empresas

Empresas y ‘gamers’ se unieron para reconstruir un colegio en Bogotá

Más de 2.500 jugadores hicieron parte de esta iniciativa.


Con el fin de llevar su talento más allá de la realidad virtual y ayudar al mejoramiento de la educación en Colombia, miles de gamers en el país se unieron recientemente para apoyar la reconstrucción de una institución educativa de escasos recursos en Bogotá, por medio de donaciones simbólicas que, gracias al apoyo del sector privado, se convirtieron en realidad.

Esta iniciativa se dio en el marco de los programas que están implementando diversas empresas para fortalecer la reconstrucción económica, y a su vez, mitigar las problemáticas presentes en diversos ámbitos a nivel nacional.

Cabe resaltar que el sector de la educación se ha visto altamente afectado durante los últimos dos años por problemáticas como la deserción escolar, disminución de la planta de profesores y dificultad en el acceso a servicios y centros educativos, motivos por los que el gobierno nacional incrementó el presupuesto destinado a este rubro a 49,2 billones de pesos para el presente año; el más alto del presupuesto nacional, según el Ministerio de Educación.

Donation Squad
Donation Squad - Foto: Donation Squad

En este sentido, y con la convicción de aportar a niños, niñas y adolescentes del país un acceso a educación de calidad, la organización Bavaria, a través de su marca Pony Malta, ha llevado a cabo la iniciativa denominada “Escuela Free Fire” en la que reconocidos gamers latinoamericanos se unieron para impulsar donaciones simbólicas dentro del popular videojuego.

Juan Alonso Torres, director de Pony Malta, aseguró que, gracias a esto, los apoyos se transformaron en dinero real y permitieron recaudar cerca de 430.000 dólares que fueron destinados a la reconstrucción de la escuela distrital Francisco José de Caldas, ubicada al occidente de Bogotá.

“Encontramos la oportunidad de aportar a una de las escuelas más necesitadas de la capital de Colombia, por medio de este proyecto que permitió que los gamers se pusieran en los zapatos de niños y jóvenes en condiciones de vulnerabilidad, pues existió una similitud entre los gráficos del videojuego y el mundo real. Los jugadores se encontraron con edificios que se asemejan a la Escuela Francisco José de Caldas”, dijo Torres.

La iniciativa, que se ejecutó de la mano de la distribuidora Garena, junto con la agencia creativa Publicis, la agencia de medios Digitas y la especialista en gaming Publicis Play, tuvo una inversión aproximada de 60.000 dólares y contó con la participación de 2.500 gamers, quienes interactuaron a través de streamings y transmitieron en sus canales ocho horas continuas de una maratón del videojuego en modo Battle Royale, mediante la que retaron a sus seguidores a recolectar oro virtual en cada una de las partidas.

Por su parte, el profesor del Colegio Técnico Industrial Francisco José de Caldas, René Ramírez, se mostró bastante conmovido tras este apoyo recibido, al tiempo que destacó cómo se usó la tecnología para apoyar a la educación y mostrar a los jóvenes que sí es posible divertirse, ayudando a los demás.

Donation Squad
Donation Squad - Foto: Donation Squad

“Nos sentimos muy agradecidos con esta obra de caridad tan grande que han hecho por los 3.000 niños y jóvenes y los 120 profesores que pertenecemos a esta institución, porque desde que reconstruyeron las instalaciones hemos venido a aprender y a enseñar con mayor alegría, motivación y comodidad. Esto es una evidencia de que el derecho a una educación con dignidad no debe ser objeto de debate, sino una realidad para todos”, explicó este educador.

Esta iniciativa también apoyó a escuelas públicas en otros países de la región latinoamericana como Ecuador, México, Brasil y Perú.

Con esta alianza, queremos ayudar a mejorar las condiciones en que miles de niños estudian, demostrando que los videojuegos pueden ser constructivos y que una misión digital puede impactar en el mundo físico de manera positiva. Además, es la oportunidad para demostrar a las personas que detrás de una pantalla también podemos hacer aportes a nuestra sociedad”, aseguró Siendo Kam, gamer vinculado al proyecto.