Home

Mundo

Artículo

 El Congreso de Perú sacó del poder a Pedro Pablo Kuczynski en 2018 y Martín Vizcarra en 2020. Castillo no cuenta en este momento ni con el apoyo de su propio partido que se declaró en oposición.
Pedro Castillo tiene varios problemas judiciales en Perú - Foto: afp

mundo

Dictan en Perú prisión preventiva a la cuñada de Pedro Castillo

La audiencia tuvo una duración de casi cuatro horas.

Un juez peruano envió a prisión preventiva por 30 meses a la cuñada del presidente Pedro Castillo, Yenifer Paredes, acusada por la fiscalía de integrar una supuesta red de corrupción dirigida desde el Palacio de Gobierno.

“Dispongo la prisión preventiva para ambos imputados por 30 meses”, dijo el juez Johnny Gómez Balboa tras una audiencia de casi cuatro horas. El otro inculpado es el alcalde José Medina. La fiscalía pedía 36 meses de prisión preventiva para cada uno.

Paredes, de 26 años, está acusada de formar parte de una red de corrupción que concedía contratos de obras públicas y de lavado de activos, dirigida -según la fiscalía- por el mandatario izquierdista.

La cuñada del presidente compareció de manera virtual ante el juez desde un cuartel policial limeño, donde permanecía con prisión preliminar desde el 10 de agosto. En los próximos días debe ser trasladada a la cárcel de mujeres de Chorrillos, en el sur de la capital peruana.

Medina, el coinculpado, es alcalde de Anguía, un pueblo de la norteña de Cajamarca, región de la que es oriunda la familia de Castillo. La fiscalía dice que la cuñada y el alcalde estaban coludidos para ofrecer y adjudicar irregularmente obras de saneamiento.

Durante la audiencia, decenas de manifestantes oficialistas y opositores se congregaron afuera del tribunal y gritaron consignas en favor y en contra de Yenifer Paredes. Policías antimotines evitaron que ambos grupos se enfrentaran, pero unos manifestantes arrojaron huevos, algunos de los cuales cayeron sobre unos periodistas.

Tanto el fiscal Jorge García Juárez como el defensor de Paredes, José Dionicio Quesnay, anunciaron que apelarán. El primero para aumentar el periodo a 36 meses y el segundo para impedir su clienta vaya a prisión preventiva.

Castillo toma medidas por una supuesta persecución

El presidente izquierdista reemplazó la cúpula de la Policía Nacional de Perú (PNP), dos semanas después de que efectivos anticorrupción y fiscales allanaran, con autorización de un juzgado, la sede de gobierno en búsqueda de la investigada cuñada del mandatario.

Los cambios abarcan la Comandancia General, la jefatura del Estado Mayor General y la Inspectoría General de la PNP.

Castillo había calificado de “ilegal” el allanamiento del Palacio de Gobierno del martes 9, cuando equipos policiales y fiscales buscaron durante varias horas a su cuñada, Yenifer Paredes, acusada por el Ministerio Público de formar parte de una red de corrupción supuestamente liderada por el propio presidente y su esposa, Lilia Paredes, según la Fiscalía.

Ahora el presidente busca destituir al coronel Harvey Colchado, quien dirigió el operativo, por considerar que “vulneró” la inmunidad presidencial.

La presidenta del Congreso, Lady Camones, reaccionó a los cambios policiales afirmando que el presidente Castillo “incurre en un nuevo acto de abuso de poder en nuestra @PoliciaPeru, sin aún entender que las instituciones están al servicio del país y no para la defensa de propósitos personales”, en un mensaje publicado en Twitter.

Según la jefa del Parlamento, el ministro de Interior, Willy Huerta, será invitado a la comisión de Defensa la próxima semana “para que dé cuenta de los motivos que dieron origen a estos cuestionados cambios”. La decisión presidencial “demostraría una aparente obstrucción al proceso de investigación que viene desplegando la @FiscaliaPeru”, agregó.

*Con información de AFP.