Tendencias
Aida Victoria Merlano
La mujer apareció en la que sería una playa. - Foto: Instagram: @aidavictoriam

gente

Una semana después de su condena, Aida Victoria Merlano aparece en la playa; haciendo bromas pesadas y vendiendo cremas

Por lo que se puede ver, la joven está en la playa y varios usuarios manifiestan sentirse confundidos.

El pasado 13 de septiembre, se supo que la influenciadora y creadora de contenido Aida Victoria Merlano, hija de la excongresista acusada de corrupción Aida Merlano, fue condenada por la fuga de su madre. Sin embargo, la decisión a la que se llegó es que la joven tendría arresto domiciliario.

A raíz de ello, el nombre de la figura pública se popularizó por todo el país. Gran parte de los seguidores manifestaron que la decisión era injusta, mientras que otros daban el apoyo. Lo cierto de todo esto es que los ojos legales están puestos sobre la también emprendedora.

De hecho, hace unos días Aida Victoria apareció en redes sociales, pues puede seguir usándolas, donde dijo que la empresa por la que la acusan de enriquecimiento ilícito es una “donación” de su mamá.

Con más de tres millones y medio de usuarios acumulados es Instagram, la creadora de contenido sigue frente a la pantalla de su teléfono celular.

Después de que se supo sobre sus acusaciones y los asuntos por la que la implican de ser cómplice de la fuga de su mamá, desde un consultorio odontológico, la joven ha aprovechado para dar consejos de autoestima, superación personal, entre otros.

“La autoestima no se construye intentando desesperadamente borrar los defectos; tendrás autoestima cuando logres empoderarte de tus virtudes”, compartió Aida Victoria Merlano es una de sus más recientes publicaciones en los escenarios digitales.

Pero eso no es todo, hace unas horas la influencer subió un nuevo video en el cual aparece en la que sería una playa; haciendo bromas pesadas y promocionando unos productos de cuidado corporal.

Con palabras sarcásticas, la polémica mujer dijo que no tenía nombre, ya que “se quemaron los papeles de la Registraduría. Nunca supe como me llamaba, tampoco tengo teléfono”, se escucha pronunciar.

En el fragmento aparece la hija de la excongresista bronceándose, mientras que, supuestamente, habla con un hombre mayor que resultó conquistándolo y luego contó la historia desde un espacio cerrado, tapando su cuerpo con una toalla de baño.

En consecuencia, los comentarios no se hicieron esperar, puesto que, por lo que parece, la popular mujer está en la playa y muchos manifiestan sentirse confundidos.

“Y no dizque en casa por cárcel”; “Bueno y usted no es que tiene casa por cárcel?”; “Esos comentarios sarcásticos”; “Esta vieja de un momento a otro como que se le enloqueció después del juicio jajaja”, son algunos de los puntos de vista de algunos cibernautas que no comprenden del todo su nueva aparición en redes.

A continuación, el video que da muestra de la más reciente publicación de la hija de la excongresista Aida Merlano:

Respondió a sujeto que la trató de “prepago”

La creadora de contenido se ha mantenido presente en sus redes sociales, interactuando con sus más de 3,6 millones de seguidores en Instagram. Precisamente, hace unos días abrió un espacio de ‘preguntas y respuestas’ para interactuar con sus fans.

Lo llamativo fue la primera respuesta que compartió en sus historias de Instagram. Aida Victoria no solo fue implacable con un hombre que la trató de “prepago”, sino que, además, expuso el nombre del sujeto y los mensajes que le envió, en los que se leen expresiones como “bandida” y “mujer de la vida alegre”.

“Ay, Arnaldo. Dime que estás frustrado sin decirme que estás frustrado. Tú muy en el fondo sabes que no prepagueo. Lo que pasa es que es algo que te repites constantemente para lidiar con la frustración que te genera que una mujer menor que tú haya conseguido cosas con las que tú apenas estás soñando. Y, evidentemente, se te hizo mucho más fácil pensar que lo mío es regalado o repartiendo cuc#$ que afrontar la evidente realidad, y es que eres un fracasado”, expresó Aida Victoria Merlano en su respuesta.