vida moderna

Salud de Vicente Fernández: este ha sido el estado del cantante en las últimas semanas

El mayor ícono de la música ranchera se encuentra hospitalizado desde agosto y ha tenido que pasar por varios tratamientos. Uno de sus familiares aseguró este martes 5 de octubre que la movilidad del cantante es reducida.


El histórico cantante de música ranchera, Vicente Fernández, cumple dos meses hospitalizado después de una caída que tuvo en su hogar en el rancho Los Tres Potrillos, en Guadalajara (México). Este accidente le ha traído recaídas y lo ha obligado a que se mantenga bajo estricto control médico después de varias intervenciones de urgencia.

Todo comenzó cuando Fernández tuvo una caída en su cuarto, golpeándose con una mesa, lo cual le terminó afectando gravemente las vértebras cervicales, contiguas a la cabeza. Esto hizo que tuviera que ser operado de urgencia en la columna vertebral. A pesar del éxito de la operación, el proceso de recuperación ha sido muy lento.

“Su proceso de recuperación derivado del daño a sus nervios periféricos es muy, pero muy lento”, dice el comunicado publicado en la cuenta oficial de Instagram del legendario artista. Además, no ha sido el único traspié que ha tenido Fernández en la salud, ya que además fue diagnosticado con el síndrome de Guillain-Barré, el cual afecta el sistema nervioso y la movilidad de sus extremidades, que añade complejidad a su recuperación.

Por ahora, el artista se mantiene en terapia intensiva y con respiración artificial, pero esta misma ayuda que recibe de parte del respirador ha hecho que tenga una inflamación de las vías respiratorias por la ventilación artificial prolongada. A pesar de las dificultades de salud, se mantiene estable y su condición neurológica está en perfecto estado, como ha podido corroborar su familia.

Vicente Fernández
Vicente Fernández durante una de sus últimas giras, en Las Vegas en 2019. - Foto: FilmMagic

Según el personal médico del Hospital Country 2000 de Guadalajara, Fernández requiere una rehabilitación física especial donde se incluye la terapia de la deglución, es decir, para poder ingerir los alimentos y que lleguen al estómago, ya que actualmente está siendo alimentado por una sonda de gastronomía. Además, tiene que someterse a una terapia física y pulmonar para su recuperación. Sin embargo, su condición cardiovascular no presenta alteraciones y se mantiene en perfecto estado.

El 20 de septiembre anterior la familia dio a conocer un comunicado donde contaban cómo estaba siendo la recuperación de Vicente Fernández. “El estado neurológico es de despierto con interacción constante con su familia y equipo médico. Aún se encuentra en terapia intensiva por el tipo de cuidados que requiere, dice el documento firmado por su familia.

Así mismo, aclaran que “su respiración se encuentra a través de traqueostomía con periodos intermitentes de apoyo y con respiración espontánea, continuando su rehabilitación pulmonar para lograr un mayor esfuerzo respiratorio efectivo”.

Vicente Fernández
Vicente Fernández - Foto: AP / Christian Escobar Mora

A pesar de esta notificación que mostraba una recuperación lenta, pero estable, el 5 de octubre llegó a través de su nieto, Álex Fernández, una actualización del estado de salud del cantante, y es que este básicamente no tenía ningún tipo de movilidad o era muy limitada. “Mueve la cabeza, el otro día movió un dedo”, declaró su nieto, alegando que a pesar de la terapia, tiene una parálisis persistente.

Por ahora, su pareja, María del Refugio Abarca, conocida como “Doña Cuquita”, ha suplicado que su esposo sea atendido médicamente dentro de su hogar para que ella pueda estar cerca de él durante su terapia de recuperación que parece que tardará un buen tiempo. La familia de Fernández ya estaba cotizando todos los equipos médicos; sin embargo, los especialistas le dijeron que el traslado podía ser muy riesgoso.

Desde el pasado seis de agosto Vicente Fernández se mantiene hospitalizado bajo estricta revisión médica. Por ahora, si bien su estado ha mejorado, parece que una eventual recuperación tardará bastante tiempo o, por lo menos, más del que esperaba su familia, que se ha mantenido a su lado y visitándolo permanentemente.