Tendencias
Una de las reuniones más importantes sostenidas por Biden durante su periplo por Oriente Medio fue su encuentro con los líderes de Arabia Saudita.
Una de las reuniones más importantes sostenidas por Biden durante su periplo por Oriente Medio fue su encuentro con los líderes de Arabia Saudita. - Foto: andar Aljaloud/Saudi Royal Palace via AP

estados unidos

Biden ratifica compromiso con Oriente Medio y dice que ‘no dejará vacíos’ para que lo llenen otras potencias

El Gobierno de Estados Unidos anunció una ayuda de 1.000 millones de dólares, que irán encaminados a evitar la crisis alimentaria que se deriva del conflicto en Ucrania, y la forma como ello afecta a países del golfo y de África.

En el marco de su gira a Oriente Medio, este sábado el presidente de Estados Unidos Joe Biden ratificó su compromiso con los países de esa región del mundo, afirmando que bajará la guardia en sus dianas conjuntas, advirtiendo a su vez que su país tampoco está dispuesto a abandonar espacios en las relaciones multilaterales que eventualmente representen el ‘ceder’ su influencia, dando espacio a que otras potencias intenten ocupar su lugar.

En declaraciones de Biden, recogidas por medios internacionales, el mandatario afirmó que “no nos alejaremos ni dejaremos un vacío para que lo llenen China, Rusia o Irán”, en un pronunciamiento emitido en el marco de su visita a Arabia Saudita, más precisamente en la ciudad de Yeda, donde actualmente se desarrolla una cumbre en la que participan otros gobiernos de la zona, entre los que se cuentan los miembros del Consejo de Cooperación del Golfo, además de los de Egipto, Jordania e Irak.

La posición referida por Biden, sobre el objetivo del Gobierno de Washington para no ceder su influencia en la región, se ha convertido en el eje transversal de su visita, y de los múltiples encuentros que ha sostenido durante la presente gira.

Dentro de los encuentros más importantes que ha sostenido el líder estadounidense en el marco de su vista a Oriente Medio, se destaca su encuentro con el rey Salmán de Arabia Saudita y con el príncipe heredero Mohamed bin Salmán, cuestionado y señalado como responsable del asesinato del periodista Jamal Khashoggi, en un encuentro que tuvo lugar el pasado viernes.

En dicho encuentro, según afirman medios internacionales, el presidente Biden había sentado su posición frente al caso del periodista asesinado y desaparecido, advirtiendo que su país tomaría, eventualmente, acciones, si siguiesen los ataques contra los sectores en oposición.

Frente a la situación, el príncipe heredero saudí se ha pronunciado en repetidas ocasiones para negar su responsabilidad en los hechos ocurridos al interior de la embajada de su país en la ciudad de Estambul, Turquía, en 2018.

Frente al particular, este sábado, en su intervención ante los líderes reunidos en Arabia Saudita, el mandatario de Estados Unidos exhortó a esos países a “liberar todo el potencial de sus poblaciones”, advirtiendo la importancia que para ello tendría el permitir a sus ciudadanos ejercer el derecho a expresar sus inconformidades, y a “cuestionar y criticar a los líderes sin temor a represalias”, situación que es atípica en la zona, marcada por regímenes autoritarios.

En el marco de su encuentro con los líderes de Arabia Saudita, Biden también suscribió una serie de acuerdos en materia de cooperación bilateral que responden a escenarios como energía, espacio, salud e inversión, información que, a su vez, fue dada a conocer por el propio gobierno saudí a través de un comunicado.

En el encuentro, los representantes de los dos gobiernos versaron sobre la importancia de los escenarios de cooperación, analizando a su turno el panorama que plantea la actual situación que se vive en Ucrania, y la forma como ello ha tenido consecuencias para todo el mundo, y manifestando la necesidad de trabajar en pro de la estabilidad de los mercados mundiales de energía.

En ese sentido, y como parte de los esfuerzos de Estados Unidos por minimizar la influencia de otras potencias como Rusia, China e Irán, sobre los países de la región, también se conoció un acuerdo para que Arabia Saudita conecte las redes eléctricas del Consejo de Cooperación del Golfo a Irak, movida orientada a minimizar la dependencia energética de ese país hacia Irán.

Los esfuerzos del Gobierno de Washington durante su visita a Oriente Medio también han buscado la consecución de medidas que permitan que, a través del aumento del suministro de crudo por parte de Arabia Saudita, principal productor de crudo, los precios mundiales de los combustibles puedan reducir, teniendo en cuenta los fuertes impactos que ha tenido ello en varios países, buscando incluso lograr que las tasas inflacionarias de su país puedan reducir.

Si bien el presidente de Estados Unidos admitió que la medida no tendría efectos ‘inmediatos’, reiteró que en el mediano plazo esto podría ser tangible, proyectando que los resultados buscados, de conseguirse, podrían ser tangibles a inicio o mediados de agosto.

Seguridad alimentaria

Como parte de los compromisos pactados en el marco de su gira, el presidente Biden también anunció un paquete de 1.000 millones de dólares que aportará su país para contribuir a frenar la crisis alimentaria que amenaza al mundo por cuenta de la situación que se vive en Ucrania, advirtiendo que esa destinación presupuestal tiene como principal objetivo la seguridad alimentaria de los países en Oriente Medio y el norte de África.

Este anuncio, según medios internacionales, también se enmarca en un esfuerzo de Estados Unidos por revertir algunas divergencias evidenciadas en el marco de la actual confrontación en Europa, en tanto dos de sus principales socios en la región –EAU y Arabia Saudita– se han mantenido al margen, y de momento no han seguido a EE. UU. en su propósito de aislar a Moscú, lo que marca una seria inflexión en las relaciones entre Washington y sus aliados en el Golfo.

En el marco de esa serie de esfuerzos por reforzar lazos y conseguir el respaldo, también se conoció que este sábado Joe Biden invitó a su país al jeque Mohamed bin Zayed Al-Nahyan, líder de Emiratos Árabes, para que visite Estados Unidos antes de finalizar 2022.

Tras menos de 24 horas de su arribo a Oriente Medio, Biden concluyó este sábado su visita relámpago a bordo del Air Force One. Esta fue la primera visita oficial de Biden a la región, desde que asumió la Presidencia de Estados Unidos.

*Con información de la AFP.