perú

Anuncian moción de censura en Perú por escándalo de audios sobre presunto plan golpista

La funcionaria investigada es la presidenta del Congreso, María del Carmen Alva, y la moción de censura es impulsada por varios congresistas de partidos afines al Gobierno de Pedro Castillo.


En medio de la creciente polémica por la filtración de una serie de audios en los que se escucha a la presidenta del Congreso de Perú, María del Carmen Alva, referirse a lo que ha sido calificado como un presunto plan golpista para revocar el mandato del presidente de ese país, Pedro Castillo Terrones, un grupo de senadores, pertenecientes a distintas bancadas, dijeron que adelantan investigaciones frente a lo ocurrido y planean convocar a un debate de moción de censura contra la referida funcionaria.

La noticia de la intención de someter a Alva a ese escenario fue entregada a medios de comunicación locales por el vocero de la bancada del Partido Perú Libre, Waldemar Cerrón, quien también adujo que se adelantan conversaciones con otros parlamentarios de cara al eventual escenario.

En sus declaraciones, Cerrón, también señaló que, además de la situación referida a la aparición de los audios en los que la parlamentaria habla de la toma del poder, y de cómo ella, en su calidad de presidente del Congreso, asumiría la presidencia del país para convocar unas nuevas elecciones presidenciales al cabo de ocho meses, existen otros antecedentes que evidencian actuares inconstitucionales por parte de la congresista.

La bancada de Perú Libre va a presentar una moción de censura contra la Mesa Directiva, en este caso contra María del Carmen Alva, pero es necesario siempre antes de pedir una renuncia, realizar la investigación necesaria y el análisis de bancada, para que esto sea de manera responsable”, dijo el vocero del partido Perú Libre, en declaraciones recogidas por el medio peruano La República.

En su pronunciamiento, el referido parlamentario también recordó que, al igual que su partido, otras colectividades al interior del órgano legislativo, también han manifestado su disgusto por la conducta evidenciada por Alva, y que existen llamados por parte de estos a la renuncia de la presidente del Congreso.

Lo afirmado por el congresista Waldron, se refiere a lo expresado, a través de un comunicado, por la bancada del partido Cambio Democrático, cuyos miembros pidieron la renuncia de Alva, señalándole además de ser la responsable de los bajos niveles de popularidad y confianza popular con que cuenta actualmente el Congreso de Perú.

“En sus 10 meses de gestión, la presidente del Congreso no ha cumplido con lo que exige la ley, por el contrario, ha contribuido a la crisis de legitimidad del Parlamento y la falta de gobernabilidad que afronta el país”, reza el comunicado del partido Cambio Democrático, en el que se precisa que durante lo corrido del año, la tasa de desaprobación del órgano legislativo ha fluctuado entre el 82 % y el 83,6 %, de acuerdo con la medición de las encuestadoras.

En su comunicado, el partido Cambio Democrático ha indicado que Alva quiere “destituir un gobierno elegido democráticamente”, por lo que exigen la renuncia de la funcionaria.

En ese sentido, parlamentarios como la senadora Sigrid Bazán, quien recopiló a través de sus redes sociales lo que afirma Alva en los polémicos audios, ha afirmado que “frente a estas expresiones, que no hacen más que socavar la democracia, nos sumamos a lo expresado por otras bancadas: la señora Alva debe dar un paso al costado”.

Por su parte, y en una posición menos radical (no exigiendo renuncia), también se pronunció la senadora Kelly Portalatino, quien radicó el pasado 6 de junio un oficio ante el presidente de la Comisión de Fiscalización y Contraloría del Congreso de su país, para que se cite a la presidenta del Parlamento a comparecer por el contenido de los polémicos audios.

A su turno, desde posiciones de Centro, también se ha planteado la preocupación por la crisis institucional que vive Perú, refiriendo tanto los problemas de corrupción que enlodan al presidente Pedro Castillo Terrones, como a la gravedad de los presuntos planes evidenciados en la grabación de Alva.

En ese sentido, senadores como Ruth Luque, han advertido que “el silencio no es una opción. El presidente de la República debe darle explicaciones al país. El señor Silva debe afrontar investigación rigurosa, sin blindajes y la presidenta del Congreso, debe dar un paso al costado”.

Protestas contra Pedro Castillo en Perú
Protestas contra Pedro Castillo en Perú - Foto: AP Photo/Martin Mejia

Lo que dijo María del Carmen Alva en su defensa

Posterior a la creciente polémica que ha despertado la difusión del referido audio, en rueda de prensa el pasado viernes, la presidenta del Congreso de Perú se refirió a este con la intención de dar su versión de los hechos, desdeñando las acusaciones en su contra.

Sobre el surgimiento del audio, la congresista adujo que es parte de un plan para desviar la atención que actualmente se centra sobre el poder Ejecutivo, y los señalamientos en casos de corrupción que, incluso, han significado que Castillo Terrones y el exministro de Transporte sean citados a declarar por la Fiscalía (diligencia que se cumplirá el 13 de junio).

La legisladora explicó que las frases recogidas en el audio, que ahora se usa en su contra, son parte de una conversación en la que le preguntaron, previo al primer proceso de vacancia de Pedro Castillo, en el mes de diciembre de 2021, cuáles serían los hechos a seguir después de que eventualmente el proceso decidiera que el presidente debía salir de su cargo.

Alva explica que en el audio está aclarando una duda que ha sido transversal a todos los sectores políticos frente al tema, pues mientras que algunos advierten que las elecciones que le correspondería citar son generales, otros refieren que no hay necesidad de ello, pues solamente se requeriría unos comicios de tipo presidencial.

Aquí no había ningún plan”, sentenció Alva sobre los señalamientos de estratagemas para desbancar a Castillo.

En medio de la polémica frente a si existe o no un plan orquestado para dar un golpe de Estado, ahora se revivió el debate a si, frente a una eventual salida de Castillo del poder, se debería o no llamar a elecciones generales, lo que despierta opiniones divididas.