salud

“Algo no está bien en mi cuerpo”: el impresionante relato de la diseñadora Johanna Rubiano al enterarse que padece del síndrome de Asia

La diseñadora contó, a través de sus redes sociales, que se realizará una explantación de sus implantes mamarios, que le causaron esta enfermedad.


La diseñadora colombiana Johanna Rubiano reveló, a través de su cuenta de Instagram, que padece del Síndrome Autoinmune/ autoinflamatorio inducido por Adyuvantes o más conocido como síndrome de Asia, que habría sido ocasionado por sus implantes mamarios.

En su cuenta de Instagram, la diseñadora contó que tiene implantes mamarios desde hace aproximadamente 20 años y hace cinco se realizó un cambio de los mismos, lo que le ocasionó un franco deterioro de su salud. “La enfermedad de implantes mamarios es real”, comenzó diciendo Rubiano.

Según contó en su publicación, empezó a sentirse enferma, decaída, sin fuerzas, con insomnio, visión borrosa, pérdida de la memoria, migrañas, dolor del cuerpo, entre otros síntomas.

Para contrarrestar estas dolencias, aseguró que hizo varios cambios en sus hábitos de vida. “Hice mil cambios en mi vida, en mis hábitos alimenticios, ejercicio y nada me servía, todo me llevaba a terminar en un sinnúmero de dolores musculares y síntomas que cada día fueron robando mi salud”, dijo.

A raíz de esto, decidió visitar varios médicos y tuvo diversos diagnósticos a lo largo de los años como fibromialgia, fatiga crónica y algunos otros expertos le aseguraban que se trataba de una sobredosis de trabajo y la enviaban a su casa a descansar.

“Tomé varios descansos y nada me servía, mis síntomas se incrementaban de manera asombrosa a tal punto que mi mesa de noche se convertía en una droguería, vivía medicada para poder tolerar un día normal en mi vida”, contó.

A pesar de los esfuerzos, aseguró que no lograba recuperarse hasta que un día se acercó a ella un médico internista que había llegado a su stand con su esposa para comprar una chaqueta y la vio tomando una bebida energética.

“Le expliqué que si no era así, no podía soportar un día de trabajo... así inicio mi proceso, me dijo que él quería enviarme a hacer varios exámenes para saber si tenía alguna enfermedad autoinmune, en mi agotamiento le dije seriamente ‘Dr estoy cansada, siento que algo no está bien en mi cuerpo y no creo que sea solo fibromialgia, siento que no pueda vivir así el resto de mi vida’”, contó la diseñadora.

Finalmente, explicó que luego de esto decidió realizarse una explantación de sus prótesis mamarias y así poder “respirar un aliento de vida”.

“También sé que será un proceso largo, ya que mi sistema inmune está colapsado con un par de cuerpos extraños que rechazó y que lentamente me estaban envenenando. Debo agradecer a todos por el apoyo que me brindaron sobre el síndrome de Asia”, concluyó.

De acuerdo con la Fundación Salud Querida, el síndrome de Asia es un conjunto de condiciones que se originan como una respuesta inmune a los adyuvantes que tiene como función aumentar la inmunogenicidad de un antígeno sin despertar una respuesta inmune.

La silicona que tienen las prótesis mamarias tiene un efecto adyuvante, y por eso producen una reacción autoinmune o autoinflamatoria en el cuerpo que puede aparecer muchos años después de haberse realizado la cirugía y que también se relacionan con algunos factores genéticos y ambientales.

La silicona, según la fundación, desarrolla una respuesta inflamatoria en el cuerpo que produce síntomas como artralgias periféricas, no erosivas, mialgias, fatiga crónica, desarrollo de lesiones granulomatosas en el sitio inoculado, formación de “tumoraciones” de silicón, modificaciones en la anatomía y manifestaciones neurológicas.

En la mayoría de los casos, solo con el retiro de las prótesis es posible mejorar los síntomas, ya que solo se trata de eliminar el estimulo externo, Sin embargo, hay otros casos en que se debe iniciar un tratamiento con inmunomoduladores para regular la respuesta autoinmune y evitar que los daños causados continúen evolucionando.