mundo

Policía de Miami-Dade en estado crítico luego de recibir un disparo en operativo

El sospechoso de robo contaba con un amplio historial delictivo y murió en la acción policial.


Este martes 16 de agosto, el Departamento de la Policía de Miami-Dade confirmó ante medios de comunicación que un oficial se encuentra en estado crítico, luego de recibir una disparo tras un enfrentamiento con un sospechoso de robo.

El oficial fue identificado como César Echeverry y fue trasladado al Centro de Trauma Ryder, donde varios ciudadanos se encuentran pidiendo por la vida del policía.

“Este oficial estaba protegiendo a su comunidad, haciendo su trabajo. Todos los oficiales y la familia del oficial están aquí y estoy pidiendo que la comunidad se una a rezar por el oficial y para la familia y estamos en esto juntos y tenernos días muy duros adelante. Necesitamos que todos estemos unidos como una familia”, manifestó Freddy Ramírez, jefe de Policía de Miami-Dade.

Por su parte, el sospechoso fue identificado como Jeremy Willie Horton y, según las autoridades, fue abatido en la operación. El criminal contaba con un amplio historial delictivo.

Asimismo, las autoridades confirmaron que los detectives del Departamento de Intervención de Robos localizaron un vehículo que estaba reportado en un robo a mano armada y aseguraron que el implicado trató de huir, pero se estrelló con el automóvil de un civil.

Es por eso que se produjo un intercambio de disparos, dando como resultado la muerte del sospechoso y el agente en estado grave, mientras que las personas que se encontraban en el auto fueron trasladadas a un hospital local y según la Policía están en situación estable.

Finalmente, luego de los hechos, comenzaron a llegar más patrullas de la Policía y ambulancias, con el propósito de sellar las calles e iniciar formalmente la investigación del operativo.

Niño muere tras ser golpeado por sus padres en la Florida

La Florida se encuentra consternada luego de conocer el caso del niño de 6 años que murió al ser golpeado por sus padres, Larry Rhodes Jr. y Bianca Blaise, de 22 y 25 años, respectivamente.

El 5 de julio, las autoridades atendieron la llamada de una mujer que informó que se encontraba en las instalaciones del hotel en Kissimmee, condado Osceola, junto con su hijo. Al llegar, observaron que el menor se encontraba inconsciente y su cabeza dentro del retrete, puntualizó Univisión.

Entre tanto, el menor fue trasladado a un centro médico donde días más tarde murió. Cabe mencionar que luego de la golpiza que le propiciaron sus padres, el niño tuvo una hemorragia cerebral. Además, junto a la víctima se encontraban cinco menores más, que fueron llevados a un centro médico.

Aunque en su momento la pareja fue arrestada, logró salir bajo fianza. Sin embargo, volvió a ser capturada y debe enfrentar cargos de homicidio en primer grado, informa el medio.

Asimismo, un niño de tres años murió en el estado de Florida, luego de que sus padres lo dejaran dentro de un automóvil, durante varias horas, en medio del fuerte calor.

El hecho se registró en el Centro Educativo Lubavitch, en Miami Gardens, a donde un equipo médico acudió después de que los padres del menor, ambos trabajadores de la escuela, lo encontraron inconsciente en el vehículo.

El padre afirmó haber olvidado dejarlo allí al comienzo de su turno. Fue a ver cómo estaba el bebé después de que otros miembros del personal le dijeron que no lo habían visto en todo el día.

El niño fue trasladado de urgencia a un hospital local, donde fue declarado muerto. “Esta tragedia nos golpea. No hay palabras que puedan expresar la tristeza que sentimos”, dijo el rabino Benzion Korf, rector del centro educativo al Miami Herald.

El médico forense de Miami-Dade afirmó a medios locales que el niño falleció por exceso de calor y clasificó la muerte como un accidente.