Home

Mundo

Artículo

Países de Europa, Asia y América están entre las posibilidades para migrar y tener una mejor calidad de vida
Países de Europa, Asia y América están entre las posibilidades para migrar y tener una mejor calidad de vida - Foto: Getty Images / Epoxydude

migración

¿A quiénes beneficia la nueva reforma a la Ley de Extranjería en España?

La flexibilización de los requisitos traerá mejores beneficios para quienes deciden migrar al país europeo, pues de ahora en adelante trabajar bajará su nivel de dificultad.

La facilidad migratoria que presenta España, al no requerir visa y tener mayor posibilidad de acceso, permite que sea uno de los países predilectos para los colombianos que deciden salir del país, esto además teniendo en cuenta que la cifra de extranjeros que se radican en el país europeo oscila entre los 5 millones y medio de personas, de los cuales más de un tercio provienen de Latinoamérica, a su vez con una buena parte de colombianos.

Sin embargo, la situación laboral es algo completamente diferente, pues una vez radicados en España, las personas tienden a entrar en una cadena de obstáculos que les impiden acceder a trabajos debido a su situación legal relacionada con permisos de residencia, así como el hecho de no contar con referencias laborales válidas.

En ese sentido, la nueva reforma de la Ley de Extranjería que acaba de aprobar el gobierno español, y que empezará a regir para el mes de agosto, resuelve algunas de las problemáticas que tanto aquejan a aquellos con planes migrar, logrando que no solo los empresarios puedan contratar a más extranjeros directamente en sus lugares de origen, sino que además pretende que los que ya residen allí puedan regularizar su situación y obtener una mejor calidad de vida.

A qué personas que beneficiará

Estudiantes

Quienes serán principalmente beneficiados serán los estudiantes extranjeros matriculados en centros españoles, pues las personas que ya contaban con un visado de estudiante para cursar, por ejemplo, un grado o semestre en una universidad española, no podían trabajar, lo que dificulta el cubrimiento de sus gastos, pero con los nuevos cambios en la ley, podrían trabajar hasta treinta horas a la semana.

Así mismo, una vez de por terminados sus estudios, tendrá la posibilidad de quedarse un año más sin necesidad de pedir ampliación de estancia en este país, Es de conocimiento que casi uno de cada cuatro estudiantes extranjeros de grado en España proceden de países de América Latina y Caribe, cantidad que asciende a más o menos 64 % de los de máster y casi al 53 % de los de doctorado.

Con esto es evidente que España quiere que esos profesionales que se han formado en sus universidades puedan quedarse, además de hacer más llamativos sus centros de educación superior y facilitar su internacionalización en escuelas y universidades.

Reagrupación familiar

Esta novedad de la nueva reforma beneficia en gran escala a los grupos familiares, ya que muchas familias del extranjero se verán beneficiadas, teniendo en cuenta que recibirán permiso de residencia, y la autorización para trabajar de manera propia y ajena. Algo demasiado positivo, puesto que antes solo estaba permitido el acceso a la residencia.

“Hasta ahora, estas personas recibían un permiso de residencia, pero tenían que esperar para tener el de trabajo, mientras que con los cambios, cuando se renueve la reagrupación familiar, se adquirirá la autorización de trabajo”, señala positivamente la consultora.

“El sistema está tan loco que condenaba a la gente a malvivir cuando podía trabajar”, un total despropósito, denuncia Pinyol-Jiménez, relacionada con el Catálogo de Ocupaciones de Difícil Cobertura. “Se intentaba mantener y respetar la realidad del mercado de trabajo español, pero se hacía con un instrumento que hacía una radiografía nada realista de la realidad”.

Cabe resaltar que esta también se verá más flexible cuando afecten a menores, a personas con discapacidad o en situación de vulnerabilidad.

Contratación en origen

Cuando una empresa requiera la contratación de los trabajadores desde el país de origen, esta ley también va a generar grandes beneficios, pues se va a mejorar la contratación para las personas que trabajan como temporeros, las cuales van a España a participar en campañas agrícolas, obteniendo así una autorización de cuatro años en que podrán trabajar por nueve meses por ejercicio, con la condición de volver a su país luego de cada período vencido.

Arraigo por formación

Según esto, las personas que han permanecido en España en un periodo mínimo de dos años, podrán obtener un permiso de residencia de 12 meses, sujetos a un compromiso de realizar una formación reglada para el empleo, esto inspirado en un modelo existente en Alemania conocido como “duldung”.

“La idea es que las personas que están en situación irregular puedan acceder al mercado de trabajo, pasando primero por una formación. Eso sí, en sectores en los que se determina que hay una necesidad de mano de obra”, aclara Pinyol-Jiménez.