estados unidos

Cerraron campus en Florida por denuncia de presunto hombre armado: operativo terminó en fiasco

Según precisan medios locales, tras la detención del ‘sospechoso’, la Policía encontró que la denunciada arma que portaba el joven era solo una sombrilla.


En medio de la angustia que despierta en la ciudadanía los recientes casos de tiroteos ocurridos en algunos sectores concurridos de Estados Unidos, y como parte la polémica sobre la necesidad de regular o no el porte y uso de armas por parte de los ciudadanos, este miércoles, 17 de agosto, una nueva alarma llamó la atención de las autoridades del Estado de la Florida, más precisamente del condado de Miami-Dade, donde un informe anónimo daba cuenta de una persona presuntamente armado al interior de un campus escolar.

Pese al despliegue de las autoridades en el lugar, y el cierre preventivo de las instalaciones del campus del Miami-Dade College de Kendall, los encargados de la seguridad de la zona terminaron por confesar a medios locales que se había tratado de una ‘falsa alarma’, afirmando que el presunto individuo armado había sido localizado por los agentes enviados al lugar; no obstante, al momento de ser requerido por las autoridades y requisado, en su poder, únicamente se halló un paraguas, lo que desestimó la supuesta amenaza armada.

Según detallan medios locales, voceros de la institución habían declarado que tras la presunta detección de una persona ‘armada’, el hecho había sido puesto en conocimiento de las autoridades, refiriendo que el hombre sospechoso se movilizaba en una bicicleta, entregando a su vez otros detalles que permitieron la rápida identificación del sospechoso.

Aunque la alarma también había generado pánico entre los concurrentes al campus, habitantes de sectores aledaños y familiares de los estudiantes, se logró desestimar rápidamente, pues, en medio del despliegue de las autoridades, el hombre fue detenido, pero al ser requisado, se dieron cuenta de que se trataba de un evidente error, dejándolo en libertad, al constatar que el ‘peligroso pistolero, no era más que un prevenido transeúnte que se movilizaba con una sombrilla en su maleta ante eventuales escenarios de lluvias.

En la requisa desarrollada en contra del hombre, las autoridades no evidenciaron la presencia de armas, o cualquier otro elemento que pudiese eventualmente ser concebido como amenaza en contra de la integridad de los ciudadanos.

En su momento, a través de la cuenta de Twitter de la Policía de Miami-Dade se informó que se avanzaba en el despliegue de una operación encaminada a neutralizar a un delincuente; lo cual incurriría en el cierre de vías, advirtiendo incluso de eventuales restricciones de movilidad, no obstante, el despliegue policial fue en vano, pues el joven no representaba peligro alguno.

Tras el anuncio de la presencia del hombre armado, las autoridades habían desplegado un importante operativo con parte de su personal estrenado para esta clase de amenazas, disponiendo así el cierre de las vías del área periférica a partir de las 10:00 a. m.

Tras el cierre del campus, el lugar había permanecido bajo el poder de los delegados de los cuerpos de inteligencia de Estados Unidos, quienes recabaron en la consecución de pistas para dar con el supuesto hombre armado; diana que por su puesto no fue conseguida porque no existía amenaza tal.

Sin embargo, a raíz de la publicación de la ‘amenaza’ por parte de las autoridades del condado de Miami-Dade, a través de sus redes sociales, dando cuenta del cierre del campus, y de la existencia de un ‘sospechoso’, se creó un halo de preocupación, pues otros usuarios, además de replicar la información, manifestaron su angustia, refiriendo que en la presente jornada, se encontraban jóvenes de “tercer y cuarto año de SAS” en el campus, además de una serie de funcionarios y profesores de referida institución educativa.