mundo

“Empezaron a disparar a civiles”: Andrés Manuel López Obrador, tras muerte de al menos 11 personas en Ciudad Juárez

El presidente de México indicó que las personas fallecidas eran inocentes.


Ciudad Juárez, una de las principales ciudades mexicanas fronterizas con Estados Unidos, fue escenario este jueves de una serie de hechos violentos que dejaron al menos 11 muertos, según indicó el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

“Algo que no se había presentado y ojalá no se repita porque se agredió a la población civil, inocente, como una especie de represalia. No fue solo el enfrentamiento entre dos grupos, sino que llegó el momento en que empezaron a disparar a civiles, a gente inocente, entonces esto es lo más lamentable de este asunto”, indicó López Obrador este viernes 12 de agosto.

En un primer evento, dos presos murieron y cuatro más resultaron heridos en un motín en una prisión de la ciudad, señaló en un comunicado la fiscalía del estado de Chihuahua, al que pertenece Ciudad Juárez.

Medios locales atribuyeron la revuelta carcelaria y los atentados al cártel de Sinaloa, del otrora barón de las drogas Joaquín ‘Chapo’ Guzmán, quien purga una condena a cadena perpetua en Estados Unidos.

Posteriormente, en un ataque contra una tienda de artículos comestibles fueron asesinadas dos mujeres y otra persona resultó herida. La tienda y otros dos locales más fueron además incendiados.

Por la noche, pistoleros también asesinaron a cuatro personas, entre ellas un locutor de una radiodifusora local, que realizaban actividades promocionales frente a una pizzería.

Empleados del medio que acudieron al lugar identificaron al presentador, a un directivo y dos empleados de la emisora, observó una colaboradora de la AFP en el lugar.

“Lamento profundamente la pérdida de vidas humanas en este evento tan atroz contra Ciudad Juárez”, señaló en Twitter la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos, indicando que autoridades federales y estatales desplegaron un operativo en esta ciudad de 1,5 millones de habitantes para restablecer el orden.

Los atentados en Ciudad Juárez ocurrieron dos días después de una escalada violenta en los estados de Jalisco (oeste) y Guanajuato (centro), atribuida por el Gobierno al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), uno de los más poderosos del país.

Esos hechos dejaron un presunto delincuente muerto, 16 detenidos, así como 25 comercios quemados y varios vehículos también reducidos a cenizas.

Algunos de los ataques ocurrieron en la periferia de Guadalajara, capital de Jalisco y segunda ciudad en importancia de México.

La violencia se desató luego de que militares irrumpieron en una reunión entre presuntos capos del CJNG, según el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien la oposición atribuye una actitud pasiva frente a los narcos.

Tras la escalada de este jueves, varios sectores de Ciudad Juárez lucían desiertos, algunas universidades suspendieron las clases del viernes y el gremio empresarial de Chihuahua exigió al gobierno actuar con contundencia contra el crimen organizado.

Mueren ocho personas en ataque a bar en el centro de México

Ocho personas murieron baleadas y cinco más resultaron heridas el pasado viernes 5 de agosto en un ataque a un bar del céntrico y convulso estado de Guanajuato, informaron en ese momento autoridades locales.

Las víctimas mortales fueron “6 hombres y dos mujeres”, informó a la prensa el secretario de seguridad del municipio de Celaya, Jesús Rivera.

“Los hechos se registraron luego de que se recibiera un reporte al número de emergencias 911 sobre detonaciones de arma de fuego al interior de un bar clandestino”, sin permiso para la venta de bebidas alcohólicas, situado en la comunidad de San José el Nuevo, del municipio de Celaya, informó a su vez el gobierno local en un comunicado.

En días pasados, un periodista y empresario mexicano y otras dos personas murieron en un ataque de pistoleros contra un bar del municipio de San Luis de la Paz, propiedad del comunicador.

Próspero estado industrial, Guanajuato se ha convertido en uno de los más violentos de México debido a la disputa entre los cárteles Santa Rosa de Lima y Jalisco Nueva Generación, dedicados al narcotráfico y el robo de combustibles, entre otros delitos.

México registra más de 340.000 asesinatos y decenas de miles de desaparecidos, la mayoría atribuidos a las organizaciones criminales, desde el lanzamiento en diciembre del 2006 de una polémica ofensiva militar antidrogas.

Con información de AFP.