españa

Don Juan Carlos visita España tras 21 meses en el exilio

La visita del rey emérito genera suspicacias e inconformidades en una sección de la población y el gobierno debido a los escándalos por los que era investigado, y cuyo caso fue archivado por la Fiscalía.


Este jueves, 19 de mayo de 2022, medios españoles han confirmado que, tras cerca de 21 meses en el exilio, tiempo en el que ha estado residenciado en Abu Dabi, volvió a tocar tierra hispana el rey emérito, Don Juan Carlos, quien arribó de vuelta al país a bordo de un vuelo privado que aterrizó en el aeropuerto de Peinador, en la ciudad de Vigo.

Según precisaron medios locales, como el diario ABC, el regreso de Don Juan Carlos, se dio pasadas las 7:00 p.m., hora local, y fue recibido por su hija, la infanta Elena, y uno de sus amigos más cercanos conocido como Pedro Campos.

El arribo de Don Juan Carlos, rey emérito de España tras su abdicación, para dar paso a su hijo, el rey Felipe VI, se da luego de que decidiera autoexiliarse por cerca de dos años en la ciudad de Abu Dabi, mientras cursaba en su contra una investigación por corrupción, cuya investigación se levantó recientemente.

Pese a que el rey emérito regresó a España este jueves, según una comunicación de la Casa Real, lo hará solo de visita, advirtiendo que volverá a partir en los próximos días de regreso a Abu Dabi.

Sobre la estancia estos días de don Juan Carlos en España, se precisa que disfrutará de unos días de descanso en compañía de algunos familiares y amigos, no obstante, solamente se reunirá con su esposa, doña Sofía, y su hijo, el rey Felipe, hasta el próximo lunes, cuando viaje a Madrid para asistir al Palacio de la Zarzuela.

Mientras tanto, el rey emérito permanecerá en Vigo, la misma ciudad en la que estuvo antes de partir hacia Abu Dabi en 2020. Allí, se espera que disfrute de la gastronomía, compañía de amigos, y actividades náuticas.

Su estancia en Sangenjo comenzó a ser planeada desde el pasado 2 de marzo, fecha en la que se conoció que las autoridades judiciales archivarían las causas por las que era investigado.

Aunque no se ha confirmado por parte de la Casa Real, se espera que el rey emérito, tome partida en una actividad náutica conocida como regata de la clase 6 metros, que se disputará en el club Náutico de esa localidad del próximo domingo.

Según lo previsto, según la prensa española, tras visitar a su familia el próximo lunes, el don Juan Carlos deberá regresar a Emiratos Árabes Unidos, donde actualmente reside.

Previo a su viaje a España, el padre del rey Felipe, debió notificar de su visita al monarca, y lo hizo a través de una misiva en la que afirmó que “esta visita se enmarca en el deseo de su majestad el rey Don Juan Carlos de desplazarse con frecuencia a España para visitar a la familia y amigos, y organizar su vida personal y su lugar de residencia en ámbitos de carácter privado”, recordando que esta situación ya había sido manifiesta desde el pasado 5 de marzo.

En medios españoles también ha trascendido que, tras la presente visita, el rey emérito tiene programado un nuevo viaje al país en el mes de junio, más precisamente para la semana comprendida entre el 10 y el 18 de dicho mes, donde volverá a visitar la ciudad de Sangenjo.

Pese a que durante los casi dos años de estancia de don Juan Carlos en Abu Dabi, ha recibido visitas de algunos familiares, no hay registro de algún encuentro con su majestad, el rey Felipe, por lo que su cita del próximo lunes será el fin de un largo periodo sin compartir.

Sobre la relación entre el rey Felipe y su padre, medios también señalan que esta estaría ciertamente fraccionada, advirtiendo que el actual monarca ha intentado marcar distancias con su padre, a lo que se suma que en 2020 también manifestó que renunciaba a su herencia y afirmó que le retiraría la asignación anual de casi 200.000 euros que le entregaba la corona a don Juan Carlos.

Una visita marcada por las polémicas

Según reportan medios internacionales, la vista de don Juan Carlos a España no ha sido bien recibida por algunos sectores políticos, revelando incluso que, tras el anuncio de su vista al palacio de la Zarzuela, el presidente, Pedro Sánchez se manifestó en contra de la posibilidad de que el rey emérito pudiera pasar la noche en ese lugar, señalando que es una residencia oficial, oponiéndose así a que el señalado exdirigente pudiera pernoctar allí, obligando a que este programe su estancia en Madrid, pasando la noche en casa de un amigo.

En ese mismo sentido, más miembros del gabinete de Sánchez se han manifestado, y por ejemplo, la ministra de Economía, Nadia Calviño, exigió que, en el marco de la visita de don Juan Carlos a España, los españoles podrían conocer la explicación a algunos temas de los que ha sido señalado, postura compartida por otras personas que han arremetido contra la monarquía, pidiendo que estos reciban un trato igualitario que los demás ciudadanos, en cuestiones legales.

Dentro de los señalamientos que pesan en contra de la monarquía, más precisamente de su majestad el rey emérito, se encuentran escándalos por su fortuna, e incluso por la participación en actividades de caza en África, que atentan contra la conservación de especies en peligro de extinción.

Dentro de las investigaciones que cursaban en contra del rey emérito, se destacaba una, en la que la Fiscalía intentaba precisar si el rey estuvo involucrado en cobro de coimas o comisiones por la concesión de un contrato para la construcción de un tren de alta velocidad entre La Meca y Medina, en Arabia Saudita, en 2011.

En ese mismo sentido, también había una investigación referente a una transferencia de 100 millones de dólares por parte del rey de Arabia Saudita a una cuenta suiza de la que era beneficiario don Juan Carlos situación que la Fiscalía finalmente descartó al considerarlo un regalo.

La corona también ha sido señalada por los negocios ilegales adelantados por el yerno del entonces rey Juan Carlos, Iñaki Urdangarín, quien según recogen medios como la Agencia AFP, “fue condenado en 2018 a casi 6 años de cárcel por los negocios ilegales que hizo al frente de la fundación que encabezaba”, un escándalo que también salpicó a la infanta Cristina, quien fue sancionada con una multa.