Home

Mundo

Artículo

Gimnasio, spá y un lujoso restaurante serán algunas de las comodidades que brindará el edificio que fue presentado el pasado 16 de noviembre ante miles de espectadores.
Gimnasio, spá y un lujoso restaurante serán algunas de las comodidades que brindará el edificio, que fue presentado el pasado 16 de noviembre ante miles de espectadores. - Foto: Twitter/@_Jacobandco

arquitectura

Así luce la ‘hipertorre’ de 100 pisos, con una corona en su cima, que se construye en Dubái

El rascacielos superará al edificio residencial más alto del mundo ubicado en Nueva York y los interesados en comprar tendrán que pasar por un estricto proceso de preclasificación

A Dubái no le faltan rascacielos ni excentricidades. Es una de las ciudades más imponentes en materia de lujos y arquitectura ultramoderna y quiere seguir conservando ese prestigio con un nuevo anuncio que va a seguir sorprendiendo a sus turistas.

Se trata de un nuevo rascacielos que está listo para seguir transformando el horizonte de Dubái, su característica única será una corona adornada con agujas que simulan ser diamantes y estará ubicada en la cima de la edificación.

La torre Burj Binghatti Jacob & Co Residences se convertirá en el edificio residencial más alto del mundo y estará ubicado en Business Bay, el distrito central de negocios en Dubái donde están ubicadas las edificaciones más importantes de la ciudad.

El edificio contará con un club privado y una piscina que tendrá una vista inigualable a todo Dubái. Tendrá más de 100 pisos superando la Torre Central Park de Nueva York, la que es hoy la torre residencial más alta del mundo.

Con el objetivo de llevar la marca de relojes insignia Jacob & Co a cada rincón del edificio, las habitaciones más lujosas contarán con diseños de la propia marca y un estilo característico además de tener los nombres de los relojes más representativos.

Gimnasio, spá y un lujoso restaurante serán algunas de las comodidades que brindará el edificio que fue presentado el pasado 16 de noviembre ante miles de espectadores.

“Este es el ápice de la narrativa de lujo en esta construcción evocadora, una característica distintiva que agrega más grandeza al horizonte de la ciudad”, dijo Muhammad Binghatti, CEO de Binghatti, una marca inmobiliaria líder en los Emiratos Árabes Unidos y uno de los creadores del rascacielos.

Las habitaciones tendrán diferentes características: The Sapphire Suite Collection, que consta de unidades residenciales de dos habitaciones, y The Emerald Suite Collection, que consta de tres habitaciones. Serán cinco los penthouse más lujosos y exclusivos de Dubái que estarán en el rascacielos.

La torre Burj Binghatti Jacob & Co Residences tendrá como servicio especial un salón en el que se podrán realizar eventos privados, con un material conceptual de alta calidad y con un detalle de una escala sin precedentes.

“Esta colaboración es una nueva forma de aplicar nuestro lema: “Inspirados por lo imposible”. Es un compromiso para romper fronteras y superar los límites. Nuestro motor es el ingenio y la originalidad” aseguró Jacob Arabo, presidente y director creativo de Jacob & Co.

El evento de presentación del edificio contó con una asistencia de casi 12 mil personas, quienes para poder comprar alguno de los apartamentos del edificio deben someterse a un proceso de preclasificación para evaluar la elegibilidad en este complejo de residencias exclusivas.

Dubái, la ciudad de las construcciones lujosas

Otro de los proyectos más prometedores que fue anunciado en Dubái es Moon World Resorts Inc., que será construido por una canadiense anunció. Se trata de la construcción de hoteles gigantescos con una cúpula que se asemejará a la Luna, a gran escala, pero aquí en el planeta Tierra. Será una recreación de 360 grados, que incluirá cráteres y texturas de aspecto realista.

Asimismo, según sus cocreadores, Sandra G. Matthews y Michael R. Henderson, cada Luna podría contar con una altura de 224 metros y una circunferencia de 622 metros, dependiendo de la ubicación y los permisos de planificación. Además prevén que la construcción demore unos cinco años; en 2027 abrirán al público.