a octubre, cuando la diferencia con el mes inmediatamente anterior no alcanzó el 1, sino que fue de 90 puntos básico o 0,9 %.

¿Qué pasó por actividad?

Para la medición del ISE, el Dane parte de tres actividades que, en cada una, abarca un paquete de sectores de la economía que son los que hacen parte del PIB.

Es así como, la de mayor pujanza fue la terciaria, en la que se incluyen las actividades financieras y el segmento inmobiliario, lideraron el crecimiento, al expandirse un 10,5 %.

El segundo lugar entre las impulsoras de la economía mensual, según el ISE, se ubicaron las actividades secundarias, a las que pertenecen la industria y la construcción, cuyo resultado fue de 7,7 %.

Y el tercer lugar lo ocuparon las actividades primarias, de las que hacen parte la agricultura y la explotación de minas y canteras. La expansión de este conjunto fue de 6,1 %.