Home

Gente

Artículo

“Yo lo que hago es traducir el lenguaje periodístico hacia las personas para que me entiendan mejor y para generar impacto", contó la periodista a SEMANA.
“Yo lo que hago es traducir el lenguaje periodístico hacia las personas para que me entiendan mejor y para generar impacto", contó la periodista a SEMANA. - Foto: Cortesía

nación

La noticia con la que la periodista Erika Zapata se volvió viral de nuevo en redes sociales

La periodista volvió a ser tendencia en redes sociales por su particular forma de narrar las noticias.

Hablar de la periodista, Erika Zapata, de 27 años de edad, es contar la historia de una joven que a punta de esfuerzo y valentía logró salir adelante. Cuando terminó sus estudios de comunicación social y después de haber finalizado sus prácticas profesionales, se quedó sin trabajo. Ella cuenta que todo el mundo la rechazaba por su forma de hablar; no sabía qué hacer, ni en que ponerse a trabajar.

Hoy en día es una de las periodistas de televisión más destacadas y queridas del país por su auténtica forma de narrar las noticias. Así, se lo hacen ver sus miles de seguidores en redes sociales, donde con súplicas le ruegan al canal de televisión en el que trabaja que siempre permanezca, debido a que los entretiene y se sienten identificados por su autenticidad.

A pesar de que, Zapata, ya lleva un recorrido de tres años en Caracol Televisión, en las últimas horas se ha hecho viral un video en redes sociales, en el que narró la historia de un hombre en patines que habla por celular mientras va pegado de un bus de transporte público en el barrio Santo Domingo de Medellín.

“Miren lo que pasó en el país del Sagrado Corazón, es decir, Colombia. Un hombre en patines pegado a un bus de transporte público va hablando por celular, ni pena le dio, ni miedo le dio, las autoridades lo están buscando para imponerle tres comparendos por imprudente, puso en riesgo su vida, también la de los demás, como dicen por ahí que se cayera todo menos esa llamada, quien sabe con quién estaba hablando”, narró Zapata.

Tras la realización de esta nota, cientos de personas la felicitaron y resaltaron su forma tan particular de contar casos de la cotidianidad. “Quién sabe con quién estaba hablando, esa mujer siempre presenta de manera particular. Me acordé de cuando contó que no había agua en su casa y le tocó bañarse con baldados”, comentó una usuaria.

Sin embargo, a otras personas no les gustó la forma de narrar la noticia y la criticaron fuertemente. “Los informes de ella parece que fueran con la intención de ridiculizar la profesión, en mi opinión el informe completo es nefasto, se queda pensando uno en la forma como lo presentó y no en las noticias que quiso dar”.

En todo caso, a Érika son más los que la siguen y la motivan a seguir contando las noticias de esa forma, que las personas que la critican. “La aceptación desde un inicio en el noticiero tuvo una gran favorabilidad, aunque al inicio muchas personas no les gustaba la forma en la que trabajaba, decían que los periodistas no podían hablar de esa manera. Sin embargo, fui legitimando ese estilo, lo fueron aceptando. Se dieron cuenta de que yo investigaba las notas. De las notas que estoy haciendo actualmente, el 70% se están viralizando”.

Zapata agregó que, ella habla con el lenguaje de la gente. Y es que para la comunicadora, ha sido todo un éxito su trabajo, porque el periodista normalmente habla en un vocabulario muy técnico y con su estilo las personas se han sentido identificadas y entienden mejor la noticia.

“Yo lo que hago es traducir el lenguaje periodístico hacia las personas para que me entiendan mejor y para generar impacto, sin dejar de contrastar con las fuentes. Otra cosa es mi forma de vestir, que es tan particular”, agregó la periodista.

Actualmente, sigue viviendo en una finca del corregimiento de Santa Elena, en Medellín, en compañía de sus padres y hermanos, de donde sale a trabajar todos los días en bus de transporte público. Desde hace dos meses cubre las noticias de Antioquia, los fines de semana en Noticias Caracol.

Periodista Érika Zapata habló de las amenazas que recibió y cómo se enfrentó a un hombre

A través de redes sociales comenzó a difundirse una pieza de video en donde quedó consignado el cruce de palabras entre el sujeto y la periodista, pero no se sabía del todo qué fue lo que realmente ocurrió.

Es por ello que en una entrevista con el programa de entretenimiento ‘Lo sé todo’, Zapata habló al respecto y confesó que, aunque fue un problema en carretera, el hombre llegó hasta su casa.

La mujer dijo que la acusación por parte del hombre se dio porque él argumentó que lo iban a atropellar junto a su hija, mientras la periodista se encontraba a bordo de un carro junto a su hermano de 18 años.

En la discusión, el sujeto les gritó palabras relacionadas a una sentencia de muerte: “Los voy a matar y los voy a picar con cortaúñas. Es que se van es a morir. Es que donde me hubieran atropellado a mí o a mi niña, se mueren aquí mismo”, rememoró Érika.

Al notar que el hombre tenía la intención de agredir físicamente a su hermano, la periodista comenzó a grabar la situación que se ha compartido en las plataformas digitales.

“Yo no sé por qué reaccioné así. Me dan miedo, esas situaciones. Pero cuando yo vi que le iba a pegar a mi hermano y que se nos iba a venir, uno no sabe cómo reaccionar, y yo me le enfrenté. Él me pudo hacer algo”, contó.

En la pieza audiovisual se escucha que una de las respuestas a las amenazas, por parte de Zapata, fue: “¡Venga! Repítame aquí quién me va a matar ¡Repítame quién me va a matar!”.

Seguidamente, la corresponsal prosiguió a llamar a los organismos del control policial de la región, pero detalló que el accionar por parte de los uniformados no fue el más diligente.

“El patrullero llegó y le preguntó al muchacho qué fue lo que pasó. Obviamente, era evidente que el muchacho estaba en una traba -drogado- y dijo: ellos iban a atropellar a mi niña y vos sabes que uno por los hijos hace lo que sea. A lo que el patrullero respondió: hermano, yo también tengo hijos y uno dice muchas cosas con rabia”.

Al terminar las palabras del miembro de la fuerza pública, Érika Zapata sintió impotencia, pues, para ella, no hay justificación para las amenazas que denunció.

No obstante, a pesar de la llegada de las autoridades y un posible desenlace, la situación no terminó ahí, ya que al otro día la periodista aseguró que el hombre abordó a su hermano, quien iba conduciendo en el carro, y empezó a golpear el automóvil, además siguió manifestando las amenazas de muerte.

La reportera espera que el problema quede en el pasado, pero lanzó una alerta y dijo que el sujeto “la cogió contra toda la familia”. Sin embargo, el hombre se escapó y mantiene la esperanza de que no se presente otra complicación.