Home

Mundo

Artículo

Un trabajador de Hope House, una organización que patrocina el uso de criptomonedas en la playa El Zonte, realiza una compra en una pequeña tienda que acepta Bitcoin, en Tamanique, El Salvador. (AP Foto/Salvador Meléndez)
Un trabajador de Hope House, una organización que patrocina el uso de criptomonedas en la playa El Zonte, realiza una compra en una pequeña tienda que acepta Bitcoin, en Tamanique, El Salvador. - Foto: AP

el salvador

El Salvador completa un año con el bitcóin como moneda en curso legal | ¿Cómo le ha ido?

Un año después, muchos se muestran desilusionados, pero el presidente Nayib Bukele continúa con mucha fe en el proyecto,

La prolongada caída de su valor les preocupa y, aunque menos entusiasmados que al inicio, los usuarios confían en una recuperación. El bitcóin cumple un año como moneda de curso legal en El Salvador, con algunos planes inconclusos.

El año 2021 “ha sido bueno”, pero el valor del activo desde “hace unos cinco meses solo ha ido para abajo”, comenta María Aguirre, de 52 años, comerciante en El Zonte, un balneario famoso por el surf y por ser uno de los lugares más entusiastas en el uso del bitcóin, 60 km al suroeste de San Salvador. “Ahí seguimos tratando la manera de seguir usándolo”, añade.

De hecho, ya lo utilizaban antes de que el proyecto insignia del presidente Nayib Bukele se lanzara el 7 de septiembre de 2021, con la promesa de bancarizar a una población que en su mayoría opera fuera del sistema formal.

El Salvador se convirtió hace un año en el primer país en aceptar el bitcóin como moneda legal, a la par del dólar, su moneda desde hace dos décadas. Una medida cuestionada por el Banco Mundial, el FMI y el Banco Interamericano de Desarrollo, que advirtieron sobre su alta volatilidad.

Vista de un graffiti durante una protesta contra la circulación de Bitcoin en San Salvador el 7 de septiembre de 2021. - El Salvador se convierte el martes en el primer país del mundo en aceptar Bitcoin como moneda de curso legal, a pesar del escepticismo nacional generalizado y las advertencias internacionales de riesgos para consumidores. (Foto de MARVIN RECINOS / AFP)
Vista de un grafiti durante una protesta contra la circulación de bitcóin en San Salvador el 7 de septiembre de 2021. - El Salvador se convierte el martes en el primer país del mundo en aceptar bitcóin como moneda de curso legal, a pesar del escepticismo nacional generalizado y las advertencias internacionales de riesgos para consumidores. (Foto de MARVIN RECINOS / AFP) - Foto: AFP

El Gobierno creó la billetera electrónica Chivo, y concedió el equivalente a 30 dólares a cada usuario. Hasta enero la aplicación tenía 4 millones de descargas, según el propio mandatario, en un país de 6,6 millones de personas y con una diáspora de 3 millones, principalmente en Estados Unidos.

Bukele buscaba que las remesas que los salvadoreños en el extranjero envían al país, que representan un 28 % del PIB, se canalizaran más por Chivo y menos por las agencias tradicionales, que cobran comisiones más altas.

Sin embargo, el expresidente del Banco Central de Reserva, Carlos Acevedo, precisa que “menos del 2 % de las remesas están llegando a través de billeteras digitales, lo cual significa que por ese lado tampoco hubo beneficios”. “En un momento sí lo usé, pero como van las cosas ahora me genera desconfianza y hasta he desinstalado la aplicación”, contó Carmen Mejía, una estudiante universitaria de 22 años.

En El Salvador, muchos negocios continúan aceptando el pago con bitcoin, así sean pequeñas tiendas de barrio.
En El Salvador, muchos negocios continúan aceptando el pago con bitcóin, así sean pequeñas tiendas de barrio. - Foto: AFP

Volatilidad

Cuando se lanzó el plan, María llevaba ocho meses usando bitcóin en El Zonte, una playa amada por los surfistas, en la costa del océano Pacífico. En septiembre de 2021 el bitcóin rondaba los 45.000 dólares. Tras las primeras compras de El Salvador la moneda llegó a 68.000 dólares en noviembre. Entonces Bukele aseguró que utilizó las ganancias para la construcción de una veterinaria pública.

Luego anunció su plan para construir la Bitcoin City, una ciudad próxima al golfo de Fonseca que funcionaría con la energía térmica de un volcán. Para edificarla, emitiría unos 1.000 millones de dólares en bonos bitcóin.

Pero la volatilidad del mercado y el derrumbe de algunas criptomonedas menos sólidas arrastraron al bitcóin hacia los 20.000 dólares y retrasaron los planes de Bukele. Según un reporte de la calificadora de riesgo Moody’s de julio, publicado por la prensa especializada, el plan de Bukele ha costado 375 millones de dólares.

María Aguirre dice que en su pequeño negocio recibe a quien “quiera pagar con bitcóin”. Y recuerda que los expertos en la zona le sugirieron que “cuando la criptomoneda está a la baja no toquemos el dinero, porque si lo tocamos vamos a perder todo”.

Bitcoin El Salvador
Bitcóin El Salvador - Foto: AFP

Criptoinvierno

Aprovechando el desplome del precio, Bukele compró en julio 80 bitcoines a 19.000 dólares cada uno, con lo cual El Salvador acumula 2.381 unidades. En junio aconsejó “dejar de ver la gráfica” y disfrutar la vida, porque se trata de una inversión segura que volvería a crecer. “Paciencia es la clave”, agregó.

Para Acevedo, la idea de usar la criptomoneda “realmente no ha funcionado” y “hasta el momento ha sido una apuesta bastante fallida”. No un fracaso, “porque podría recuperarse y salir de este criptoinvierno en el que está”.

Por ahora el plan no ha conseguido la “inclusión financiera” que buscaba y el desplome del bitcóin “influye psicológicamente en la gente que no lo ve con entusiasmo”, agrega. En medio de advertencias de un posible default por una deuda pública que supera el 80 % del PIB, Bukele anunció en julio un plan de recompra adelantada de bonos que vencen en 2023 y 2025, y aseguró que el país tiene suficiente liquidez.

Esta medida hizo ceder el riesgo país, explica Acevedo, pero “es impensable que El Salvador pueda regresar a los mercados de deuda convencionales mientras el riesgo país no baje” aún más. Cheetara Hasbún, trabajadora de un hotel en El Zonte, cree que el uso del bitcóin ha sido bajo porque la gente “todavía no está convencida” de que sea “un buen método de pago”. “Hay que darle más tiempo a la moneda, así como se le dio al dólar”, concluye.

*Con información de la AFP.