management

¿Cómo proteger los ingresos de cada empresa en las ventas a crédito?

Este tipo de ventas se basa en transacciones en las que el comprador recibe el bien o servicio y lo paga de forma diferida en el futuro.


Liquidación forzosa, acuerdos de reestructuración, embargos por terceros, mora prolongada o desaparición, son algunos temas que pueden poner en riesgo el pago de facturas de las empresas que venden a crédito. La falta de recaudo de los productos o servicios ya entregados puede generar graves consecuencias a las compañías, dado que afecta la liquidez y el flujo de caja.

Las ventas a crédito son una estrategia de cobro que gestiona la empresa cuando realiza esta clase de operaciones con un cliente.

Para mitigar el tipo de riesgos con esta referencia, en el mercado existen los seguros de crédito que permiten asegurar mediante una póliza las operaciones de compra y venta de mercadería o servicios, soportadas a través de las facturas por cobrar para que los empresarios tengan la tranquilidad de tener sus ventas a crédito aseguradas.

El seguro de crédito permite tener la protección de que una empresa va a recibir el pago de sus ventas a crédito y disponer de la información necesaria para efectuar un negocio con nuevos clientes.

Esto es principalmente relevante porque el mercado puede ser volátil y situaciones del entorno pueden generar cambios drásticos en la capacidad de pago de las empresas. Contar con este tipo de pólizas permite que los asegurados se dediquen a sus ventas mientras el seguro cubre aquellos clientes que, por situaciones desafortunadas, quedan insolventes.

Con respecto a lo anterior, Gerardo Silva, vicepresidente de la Banca de Empresas de Banco de Occidente, filial de Grupo Aval, manifestó en un comunicado que, “con el objetivo de responder a las necesidades de nuestros clientes y brindar soluciones que aporten al desarrollo de los negocios, contamos con un convenio con Solunion, líder del mercado de seguros de crédito en Colombia. Mediante esta alianza las empresas pueden acceder a este tipo de seguros y, además, disponer de sus recursos de manera anticipada, si así lo requieren. De esta forma, desde Banco de Occidente los apoyamos para que puedan seguir haciendo realidad su crecimiento y su negocio”.

Mediante el convenio de Solunion y Banco de Occidente, las empresas que quieran tener mayor liquidez o flujo de caja podrán hacer operaciones de factoring, es decir, vender a la entidad financiera las facturas originadas por ventas a plazos y que están aseguradas.

Bajo esta modalidad, el banco cubre el valor de dicha factura de forma anticipada a la compañía y, posteriormente, se encarga de realizar los cobros al cliente que adquirió los productos y los servicios. En caso de inconvenientes con los pagos, existiría una cobertura en los créditos de los clientes, lo que brinda mayor tranquilidad para los empresarios.

De igual manera, para brindar cobertura a través del seguro de crédito se realiza un análisis de riesgo dando como resultado un grado al cliente que efectuará la compra a plazos, por lo tanto, esta información también es de utilidad para las empresas, pues gracias al análisis y calificación de riesgo, acceden a información necesaria para tomar decisiones comerciales que apalanquen el crecimiento del negocio.

Los seguros de crédito resultan atractivos para las empresas porque propician el crecimiento en nuevos mercados, otorgan un conocimiento más profundo de los clientes, generan estabilidad financiera, respaldan mayores ventas mientras se minimiza el riesgo de crédito y, en caso de incumplimientos en el pago de las facturas a crédito, la compañía puede acceder al pago de estas por medio de la indemnización y sin generar mayores afectaciones en su flujo de caja.

Antes de hacer la solicitud de una compra a crédito se deben analizar diversos factores de la situación financiera como cuántas deudas hay, cuáles son los gastos fijos y con qué activos cuenta cada persona.