Home

Gente

Artículo

Las creadoras de contenido se enfrentaron de nuevo, esta vez por la reconciliación de Gómez con Marcela Reyes. Instagram @paradisebymanugomez - @oficialdjyinacalderon
Las creadoras de contenido se enfrentaron de nuevo, esta vez por la reconciliación de Gómez con Marcela Reyes. Instagram @paradisebymanugomez - @oficialdjyinacalderon - Foto: Instagram @paradisebymanugomez - @oficialdjyinacalderon

gente

Yina Calderón y Manuela Gómez protagonizaron nuevo enfrentamiento: “¿Será envidia?”

Ambas exprotagonistas de Novela volvieron a tener un cruce de mensajes a través de redes sociales.

Yina Calderón se ubicó como una de las creadoras de contenido más comentadas y polémicas de los últimos años, debido a sus controversiales opiniones, las cirugías que se realizó y las discusiones que tuvo con otros influenciadores.

La huilense manifestó, en distintas ocasiones, el malestar que sentía con algunos colegas en específico, tal y como fue el caso de Manuela Gómez.

A pesar de que las dos colombianas intentaron solucionar sus problemas y llevar una tregua en temas laborales y personales, las situaciones no estuvieron a su favor y ambas volvieron a caer en un fuerte cruce de opiniones.

Las ex Protagonistas de Nuestra Tele manifestaron su descontento y desagrado con el actuar de la otra, dejando claro que no se podían entender.

Recientemente, Yina Calderón volvió a quedar en el centro de distintas reacciones en redes sociales, debido a una serie de palabras que dio sobre la reconciliación entre Manuela Gómez y Marcela Reyes. La empresaria de fajas compartió una serie de historias, donde enfatizó en que respetaba todo lo que estaba sucediendo, pero seguía en su posición con respecto a estas amistades.

De acuerdo con lo que quedó registrado en la cuenta de Instagram de la influencer, una persona quiso saber su opinión con respecto a las paisas. Calderón apuntó que Reyes era su amiga y le agradecía plenamente por todo, pero que no cambiaba su parecer con respecto a Gómez, quien “no era una buena persona”.

“Mi amor yo no tengo nada que decir, a Manuela yo siento que la perdoné y no le guardo rencor, siento que la misma vida se va a encargar de colocarla en el lugar que se merece porque no es una buena persona y Marcela lo sabe. Marcela le habla y la saluda por el momento porque ella sabe que con Manuela toca tener cuidado”, dijo Yina en el clip que subió a su perfil.

“Marcela es mi amiga, me ha abierto las puertas de su casa, su mamá, su esposo, su bebé, siempre ha sido conmigo especial, entonces, siento que ella sabrá lo que hace y ella que tiene que hacer y a qué atenerse”, agregó en las declaraciones que dio, mientras estaba al interior de un auto.

Ante lo mencionado por la empresaria, Manuela no dudó en responder y publicar una serie de contenidos donde se refería a los comentarios que lanzó su excompañera de reality. La paisa puntualizó en que veía esto como “puras patadas de ahogada” y algo similar a “la envidia”.

“Me están escribiendo unos mensajitos que X o Y persona dijeron cosas de mí. Para mí son puras patadas de ahogada, puras patadas de ahogada, o sea, es increíble, es increíble lo que dice y no dejan, no dejan que uno esté en armonía con las demás personas, porque llegan los mier%$#, qué será, ¿será envidia o qué?”, dijo la también empresaria de productos capilares.

Para finalizar, Gómez agregó que la huilense no estaba trabajando su lado interior y espiritual, ya que siempre estaba hablando de los demás y lanzando pullas para indisponer las energías entre unos y otros.

“En las acciones se conocen a las personas, no solo en la palabrería. Las acciones son importantes. ¿Qué puedo opinar de esta chica? Que no está trabajando su parte espiritual para nada. Uno no se pone a hablar de las personas sin saber realmente qué pasó, es solo para indisponer con sus malas vibras y su lengua venenosa”, añadió.

Es importante recordar que Marcela Reyes y Manuela Gómez se toparon de nuevo en un reality de RCN, donde lograron hablar y solucionar los problemas que se generaron en el pasado. Las dos expusieron sus puntos y llegaron a la conclusión de que no había motivo para pelear.