Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Así se ve el huracán Ian pasando muy cerca de la isla de Cuba siendo categoría 1
Así se ve el huracán Ian pasando muy cerca de la isla de Cuba, siendo categoría 1. - Foto: AFP

cuba

Cuba se prepara para resistir el huracán Ian, que luego seguirá hacia EE. UU.

Cuba declaró este lunes alerta ciclónica en seis provincias del occidente de la isla ante la proximidad del huracán Ian, de categoría 1, que después de golpear a la isla seguirá rumbo a Estados Unidos.

“Ian se convierte en huracán”, afirmó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC), y advirtió que en la jornada “se espera un rápido fortalecimiento adicional”.

Defensa Civil de Cuba anunció una alerta para las occidentales provincias de Pinar del Río, Artemisa, La Habana, Mayabeque, Cienfuegos y el municipio especial de Isla de la Juventud, una ínsula 344 km al sur de La Habana, donde los vientos de Ian ya se empezaron a sentir.

“Revisamos cumplimiento de las medidas para enfrentar el #HuracánIan (...) Urge aprovechar al máximo estas horas antes de que la situación se haga más compleja. Esencial la protección de la población”, dijo el presidente Miguel Díaz-Canel en Twitter.

A las 14H00 (18h00 GMT), Ian se localizaba a 310 km del extremo oeste de Cuba, con vientos máximos sostenidos de 135km/h y se desplazaba a una velocidad de 20 km/h hacia el noroeste, indicó el reporte del NHC.

“Se espera que se mueva cerca o sobre el oeste de Cuba esta noche y temprano martes. Ian luego emergerá sobre el sureste del golfo de México” para dirigirse a Florida, agregó.

En Cuba las autoridades se disponen a evacuar a las personas de las zonas de riesgo, a establecer depósitos de agua potable y puestos médicos en lugares de posible afectación, entre otras medidas.

Ian podría tocar tierra en Cabo de San Antonio, en la provincia de Pinar del Río, según un tuit de la Presidencia, y debe atravesar el oeste de la isla o sus inmediaciones en la noche del lunes y la madrugada del martes, según los pronósticos.

Fuertes lluvias y vientos

En el estado estadounidense de Florida los habitantes también se preparan para la inminente llegada del ciclón, tras una alerta de huracán del NHC para sus costas.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, declaró el estado de emergencia en 67 condados y las autoridades se preparan para la llegada de la tormenta, que esperan además que habrá cortes de electricidad.

Ian “traerá fuertes lluvias, fuertes vientos, inundaciones repentinas, marea de tormenta (...) a lo largo de la costa del golfo de Florida”, dijo este lunes DeSantis en una conferencia de prensa en Tallahassee.

Unos 5.000 miembros de la Guardia Nacional se sumaron a los 2.000 efectivos de Tennessee, Georgia y Carolina del Norte para ayudar a enfrentar el ciclón, indicó el gobernador.

En ciudades como Miami, Fort Lauderdale y Tampa, las autoridades comenzaron a distribuir sacos de arena entre residentes proteger sus hogares del riesgo de inundaciones.

El presidente estadounidense Joe Biden dispuso además el estado de emergencia en Florida, lo cual permite liberar fondos de ayuda federal.

“Nunca es demasiado pronto para prepararse”, tuiteó la alcaldesa de Tampa, Jane Castor.

Las consecuencias de Fiona

El Caribe y algunas áreas del este de Canadá todavía están haciendo balance de los daños provocados por la tormenta Fiona, que arrasó la región la pasada semana.

Fiona se cobró siete vidas al pasar por el Caribe la semana pasada: cuatro en el territorio estadounidense de Puerto Rico, dos en República Dominicana y una en el departamento francés de ultramar Guadalupe.

Impactó en la provincia de Nueva escocia, en la costa este de Canadá con vientos de 144 kilómetros por hora que provocaron olas de 12 metros y lluvias torrenciales.

Las autoridades canadienses confirmaron que Fiona, ya disipada, causó dos muertos en Nueva Escocia y Terranova.

Las autoridades de la Isla del Príncipe Eduardo confirmaron el domingo la muerte de una persona, y las de Terranova dijeron haber hallado el cuerpo de una mujer de 73 años que, al parecer, estaba refugiada en el sótano cuando su casa fue arrastrada por las olas.

“La devastación es inmensa”, dijo el jefe de Nueva Escocia, Tim Houston, a la prensa.

Brian Button, alcalde de Channel-Port aux Basques, en Terranova, afirmó que la localidad parecía “una zona de guerra”.

“Hay gente que lo ha perdido todo, y cuando digo todo, quiero decir todo”, declaró Button a la cadena CBC News.

*Con información de la AFP.