Home

Gente

Artículo

Chyno Miranda y su mamá Alcira Pérez.
Chyno Miranda y su mamá Alcira Pérez. - Foto: Tomada de Instagram @chynomiranda

gente

“Hemos sido atacados”: mamá de Chyno Miranda denunció que ha recibido amenazas

Alicia Pérez denunció que ha recibido amenazas que ponen en peligro la integridad y la vida de ella y su sobrina.

Desde hace varios meses se rumora sobre la delicada situación de salud –y su traslado a la clínica de rehabilitación Tía Panchita– que estaría atravesando el cantante venezolano Chyno Miranda, conocido por haber hecho parte del grupo Chino y Nacho con canciones reconocidas como Me voy enamorando, Andas en mi cabeza, entre otros temas.

Sin embargo, a pesar de haber llegado a los principales listados de la música latina, la agrupación se disolvió y cada uno decidió seguir por su camino. Ahora se sabe que Miranda tuvo una grave enfermedad que le dejó secuelas con las que ha tenido que lidiar.

Recientemente la madre del cantante, Alicia Pérez, hizo pública una denuncia que interpuso ante la Fiscalía, asegurando que ella y su sobrina Yarubay Zapata Pérez estarían recibiendo amenazas de muerte a través de varios mensajes de las redes sociales.

“Hemos sido atacados, amenazados, entonces estamos temiendo por nuestra vida. (...) Yurubay Zapata es mi hija, es el apoyo de Jesús Alberto. (...) No son dos bandos, somos uno solo que estamos por el bien común, que es por la sanidad y por la vida de mi hijo”, señaló la mujer para el programa Despierta América, de Univisión.

Incluso, hace varios días la mamá del artista concedió una entrevista al periodista Luis Olavarrieta en la que contó todo lo que está pasando con su hijo y cómo tuvo que internarlo en un centro de rehabilitación debido a su problema con las drogas.

Pérez afirmó que todo empezó en el año 2020, cuando el cantante comenzó a sufrir de ansiedad y depresión tras verse afectado por la covid-19, la culebrilla y una neuropatía periférica.

“En el año 2020, él tiene una serie de enfermedades que lo llevan a la ansiedad y a la depresión. Esto junto a la situación económica, la separación de Chino y Nacho, la convivencia ese año con tantas personas en un apartamento, ya que estábamos los suegros y yo, y ya no tenía una buena situación con su esposa”, dijo la madre del cantante.

En ese momento, el joven empezó a tener graves dolores físicos, en varias ocasiones aseguraba que no podía caminar y eso lo llevó a la depresión y la ansiedad, y a consumir sustancias que le ayudaran a calmar el dolor.

Sin embargo, la madre afirmó que el consumo de drogas deriva en una encefalitis que lo llevó a cuidados intensivos, donde permaneció internado más de tres semanas.

Tras su paso por la clínica, Chyno entró en una clínica de rehabilitación donde volvió a caminar. Así, confiada en que todo estaba bien, ella decidió regresar a Venezuela sin pensar en lo que pasaría.

“Me cuentan que él se escapaba y consumía, y eso me le hace más daño después de la encefalitis que sufrió”, contó la desesperada madre. Además, añadió que él encontró a una nueva novia, llamada Astrid Torrealba Falcon, que es quien, según ella, lo llevó a consumir más drogas.

“Comienza con la noviecita y ve la droga en ella, porque ella se la suministraba”, comentó, y añadió que ella decidió llevarse a Chyno a Venezuela, pero la novia los buscó en el aeropuerto y le entregó una bolsa con más drogas. “Cuando mi hijo se levantó a la mañana siguiente le encontré una bolsa, y la que se la suministró fue ella porque más nadie vino a mi casa, sino ella”, contó.

Luego de luchar por varios meses con la adicción de su hijo, Pérez decidió internarlo en un centro de rehabilitación llamado Tía Panchita: “Después que lo interné, pasamos por un proceso de inducciones de seis semanas. Allí te enseñan cómo actuar, de qué tienes que hablar, cómo debes contener su conducta, dónde debe estar y con quién”.

Por órdenes de ella, Miranda no podía tener contacto con personas en el exterior que lo fueran a afectar en su recuperación y había pedido precisamente que Torrealba no tuviera acceso.

“Por eso es que yo no quería que ella lo viera y a ella se le exige tratamiento para que ella sanara, se lo pedí personalmente, él está enfermo y si yo lo dejo con ella se me muere mi hijo”, dijo.

Sin embargo, contó que la mujer puso una tutela y se llevó a Chyno del centro de rehabilitación alegando que allí lo maltrataban. La madre del joven dijo que a ella nunca le avisaron. “No me avisaron, a mí que soy su madre y que lo interné allí. Me lo raptaron, me lo secuestraron y me lo raptó una persona no buena para él”.

Según los propios familiares de Chyno, los custodios de Tía Panchita no les permitían visitarlo ni acercarse, por lo que tuvieron que recurrir a instancias judiciales para lograr el traslado.

“Esta decisión ha sido acordada por un tribunal civil competente, luego de haber tratado de hacer una inspección el día de ayer y haber entrado en desacato una vez constataron las precarias condiciones en las que se encontraba el Chyno. Esperamos su pronta recuperación”, señaló el jefe de comunicaciones del artista, Irrael Gómez, en un video publicado hace pocos días en Instagram.

Por su parte, luego del episodio confuso en el que incluso se dijo que estaban secuestrando a Chyno, el propio cantante apareció y envió un mensaje tranquilizando a sus seguidores y en el que corroboró el precario estado en el que se encontraba en Tía Panchita.

“Un fuerte abrazo para todos, estoy bien gracias a Dios, más fuerte que nunca, estoy aquí en una clínica (…) en la zona de El Cedral, aquí en Caracas (…) Estoy bien gracias a Dios, muy bien atendido, en Tía Panchita era horrible esa mierd..., gracias a todos por su cariño, gracias a todos por su apoyo. De verdad que fue bastante engorrosa la salida de Tía Panchita para acá, pero estoy feliz, agradecido con la gente que ha participado en esto, la Fiscalía, a todos, a mi novia, a todos los fanáticos”, dijo el venezolano.