voluntariado

Héroes For Life: La iniciativa de viajeros jóvenes israelíes que pasó por Colombia

Los voluntarios vinieron al país y fortalecieron el nivel de inglés de algunos estudiantes.


Cada año viajan por el mundo más de 50 mil jóvenes de Israel, luego de prestar su servicio militar obligatorio en ese país. Lo hacen para aprovechar el tiempo de la juventud, pues sus proyectos de vida implican posteriormente entrar a la universidad y trabajar en sus carreras, respectivamente.

Pensando en aportar algo a la humanidad, hace más de ocho años, tres de estos muchachos decidieron fundar una organización que contara con la participación de diferentes voluntarios provenientes de Israel, que visitaran distintos países e hicieran, al tiempo, una obra social allí.

Así fue como nació Héroes For Life, en 2013. Desde entonces han viajado por el mundo decenas de delegaciones con cientos de voluntarios cada año, visitando las escuelas y colegios en los que prestan un servicio social, bien sea pintando murales, dictando clases de inglés y, en ocasiones, llevando servicio médico gratuito.

De esta manera, 35 voluntarios llegaron al país para enseñar inglés de manera divertida, pintar murales, tener conversatorios y cambiar la rutina de centenares de estudiantes en diferentes colegios de Bogotá que están trabajando desde hace algunos años en pro del bilingüismo.

Tal como lo está haciendo el Colegio Casablanca, ubicado al nororiente de Bogotá, que proyecta en el 2024 haberlo implementado en un 100 % y que, además, recibió a los jóvenes voluntarios con gran atención.

Héroes for life Tal y Christian Cantor, embajador de Israel Foto: Héroes for life
Héroes For Life Tal y Christian Cantor, embajador de Israel. - Foto: Héroes for life Tal y Christian Cantor, embajador de Israel Foto: Héroes for life

“Los estudiantes les hicieron una bienvenida con el Himno de Israel y el Himno de Colombia, y unas palabras especiales que estuvieron a cargo de algunos de los niños y rectoría. Algo que, según los voluntarios, nunca habían tenido en ningún otro país”, le expresó a SEMANA Fernando Villamil Rocha, rector del colegio Casablanca.

“El hecho de que ellos vinieran a trabajar con nosotros la parte de inglés fue algo maravilloso y es un gran aporte para que los chicos progresen en el dominio del idioma, que es una gran necesidad que se tiene en el mundo hoy”, agregó.

Por su parte, Christian Cantor, embajador de Israel en Colombia, le explicó a SEMANA que es “una herramienta muy importante para los estudiantes, pero también para nuestros jóvenes, porque salen totalmente transformados de estas experiencias, porque comparten dos o tres semanas con los niños trabajando en las escuelas”.

Ángela Monroy, gerente del colegio, dijo que esta “fue una experiencia significativa porque es la primera vez que nos visita una delegación de voluntarios, donde vienen a hacer servicio social y actividades integrados”.

Edna Bonitlla, secretaria de educación de Bogotá, Fernando Villamil, rector Colegio Casablanca y Christian Cantor, embajador de Israel Foto: Héroes for life
Edna Bonilla, secretaria de educación de Bogotá; Fernando Villamil, rector Colegio Casablanca, y Christian Cantor, embajador de Israel. Foto: Héroes For Life - Foto: Edna Bonitlla, secretaria de educación de Bogotá, Fernando Villamil, rector Colegio Casablanca y Christian Cantor, embajador de Israel Foto: Héroes for life

Agregó: “Eso ha fortalecido a los estudiantes en el aprendizaje de la segunda lengua, tenemos un gran número de docentes que manejan la segunda lengua. Incluso en las tardes hay clases extracurriculares. Durante su estadía en el colegio tuvieron los voluntarios un conversatorio con los estudiantes”.

En el plantel se organizó un horario para que trabajaran en pequeños grupos, con un traductor del equipo. Hicieron juegos en matemáticas, sociales e inglés. En preescolar han hecho rondas. “Los chicos estuvieron felices y en la delegación se sorprendieron porque los estudiantes manejan un buen nivel de inglés”, afirmó Fernando Villamil.

Martha Urquina, la coordinadora académica manifestó que el proyecto fue “muy innovador y motivante tanto para los estudiantes como para nosotros, por el intercambio cultural. Son muy dados a compartir. Ellos dieron el espacio para entendernos y poder comunicarnos. Para los niños es una gran novedad saber que vienen otras personas que hablen otros idiomas”.

Cantor, el embajador, mencionó que para el desarrollo del proyecto la ONG se contacta directamente con las embajadas: “Dicen las fechas y las actividades a realizar y nosotros, como embajada, facilitamos y coordinamos el trabajo, en este caso en el proyecto, el gran aliado es toda la comunidad judía”.

La institución educativa tiene actualmente 667 estudiantes en cursos desde transición hasta grado 11, su jornada va de 7:00 a. m. hasta las 3:30 p. m. Han sido testigos del progreso de más de 30 generaciones y cada año amplían la plaza para docentes de inglés. Sus docentes, como requisito, deben estar preparándose en ese idioma.