Home

Gente

Artículo

El concierto de Harry Styles en Colombia ahora será en el Coliseo Live, en Bogotá.
El concierto de Harry Styles en Colombia ahora será en el Coliseo Live, en Bogotá. - Foto: Getty Images for Coachella

gente

Harry Styles en Bogotá: así se vivió el concierto del multifacético británico, donde hubo desmayos y los asistentes criticaron la logística

Con varias complicaciones por parte de la organización, el también actor logró terminar su show en la capital de Colombia. Algunos asistentes piden respuestas por los problemas logísticos.

Durante la noche del domingo 27 de noviembre, cientos de fanáticos se agruparon para ver al exmiembro de la boy band One Direction y ahora cantante solista Harry Styles. Desde las cinco de la tarde, se reunieron los asistentes en el Coliseo Live, ubicado sobre la calle 80 de Bogotá.

En esta oportunidad, el joven artista británico se encontró presentando el show que hace parte de su gira llamada Love on Tour. En el escenario se presentaron fallas logísticas que incluso llegaron a interrumpir el concierto; varios asistentes denunciaron que la logística del evento no fue como la esperaban; hubo falta de ventilación, pocas salidas y algunas personas se desmayaron.

Sobre las 9:30 p. m., el actor e intérprete de éxitos como Watermelon sugar inició su show, aunque fue solo una hora después que tuvo que prescindir, por un momento, de continuar debido a que la cantidad de asistentes, en especial quienes se encontraban en la sección platino, en el centro del coliseo tuvieron algunas experiencias poco favorables.

Debido a la gran cantidad de personas, es esta parte del lugar se acumuló la temperatura. A Harry le tocó solicitar que el show parará, pidió que prendieran las luces del escenario.

“Quedémonos en silencio un segundo. Prendan las luces, por favor y abran un espacio allí”, dijo el cantante después de notar que hubo desmayos en su concierto.

De hecho, aseguró que se encontraba muy feliz, aunque “lo más importante es que todos estemos a salvo. Hay muchas personas aquí, hace calor”, comentó Styles y pidió a los asistentes en platino que dieran pasos hacia atrás.

Según las autoridades, ocho personas se desmayaron debido a la presión que hubo en el centro del lugar, además, entre los mismos asistentes hubo empujones y hasta agresiones. Tras la suspensión del show, la Cruz Roja tuvo que llegar a solventar la situación.

Críticas por la logística del evento

Lo primero que hay que decir es que, en un principio, el concierto del británico estaba estipulado para llevarse a cabo en Salitre Mágico, como el de Dua Lipa, luego los organizadores de Ocesa Colombia dieron a conocer que la locación cambió y el lugar sería el Coliseo Live, ubicado sobre la calle 80 de Bogotá.

Antes de comenzar el show, los asistentes de platino ya estaban empujándose y aglomerando. Hasta los mismos asistentes en las gradas se impresionaron.

De hecho, en redes sociales comenzaron a aparecer denuncias antes de terminar el concierto, ya que varios usuarios aseguraron que se estaban ahogando. Asimismo, en el espacio hubo menores de edad, quienes no estuvieron en las gradas, por lo que la preocupación fue mayor. “Un espacio totalmente riesgoso. Nadie debería vivir la experiencia de un concierto así”, escribió una internauta en Twitter.

En la misma línea, varios arremetieron en contra de los organizadores del esperado evento. Mientras que algunos hicieron llamado a las autoridades, otros pidieron que se investiguen los “deficientes y malos que son los procesos de logística”.

Asimismo, algunos criticaron el espacio, pues al haber pagado platino, que es más costoso, esperaban estar mejor. “Los que pagaron platino bien apretujados y de pie, mientras los que pagaron general bien sentados y relajados. Terrible esa organización. Se supone que quien paga más, debe estar mejor”, compartió otra asistente junto a una foto.

Desde Ocesa Colombia aún no se ha difundido un comunicado al respecto. No obstante, quienes asistieron pidieron a las autoridades tomar cartas sobre el asunto, pues el concierto pudo haber terminado con mayores riesgos e incluso fallecidos de por medio. Por suerte, los desmayos no pasaron a mayores, según la Cruz Roja.

En las afueras del escenario el panorama tampoco fue el mejor. Quienes transitaban por la calle 80 se quejaron, pues los trancones se extendieron hasta las 2:00 a. m. A la entrada y a la salida del espectáculo, el corredor vial colapsó. Según reportaron los usuarios de la vía, la Policía Nacional hizo presencia en el corredor, pero las demoras hasta el punto conocido como Puente de Guadua se extendieron.

Así se vivió el concierto

Desde que se abrieron las puertas del Coliseo Live, cientos de personas ya estaban acomodándose dentro del espacio, principalmente la zona platino, pues las gradas aún faltaban por llenarse.

Sobre las 6:00 p.m. el mencionado espacio del centro del coliseo ya estaba completo y luego comenzó el concierto. Primero estuvo de telonera la cantante jamaiquina Mikayla Simpson, mejor conocida como Koffee. Los seguidores de Harry disfrutaron en un principio de la música reggae y ritmos africanos.

Fueron pasando los minutos hasta que luego de las 9:00 p.m. apareció el artista de la noche, Harry Styles. Con su popular estilo, el artista inició, saltó y se contagió de la energía de su público.

Todo parecía marchar formidablemente, pero al mismo Harry le tocó hacer una pausa después de llevar una hora cantando. En esta oportunidad, el también actor de películas como Eternals pidió que encendieran las lucen del coliseo en pleno concierto, pues algunos asistentes comenzaron a desmayarse debido a la presión que hubo en el centro del lugar.

A pesar de lo ocurrido, la Cruz Roja llegó hasta el Live para apoderarse del asunto y prestó la ayuda necesaria a quienes resultaron afectados por la temperatura. Entonces, el concierto continúo.

Harry gritó y disfrutó de su público en Colombia, apareció con una bandera de la nación y caminó con ella. Asimismo, sus fans no dejaron de ovacionarlo.

Pero eso no fue todo, el artista británico hizo una confesión que enamoró por completo a todos los asistentes. En un momento, Styles habló con su público y se refirió en relación con algunas prácticas que se llevan a cabo en el país.

De acuerdo con las declaraciones del artista, a él le gusta la salsa, principalmente la música del exponente Joe Arroyo y el aguardiente. De hecho, hasta reveló que tomó la bebida alcohólica y le llamó la atención.

A pesar de que el concierto del británico terminó, en los últimos minutos también se presentaron desmayos y complicaciones que han hecho que las críticas hacia la logística del evento no disminuyan.