mundo

Alcalde de Nueva York denuncia que migrantes son engañados y enviados a la ciudad

La primera autoridad de la gran manzana señala mala intención de las autoridades de Texas desde donde estarían enviando a los migrantes bajo engaños.


La masiva llegada de migrantes que ingresan a Estados Unidos por Texas tiene preocupado al alcalde de la ciudad de New York, Eric Adams, aseguró que las personas que llegan por la zona sur del país están siendo obligados a subir a los buses que tienen como destino la gran manzana.

En rueda de prensa que concedió en la Terminal de Autobuses de la Autoridad Portuaria, el mandatario de la ciudad responsabilizó al gobernador del estado de Texas, Greg Abbott de la situación que tiene en aprietos la capacidad de recepción para acoger migrantes que no tienen donde vivir.

“Esto es horrible, cuando piensas en lo que está haciendo el gobernador, el gobernador de Texas”, expresó la primera autoridad de la ciudad de Nueva York.

Greg Abbott
Gobernador de Texas, Greg Abbott, es responsabilizado por la llegada masiva de migrantes a Nueva York. (Photo by Lynda M. Gonzalez-Pool/Getty Images) - Foto: Getty Images

En medio de la rueda de prensa que daba el alcalde Adams desde la estación de autobuses, llegó uno repleto de migrantes, el mandatario aprovechó para aclarar que muchos de los migrantes que llegan a Nueva York no tenían en sus planes llegar a la ciudad sino a otros destinos, pero fueron engañados para que subieran a autobuses cuyo destino es Nueva York.

En el mismo lugar donde estaba presente el alcalde, empezaron a llegar taxis con carteles con mensajes como “Solidaridad para siempre”, quienes en un acto humano esperaban a migrantes que venían en buses para trasladarlos a los refugios establecidos.

Algunos de los taxistas aseguraron a medios locales que la ciudad está abierta para todas las personas, ya que todos son migrantes o tienen alguna descendencia extranjera.

Albergues colapsados

Las leyes sobre derecho a la vivienda en la gran manzana le exige a la ciudad cuidar a los migrantes, sin importar su número, ni estado socioeconómico, sin embargo, el incremento en la llegada de personas desde otros países ha generado un problema económico y logístico de amplias proporciones.

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Eric Adams, fu noticia en las últimas semanas luego de que solicitara más apoyo del gobierno federal debido al fuerte aumento en las solicitudes de asilo de parte de migrantes latinoamericanos denominados “pendientes de asilo” o “sin techo”.

Caravana de migrantes se dirige hacia el norte hacia la frontera de los Estados Unidos y México.
El censo diario en los albergues registra a más de 50 mil personas por día, un 10% más de lo que era en la primera parte del año. Foto de AP / Marco Ugarte. - Foto: AP

Según cifras entregadas por el departamento de prensa de la Alcaldía de Nueva York, lo albergues de esta importante ciudad han recibido 2.800 solicitudes de asilo por persecución que llegan principalmente de ciudadanos latinos.

Luego de que los migrantes logran cruzar la frontera entre Estados Unidos y México, son trasladados a los refugios para gente sin techo ubicados en los estados de Arizona y Texas. Desde allí, según el mandatario local, son enviados a ciudades como Nueva York, donde no se contaría con los recursos suficientes para brindar estadía digna a los migrantes que entran ala sistema.

“Para poder cumplir con el mandato de servir como ciudad que ofrece refugio y para ofrecer refugio de alta calidad y servicios para aquellos que entran en nuestro sistema, Nueva York necesita recursos federales adicionales de forma inmediata”, señala la primera autoridad de la ciudad.

El mandatario de la ciudad insistió en la necesidad del aumento en el apoyo con recursos del gobierno federal, aclarando que aunque la ciudad de Nueva York históricamente ha sido una ciudad con los brazos abiertos para el inmigrante, el aumento repentino en la llegada de personas provenientes de otro país, pone en riesgo la calidad del servicio humanitario que se pueda prestar.

“Nueva York ha sido y será siempre una ciudad de inmigrantes y acoge a los recién llegados con los brazos abiertos. En las últimas semanas, nuestra ciudad ha visto un fuerte aumento de los solicitantes de asilo, así que pido al gobierno federal que envíe inmediatamente más recursos”, añadió el alcalde Eric Adams.

*Con información de AFP.