estados unidos

Alcalde de Nueva York dice que migrantes son enviados a la fuerza desde Texas

El alcalde también criticó al gobernador Abbott al no haber informado cuántas personas viajaban a su cuidad, ni cuando llegaban y a qué lugares en específico.


Este domingo 7 de agosto, el alcalde de la ciudad de Nueva York, el demócrata Eric Adams, dijo que los migrantes que llegan a Texas para pedir asilo tras cruzar la frontera son obligados a encaminarse a la ciudad en autobuses, sin importar para dónde quieran dirigirse estas personas.

“Nos estamos encontrando con que algunas de las familias que están en el autobús querían ir a otros lugares y no se les permitió hacerlo. Se les obligó a subir al autobús con el entendimiento de que iban a otros lugares a los que querían ir, y cuando trataron de explicarlo no se les permitió hacerlo”, manifestó Adams en rueda de prensa en la terminal de autobuses de la Autoridad Portuaria, donde se hacía la llegada de un autobús procedente del estado de Texas.

Estas declaraciones se dieron dos días después de las realizadas por el gobernador de Texas, Greg Abbott, quien informó sobre el envío del primer vehículo con migrantes hacia la Gran Manzana.

“Además de Washington D.C., Nueva York es el destino ideal para estos migrantes, que pueden recibir la abundancia de servicios de la ciudad y la vivienda de la que el alcalde, Eric Adams, ha presumido en la ciudad santuario. Espero que cumpla su promesa de recibir a todos los migrantes con los brazos abiertos para que nuestras ciudades fronterizas, desbordadas y abrumadas, puedan encontrar alivio”, dijo el dirigente en un comunicado emitido el viernes.

El alcalde también criticó al gobernador Abbott al no haber informado cuántas personas viajaban a su cuidad, ni cuando llegaban y a qué lugares en específico.

Adams dijo que a su llegada al terminal se encontró que en el vehículo solo había 14 personas a bordo, de una cantidad de 40 que Nueva York esperaba.

Circular aclara cuándo los tribunales podrían ‘eliminar casos’ en favor de migrantes

En medio de la creciente tensión que se vive en Estados Unidos sobre el aumento de la cifra de inmigrantes que día tras día intentan ingresar, de forma legal o ilegal, y que ha suscitado monumentales caravanas migrantes de Centroamérica, medios locales han revivido en sus agendas los casos sobre inmigración que se llevan en tribunales especializados de ese país.

En ese sentido, se destaca la importancia de la emisión en meses pasados de una ‘guía’ que les confiere a los jueces especializados una serie de ‘poderes extraordinarios’ que los faculta para ‘eliminar’ algunos procesos que están en sus estrados.

El memorando fue emitido en abril por la juez responsable de la Corte de Inmigración conocida como EOIR. Este responde a una solicitud tramitada a través de la llamada Ley de la Libertad de Información FOIA, emanada de agrupaciones legales que trabajan en pro del bienestar de las poblaciones inmigrantes en los Estados Unidos.

La providencia, que ha de servir de guía a los tribunales de migración para adelantar el referido retiro de procesos de su calendario o sus asignaciones, está fechada el 26 de abril de 2022.

Según explican medios especializados, la normativa abre la posibilidad a beneficios en pro de la población migrante, en casos específicos y que se orienten precisamente por una guía, bajo la que se pueden regir los tribunales para eliminar los casos del ‘calendario maestro’, permitiendo a su vez la ‘descongestión de los tribunales de inmigración’.

En ese sentido, los casos que podrán ser retirados son aquellos que versan sobre inmigrantes que ‘no tienen cargos criminales’ ni tienen ajustes pendientes ante las Oficinas de Ciudadanía y servicios de Inmigración, explican voces expertas citadas por medios especializados.

Firmada por el juez Trace Short, la guía emitida en abril brinda un marco normativo bajo el que se pueden orientar los tribunales para establecer los casos en que se puede optar por aplazar su adjudicación al interior de las instituciones, así como los escenarios en los que es factible que estos puedan ser trasladados.

En ese sentido, los jueces de inmigración están facultados para, en el ejercicio de sus funciones, asignar los casos que reciben, estableciendo a su vez la capacidad para ‘fijar prioridades’ en la cola de atención, según lo estimen pertinente.