mundo

Biden inicia gira asiática por Corea del Sur y Japón

Ambos países buscan colaboración bilateral.


El presidente de Corea del Sur, Yoon Suk Yeol, y su homólogo estadounidense, Joe Biden, discutirán la situación en Corea del Norte y el estado general de las relaciones bilaterales, durante el encuentro que ambos mantendrán el próximo sábado en Seúl, escala de la gira asiática que prepara el mandatario norteamericano.

Ambos líderes, según la agencia oficial de noticias surcoreana Yonhap, discutirán “la manera de hacer frente a las provocaciones de Corea del Norte”, así como la “cooperación bilateral en los asuntos de la cadena de suministro, tecnologías emergentes y otros temas relacionados con la seguridad económica”. No se descarta una visita de Biden a la zona desmilitarizada que sirve de frontera con Corea del Norte.

Estados Unidos mantiene alrededor de 28.500 soldados en Corea del Sur para disuadir la agresión norcoreana, un legado de la Guerra de Corea, de 1950 a 1953, que terminó en un armisticio, en lugar de con un tratado de paz.

Biden visitará Japón al día siguiente, una semana después de la conmemoración que se celebra este domingo 15 de mayo sobre el 50 aniversario de la devolución de la prefectura de Okinawa al gobierno japonés, al término de la ocupación estadounidense tras la II Guerra Mundial, informa la cadena pública japonesa NHK.

Okinawa alberga alrededor del 70 por ciento de las instalaciones militares estadounidenses en el país y estas han sido origen de varias polémicas en los últimos años, como el accidente de un helicóptero estadounidense en un campus universitario. También ha habido casos de personal militar estadounidense que agredió sexualmente a mujeres japonesas.

Senadores demócratas le pidió a Biden levantar sanciones contra Venezuela

Dieciocho legisladores del ala izquierda del Partido Demócrata, de Estados Unidos, le pidieron al presidente Joe Biden levantar las sanciones contra Venezuela y continuar dialogando con el gobierno de Nicolás Maduro, mientras un influyente senador republicano urgió al mandatario a no cambiar la política hacia Caracas.

En sendas misivas esta semana, 18 congresistas encabezados por Raúl Grijalva y Jesús ‘Chuy’ García, así como el senador republicano de Florida Marco Rubio, hicieron planteamientos opuestos al inquilino demócrata de la Casa Blanca.

En una carta fechada el 10 de mayo, los demócratas progresistas afirman que las medidas punitivas contra Venezuela de la anterior administración solo sirvieron para “exacerbar” la crisis humanitaria en la otrora potencia petrolera.

Exhortan a Biden a continuar el “compromiso constructivo” de la Casa Blanca hacia Venezuela, luego de que el viaje en marzo de altos funcionarios de Washington a Caracas permitiera la liberación de dos estadounidenses detenidos allí desde hacía años, así como el aparente compromiso de Maduro de reiniciar el diálogo con la oposición, suspendido desde octubre.

“Está claro que las sanciones amplias no han logrado sus objetivos”, señalaron. “A la luz de esto, y de los terribles costos humanos incurridos, le instamos a que levante todas las sanciones financieras y sectoriales de Estados Unidos que exacerban la situación humanitaria”.

Alexandria Ocasio-Cortez, Ilhan Omar, Pramila Jayapal y Rashida Tlaib, conocidas por sus posiciones de izquierda, están entre los firmantes de la carta.

Biden también recibe propuestas de los republicanos

De su lado, Rubio insta a Biden a “comprometerse a que no habrá cambios en la política de Estados Unidos, mientras Maduro continúe bloqueando elecciones libres y justas”, según una carta del 12 de mayo.

Estados Unidos y Venezuela rompieron relaciones diplomáticas a principios de 2019, tras la reelección de Maduro en cuestionados comicios.

Washington reconoció entonces como presidente interino al jefe del Legislativo, el opositor Juan Guaidó, e impuso una batería de sanciones para forzar la salida de Maduro, incluido un embargo de facto al petróleo venezolano vigente desde abril de 2019.

Rubio, uno de los arquitectos de la política de máxima presión de Trump contra Maduro, también le pidió a Biden “reafirmar públicamente” el reconocimiento a Guaidó. También deplora por “tontas” las conversaciones de la delegación estadounidense en Caracas, liderada por el asesor para las Américas en el Consejo de Seguridad Nacional de Biden, Juan González.

Este viaje se produjo luego de que Estados Unidos prohibiera las importaciones de petróleo ruso por la invasión rusa de Ucrania, lo cual alimentó especulaciones de que Estados Unidos podría reanudar la compra de crudo venezolano, algo descartado luego por la Casa Blanca.

En marzo, Rubio y el poderoso senador demócrata Bob Menéndez criticaron el acercamiento de Washington a Caracas y se opusieron firmemente a recurrir al “dictador” Maduro por petróleo.

Además de ser investigado por crímenes de lesa humanidad, Maduro fue inculpado de “narcoterrorismo” por la justicia de Estados Unidos, donde se ofrece una recompensa de 15 millones de dólares por su captura.

*Con información de Europa Press.