mundo

Acusan a Tesla de engañar a los usuarios en Califonia, EE. UU.

La compañía “hizo o difundió declaraciones que son falsas o engañosas y no se basan en hechos”, dice la demanda.


Un regulador de California acusó a la empresa Tesla de engañar a los consumidores sobre sus sistemas de asistencia al conductor y presentó una demanda que podría impedir al fabricante de aut omóviles vender su producción en el estado, informaron medios estadounidenses.

En su presentación, el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) dijo que Tesla publicitó sus tecnologías de piloto automático y conducción autónoma como más capaces de lo que realmente son, según reportó el diario Los Angeles Times.

La compañía “hizo o difundió declaraciones que son falsas o engañosas y no se basan en hechos”, señala la demanda, presentada el 28 de julio ante el tribunal de la Oficina de Audiencias Administrativas.

Los autos Tesla nunca podrían “y no pueden operar ahora como vehículos autónomos”, dijo el DMV, y según indicó el periódico de California. El regulador no respondió de inmediato la solicitud de comentarios que le formuló la AFP.

Getty images
Un fallo a favor del regulador de California podría tener graves consecuencias para el fabricante de automóviles eléctricos, (Foto de Toby Scott / SOPA Images / LightRocket a través de Getty Images) - Foto: SOPA Images/LightRocket via Gett

El sitio web de Tesla describe que su piloto automático tiene “una capacidad total de conducción autónoma”. “Todo lo que tendrá que hacer el conductor es entrar a su vehículo y decirle adónde ir. Si no le dice nada, el auto mirará su agenda y lo llevará allí como el destino asumido”, señala la compañía.

Sin embargo, un fallo a favor del regulador de California podría tener graves consecuencias para el fabricante de automóviles eléctricos, incluida una posible revocación de las licencias que autorizan a Tesla a fabricar o vender sus automóviles en el estado, según el Times.

Aunque recientemente, un portavoz del DMV le dijo al periódico que la agencia apuntaría en realidad a que Tesla eduque mejor a los conductores sobre sus vehículos autónomos y admita las limitaciones de su tecnología.

Cabe recrdar que los vehículos Tesla equipados con software de conducción autónoma han estado involucrados en 273 accidentes en Estados Unidos, según un informe publicado en junio por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras, que está investigando al fabricante de automóviles.

En junio, el propietario de Tesla, el magnate Elon Musk, destacó la importancia de la conducción totalmente autónoma y afirmó que sin ella el valor de su empresa sería “cercano a cero”.

Tesla se va de california

El fabricante estadounidense de vehículos eléctricos Tesla clausuró una oficina en San Mateo, en el estado de California, Estados Unidos, recortando así alrededor de 200 puestos de trabajo de su plantilla, informaron varios medios estadounidenses. Tesla no confirmó de inmediato esta información a los medios de comunicación.

Los empleados afectados estaban trabajando en el análisis de datos del sistema de asistencia al conductor denominado Autopilot. La mayoría eran empleados pagados por hora, según la agencia Bloomberg. De acuerdo con el sitio especializado TechCrunch, los 81 integrantes del equipo de San Mateo que han conservado su puesto, serán trasladados a la planta de Buffalo, en el estado de Nueva York.

El dueño de Tesla, el magnate Elon Musk, ya había afirmado durante una intervención en una cumbre económica en Catar que el 10 % de los puestos de trabajo a tiempo completo de su grupo serían recortados en los próximos tres meses, pero que el número de empleados pagados por hora aumentaría. La empresa de Musk tenía casi 100.000 empleados en todo el mundo a finales de 2021.

A pesar de este cierre en California, Tesla obtuvo resultados récord en el primer trimestre de 2022. La facturación del grupo del magnate, sostenida por un incremento de las entregas y de los precios de los vehículos, trepó 81 % a 18.760 millones de dólares. En tanto, la ganancia neta se multiplicó por siete sobre igual período del año pasado, a 3.300 millones de dólares.

Las fábricas de la empresa “funcionaron por debajo de su capacidad durante varios trimestres, la cadena de suministros se volvió el principal factor limitante, lo cual debería continuar (...) a lo largo de 2022″, señaló Tesla en un comunicado. Además de la escasez de semiconductores que afecta a todo el sector automotor desde hace un año, Tesla debió enfrentar picos de contagio por covid-19.

En su central de Shanghái, por ejemplo, el gigante de los vehículos eléctricos retomó su producción tras 20 días de parálisis de las cadenas de montaje. Tesla también debió lidiar con “la multiplicación del precio de algunas materias primas en los últimos meses”. El grupo aumentó el precio de sus autos. La firma entregó 310.048 vehículos en el trimestre, una cifra récord.